viernes, 19 de diciembre de 2014

Colegios de Alto Rendimiento - COAR



Caminar entre tanta mierda es muy complicado, porque  si te distraes, puedes llegar a pisar una enorme y viscosa  masa de  caca que se te impregnara en la planta del zapato de tal forma  que el limpiarlo  te resultará  una tarea imposible.

No necesitamos tener tan cerca esa mierda para sentirnos asfixiados por su fetidez porque  solo basta conocer a que grado la corrupción ha  infectado nuestra sociedad para que nuestro  asco se vuelva incontenible.

Creí que el decadente cochambre solo era privilegio de las UGEL, y que fuera de ellas,  existían algunas  iniciativas, digamos, "honestas" para  construir un país mejor y que si se hacía  desde la educación siempre se vería esto como una labor loable y lúcida.

Cuando  nos enteramos  que el actual  gobierno iba a crear los denominados Colegios de Alto Rendimiento, me pareció una idea muy interesante,  porque ahora (creí),   los jóvenes de altos desempeños y de pocos recursos de nuestra región tendrían un centro de estudios acorde a su  desarrollo  y  sobre todo tendrían el acompañamiento de los mejores docentes  seleccionados cuidadosamente según la experiencia y sapiencia. Semejante patraña, la peor estafa y otra vez las mismas víctimas: los mejores hijos del pueblo.

Una vez más llegó una denuncia al correo electrónico de nuestro blog. En ella nos cuentan que hace unos días hubo una convocatoria para cubrir la plaza de profesores de distintas  asignaturas para el denominado Colegio de Alto Rendimiento que se va crear en la ciudad de Arequipa, para lo cual, muchos maestros se inscribieron, creyendo, quizás, que se trataba de un proceso  limpio  y justo, pero, aparentemente, esto no está siendo así, porque sus organizadores lo están realizando de una manera tan hermética y extraña  que se presta para enormes suspicacias.

En dicho proceso, el día 18 de diciembre se tenía previsto la publicación de resultados preliminares de los docentes aptos que pasarían a las siguientes  etapas, pero grande fue la sorpresa de los inscritos al ver que sus nombres no figuraban ni siquiera dentro de los no aptos,  a pesar que,  algunos de ellos contaban –inclusive-  con maestrías y doctorados. Aunado a esto, el lugar en el que se realizaría  la evaluación escrita y presencial, lo tuvieron oculto cómo se encubre los peores cochambres,  porque, según comunican, esa dirección solo lo conocerán mediante un correo electrónico los supuestos siete personajes que  salieron finalistas.

Aparentemente, esta clandestina selección  no es más que la triste y patética muestra de que esos rótulos pomposos como “Colegios de Alto Rendimiento” al final solo son la careta tercermundista,  no de un verdadero centro de estudios de alto nivel,   sino,  que los infectos de siempre lo van ha convertir  en  el triste refugio de ineficientes burócratas  elegidos a dedo por gente que les importa un carajo la honesta idea de brindar una educación con altos estándares de calidad  a los estudiantes sobresalientes y con escasos recursos de todo el país.

La educación es muy importante para el desarrollo de un pueblo pero parece que los qe están detrás de estos COAR les importa un huevo de pato la educación de los mejores estudiantes y de los sectoras más deprimidos económicamente.

A estas alturas estas malas artes subdesarrolladas ya han sido debeladas, una estafa más de un demagogo desarrollo que ha sido borrado, de un certero motazo, ese burdo rotulo de  "colegios de alto rendimiento",  de lo que es en realidad, una simple agencia de empleos de miserables infectos.





CAPITULO   II

LA CONCHA DEL COAR



En la primera parte  de esta corta  historia  de embustes  pedagógicos,  denunciamos  el descaro  y  las malas artes, como “métodos” utilizados  para  seleccionar a los docentes del COAR - Arequipa.   Al ir hurgando  más sobre el tema nos encontramos que la encargada del COAR en la región Arequipa  es la señora  Florencia Concha.

Fuimos cándidos al indignarnos de esa forma oscura de selección  porque mejor hubiera sido conocer el nombre de la persona que estaba al mando de todo esto para entenderlo mejor.

Vaya "joyita" que ahora dirige el COAR- Arequipa, porque  hace algunos años,  en el cargo de gerente de educación, –según cuentan unos jubilados del magisterio- "brilló" con una típica gestión  de  bolchevique  corrupto, porque la señora se ha hecho la fama  de que todo lo que toca lo convierte en sórdido y sucio.

Pobres niños, pobres jóvenes. ¡Qué tal estafa!

Confirmado entonces, ese COAR,  de “alto rendimiento”  solo  tendrá el nombre,  porque quedará  como  una muestra más del peor engaño que  se le puede hacer a lo mejor de nuestros estudiantes, porque unos burócratas podridos hasta el tuétano, brindarán una educación mediocre,  porque sus hacedores son mediocres, que seguramente mantendrán  todas esas taras que nos hacen girar en ese eterno subdesarrollo.

Si tú eres padre de familia y tienes pocos recursos  y piensas enviarlo a un

COAR, piénsalo muy bien, por seguridad, yo en tu lugar no lo haría, por el bien de nuestros hijos.  Miren, el mal recuerdo que nos dejó el denominado Colegio Mayor creado por  Alan García, los alumnos fueron recibidos no con abrazos y buenas acciones sino con  un "suculento" plato de ají de gallina envenenado, muchos estudiantes terminaron  hospitalizados por intoxicación que sufrieron.

¿y por qué ocurrió esto?, por la sencilla razón, como ahora sucede con el COAR,  no seleccionaron  eficientemente  al personal que ahí labora.

                                         

                                                             CAPITULO III



Esta novela continua, no solo en la selección de estudiantes para el COAR, que últimamente va acompañado  de numerosas quejas de parte de los padres de familia; sino que al final estos COAR está siendo el reducto de docentes sin experiencia, improvisados, porque son los únicos que aceptan las paupérrimas condiciones laborales, generalmente, compuestas de cortos periodos de  trabajo que van de una mes hasta tres meses.

El tercermundismo en su mayor expresión, con su corrupción, caos, improvisación, relajo,  y un largo etcétera, son los lineamientos y la atmósfera que rodea a los COAR, en donde, los mejores estudiantes seguramente serán corrompidos con el más puro subdesarrollo de los que,  supuestamente, con el ejemplo, deberían brindarles valores y una visión más alejada de todo este aniego de mierda que ha cubierto a toda la educación pública peruana y en todos sus estratos, y que hoy  necesita una urgente reforma y un proceso muy minucioso de limpieza. No lo decimos nosotros, simplemente, está a la vista.  

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojala que si la corrupcion es asi como dices algo quede en sus cabezas y no hagan daño a esos niños q mas alla de estar o no en ese colegio merecen respeto y creo que la poblacion debe levantarse y desaparecer a los corruptos desde raiz

Anónimo dijo...

en el COAR si hay fraude yo lo se porque yo participe como estudiante, y me di cuenta en los resultados finales que los compañeros que habían ingresado de mi aula eran aquellos que se habían puesto a llorar en plena jornada y aquellos que no destacaron en la jornada vivencial

Anónimo dijo...

También participe y en mi colegio niñas que ocuparon casi los ultimos puestos ingresaron y yo que saque 2 puesto general en toda los segundo y en la academia también respondia en los primeros puesto nada

Anónimo dijo...

Si esto es un fraude, se supone que estos colegios son para alumnos de baja condición económica y estuve revisando la lista de ingresantes y hay chicos que tienen casa propia, automóvil, y hasta seguro de EsSalud. Que gran corrupción.

Seguimos vivos

El mundo andino a retomado su territorio Casi quinientos años de dominio occidental no ha bastado Es que Wiracocha es más fuerte El gr...