sábado, 17 de agosto de 2019

Las ratas alborotadas


Luego de que el presidente Martín Vizcarra anunciara en su mensaje a la nación el proyecto de reforma constitucional de adelanto de elecciones generales  y, después de  enviar dicha iniciativa legislativa a la respectiva  Comisión Constitucional del Congreso; esto, ha despertado la alarma de esos sectores más conservadores de esta comarca, estamos hablando de los golpistas, aquellos encomenderos esclavistas junto a  los fundamentalistas religiosos y los infaltables racistas.
Los medios de comunicación fujimoristas también han cerrado filas en contra de este impulso del ejecutivo, destacando entre las televisoras ATV  y sus  conocidos rostros como Pamela Vértiz, aquella que no hace mucho llamaba con términos racistas a la afrodescendiente Andriana Zubiate. Ahora esta prejuiciosa periodista y sus invitados y toda esa interminable lista de pelmazos  que perturban  las pantallas de televisión desde Mónica Delta hasta Federico Salazar, se han atrincherado cada uno en sus respectivas guaridas como América TV, Latina o la misma ATV, levantando las banderas de la ideología ultra  fujimorista. Tienen experiencia porque ya hicieron algo parecido durante  ese pasado régimen, cuando atacaban desprestigiando a todo aquel que denunciaba la corrupción y el asesinato de inocentes, ahora estos mismos medios y los mismos caretos lo hacen en contra de este proyecto de adelanto de elecciones generales.
Estos voceros de los sectores de la extrema derecha peruana, que en su momento obstaculizaron también a  cada uno de los pasados gobiernos democráticos y, que agrupa a los apristas y fujimoristas, no solo se oponen a un adelanto de elecciones generales sino que ahora están cavilando con total sinvergüencería  la  vacancia del mismo presidente de la república.
Estos ultras para  "dinamitar"  estas iniciativas del ejecutivo, utilizan maniobras, casi siempre sucias e ilegales como crear una falsa atmósfera que el presidente se está quedando solo con sus propuestas, para ello,  recurren   a la renuncia intempestiva de sus infiltrados dentro de  la agrupación de PPK.
Ya se sospechaba quiénes eran los posibles "topos" dentro de la bancada de Peruanos Por el Kambio, y que,  seguramente, tuvieron mucho que ver con la salida del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski,  solo era cuestión de tiempo  y  la coyuntura precisa para darse a conocer, y este jueves, así aparecieron, como supurentas úlceras: Mercedes Araoz, Carlos Bruce y  la congresista Choquehuanca.   
A pesar de lo que se cree y dicen lo anteriormente nombrados medios de comunicación, la salida de estos personajes de la bancada de esa agrupación política, beneficia al presidente Vizcarra, ya que estos tres personajes gozaban y gozan de un completo rechazo por parte de la población, eran una enorme piedra en el zapato para el régimen, una especie de “saboteadores” que se hacían pasar de mansas palomas, lobos disfrazados de ovejas y que atentaban contra toda buena iniciativa del presidente Vizcarra.
Es el caso de Mercedes Araoz,  que pasó  a la historia como una de las principales instigadoras de las matanzas en contra de las comunidades indígenas en Bagua.
Solo ella restó muchos votos a esa lista de PPK porque el pueblo nunca se olvidó de su tristemente papel de la “dama de Bagua”.
Otro personaje que en estos días ha abandonado la bancada gobiernista fue la congresista Choquehuanca, una exdirigente de microempresas, que defendió siempre el esclavismo como principal  forma de explotación laborar en ese importante sector productivo, salvo los titulares que en este momento acapara, después de unos días regresará  a su papel anónimo e intrascendente que siempre tuvo.
La guardia vieja de la política peruana se resiste a dejar la mamadera de este sufrido país y se ha atrincherado bajo las consignas de un “no” irracional y egoísta al proyecto de adelanto de elecciones y ahora para provocar el caos incitan la vacancia presidencia.
Estas hordas son necias y no darán su brazo a torcer porque viven del caos, de la rapiña y, de esa tierra arrasada sacan enorme provecho.
La saliva de Mauricio Mulder salpica  las pantallas de televisión cuando vocifera  acabar con el presidente, pero es inútil, porque, como el resto de su ."manada", han perdido toda credibilidad y representatividad, logrando el rechazo mayoritario de la población peruana,  porque al defender sus intereses personales defienden la corrupción, la anarquía y todo aquello que va en contra del país entero.

No hay comentarios:

El juego apro-fujimorista

Más de treinta días   lleva ya este culebrón, en el que se juega la estabilidad democrática del país entero para los siguientes dos año...