sábado, 17 de marzo de 2018

El oscurantismo del INC



Es como un agente extraño que  no termina de infectar el cuerpo receptor.
Este gobierno de PPK hace agua por todos lados. A sido hasta ahora la más grande equivocación que hemos cometido los peruanos y que nos puede costar caro porque pone en riesgo a la actual democracia. Se empeña en verse como el más  flojo y lerdo, y su  ineptitud es tan exagerada que hasta parecería que fuera adrede como calculado  con el despropósito de acabar  con todas aquellas tímidas concesiones sociales que se han ido dando  en materia social y cultural en estos diecisiete  años.
Esta falta de liderazgo y criterio que estaría mostrando el actual  régimen está provocando dentro de otros problemas que los organismos del estado se vean infestados  por un ejército de burócratas pertenecientes al más extremo conservadurismo,  ese que destaca por su intolerancia racista e hispanófila  y fundamentalista religioso que a través de la historia han  hecho mucho daño  no solo a nuestro país sino a  otros en América latina.
Desde sus escritorios con el alba comienzan su eficaz tarea que consiste en  impedir y obstaculizar o destruir toda aquella acción que busca  resaltar a nuestra cultura andina. Todo ese patrimonio cultural peruano sea indígena y andino corre peligro en las manos de estos supuestos protectores que al final terminan  siendo sus más terribles verdugos.
Están en busca de todo símbolo o escultura o  todo aquello que muestre en su arte el renacer del orgullo andino o por lo menos que lo sugiera.  Estos topos destruyen cualquier iniciativa de este tipo.
Sus mentes de fundamentalistas religiosos le hacen confundir armoniosas esculturas precolombinas con imágenes paganas ofensivas a sus conocidos iconos cristianos;  en resumen resaltan lo hispano, colonial y católico en desmedro de la tolerancia, la apertura y el dialogo que permite la muestra de una bella  efigie quechua.
Con gente como esta, este país  de los incas y sus descendientes que conforma  la gran mayoría de peruanos estamos prohibidos con total descaro de aprender quechua y  utilizan toda la fuerza coercitiva del poder con  sus resoluciones.
Estos grupos son tan intolerantes que buscan cualquier excusa para destruir figuras alusivas  a ese pasado milenario que tenemos los peruanos, como lo que está ocurriendo en el Cusco en la zona de Calca en donde el ministerio de cultura mostrando todo lo mencionado anteriormente se ha propuesto una “guerra santa” en contra de una imponente escultura de Wiracocha que un museo del lugar había construido.  
El actual ministro de cultura Alejandro Neyra  y su resolución ministerial Nº 060201 MC, busca la destrucción de esta magnífica escultura andina, demostrándonos que estamos viviendo una período oscuro, una especie de "santa inquisición" en contra de todo lo andino, claro, disimulado con miles de escusas descabelladas y ridículas.
Con este tipo de ministros y resoluciones  nos indican que en el Perú el principal problema no es  el capitalismo ni el comunismo, sino, sigue siendo el tema étnico,   porque  existe un grupúsculo de gentes muy influyente e intolerante dentro de muestra sociedad que sigue pensando en imponernos  a todos los peruanos un utópico país criollo y católico.

No hay comentarios: