lunes, 23 de enero de 2017

La Yihad conservadora contra Kuckzynski

Desde que tengo memoria la comarca está dominada por conservadores  y estos “Hermanos devotos”   además de fanáticos  son arrogantes  ya  que tienen enorme influencia en las principales instituciones del Estado; sobre todo en la  educación, por esta razón los peruanos desde  pequeños  aprenden comportamientos y pensamientos que les servirá de mucho para que en el futuro sean unos conspicuos conservadores  ya que les implantaran alarmas que se activarán  ante cualquier señal de pensamiento racional,  avance social,   modernidad  y  tolerancia, creando para el respetuoso, foráneo o cosmopolita  una atmósfera espesa y antidemocrática  de  república fundamentalista católica. Y esto se notó  hace unos días cuando la justicia peruana  libró de toda culpa a unos miembros del denominado Sodalicio  de las terribles denuncias de abuso a menores.
En las pasadas elecciones para presidente,  apenas las encuestas dieron como seguro ganador  a PPK (Pedro Pablo Kuckzynski)  unos monjes bien resguardados  tocaron las puertas de su domicilio, dijeron que iban a saludarle;  pero también seguramente aprovecharon  para sutilmente  (como solo ellos lo saben hacer) advertirle ante  cualquier mínimo intento  de reforma social.
En estos meses  PPK  ha sido moderado en su actuar  y  en su última entrevista al conservador diario Correo  ese pasado  lenguaje moderno y liberal que acompañaba  con una  flauta  hoy ha sido reemplazado por uno más aprensivo y escueto que ante la pregunta difícil y provocadora  un firme y rotundo NO dejaba claro que el entorno ultra conservador  ya no estaba  para más juegos ni saltitos. Los conservadores lo  tienen del cogote  y sus pasquines no le dan respiro cuando comentan que su aprobación está en picada y levantan la voz  -sin medir sus consecuencias-  para amenazar  sobre una posible vacancia,  alimentando  el  clima de inestabilidad política que intoxica a esta neonata democracia que difícilmente  sobrevive  por estas enormes piedras puestas en el camino. Y si con la primera arremetida PPK continuaba con esa sonrisa sarcástica,  esta fue borrada totalmente  cuando lo llevaron  a la casa del cardenal  Cipriani para reunirse con la devota Keiko Fujimori. Esta escena tenía que ser vista a nivel nacional, PPK  acosado y rodeado de conservadores  y,  arrodillado  jurando que este medioevo no será tocado ni removido  un solo milímetro.
El mazazo lo inició la  salida del ministro de educación Jaime Saavedra  que más parece fue hecho por los fujimoristas con el único fin de hacer notar sus músculos defendiendo siempre la misma causa  ultra conservadora.
Vivimos como la República Popular China sin lugar a dudas, ellos mantienen el liberalismo solo en la economía jamás en otros campos. Aquí en el Perú, ese liberalismo económico nunca traspasará las fronteras de lo social y educativo   porque PPK y Keiko de rodillas así lo han asegurado.
La democracia y el respeto a los derechos fundamentales de las personas  incomoda  a ese conservadurismo medieval  cargado de enorme fundamentalismo  religioso y  sus ayatolas se obstinan en hacernos  ver frente al mundo democrático y civilizado como una especie de anacrónico Irán al peculiar estilo peruano.

No hay comentarios: