jueves, 7 de febrero de 2019

Patio trasero



Transcurrido  el tiempo prudente llegamos a la conclusión que este gobierno no da más. Este ansiolítico tuvo corta duración, fue efímero, porque solo hizo efecto mientras rodó la cabeza de keiko, faltó Alan el premio mayor, pero el  Idi Amin del aprismo tuvo el tiempo suficiente en la embajada de Uruguay para organizar a su poderoso séquito y cavilar lo que estamos viendo, la desestabilización de este régimen fortuito nacido de la improvisación.
Un gobierno vulnerable porque nadie lo eligió era lógico que tenía que mostrar pocas luces teniendo los recursos.
Hay dos países dentro del territorio peruano: uno representado por el ejecutivo y el legislativo, y el otro el que vive la mayoría de peruanos. Es la llamada República de indios y la Republica de los españoles de la época colonial y que seguimos sufriendo, lo que nos demuestra que a pesar de los dos siglos transcurridos desde la independencia política del yugo español seguimos con el mismo problema.
Dos mundos paralelos  muy distantes uno del otro.
Y esto se nota en la política, puesto que, cada decreto, cada acción, solo se hace para favorecer a todos menos a los peruanos que estamos aún en esa República de indios desfavorecidos. La preocupación y la ayuda son siempre para todo el mundo menos para los connacionales que están sufriendo el desempleo, el hambre y la enfermedad.
Comenzando este nuevo año, un hacinado gueto de la capital  fue anegado por un mar de aguas servidas y, el ejecutivo y legislativo con sus diplomáticos, más se preocupaban en buscarles cobijo y empleo a los refugiados venezolanos mientras que los pobladores de San Juan de Lurigancho estuvieron casi tres semanas sin agua potable en medio de un ambiente nauseabundo.
Es una atmosfera rala, espesa  y toxica  este capricho de las grandes mineras y los demás potentados grupos económicos que han convertido al Perú en lo que es ahora una "terra nullius" un territorio sin futuro.
Desde 1992 los peruanos sufrimos un mismo guión que a estas alturas ha perdido todo sustento ya que no encuentra solución a nuestros principales problemas, los únicos que están felices y contentos en esta juerga descomunal son los chicos realitys y los grandes grupos económicos que han puesto bustos parlantes en el gobierno que no han encontrado la manera de por lo menos no hacerse notar lo torpes que son.
Pero la esperanza es lo último que se pierde y los peruanos lo sabemos muy bien.
México hoy es un gran referente para el Perú, porque  ellos estuvieron igual sometidos a los mismos tipos de gobiernos mediocres y corruptos que debilitaban el sistema democrático y el año pasado eligieron una alternativa distinta con AMLO.
No soy izquierdista ni lo seré tampoco, pero viendo este entorno putrefacto y sin salida llegamos a la conclusión que solo un gobierno progresista o de izquierda puede sacarnos de esta desmoralizada situación.
Si el pueblo mexicano lo hizo por qué nosotros los peruanos no podemos hacerlo. Ya basta de tanto sometimiento a estos inútiles “chicago boys”, basta de este ambiente derrotista.
Basta de toda esta mediocridad y corrupción generalizada.
Definitivamente no se puede pedir peras al olmo con este gobierno de Vizcarra porque no da más, es por eso, y es urgente que deje las acciones lúdicas de creerse el paladín de la justicia  y convoque a nuevas Elecciones Generales, de lo contrario esta democracia al estilo “polvos azules” terminará como siempre ha acabado en esta patética historia de la comarca.

No hay comentarios:

Seguimos vivos

El mundo andino a retomado su territorio Casi quinientos años de dominio occidental no ha bastado Es que Wiracocha es más fuerte El gr...