sábado, 18 de noviembre de 2017

Olenka

El trabajo asfixiante y absurdo continuaba, acompañado -como no- por esos rostros homogéneos que ayudaban en mucho para aumentar ese insufrible fastidio.
Pero, apareció ella la brisa perfecta, fresca, Joven, delgada y de aspecto universitario. El oscuro pelo lacio le cubría medio rostro, regalándonos piadosamente unos ojos pardos impresionantes, fiel reflejo de una natural belleza que hacia maridaje perfecto con su sonrisa únicas culpables de que en ese momento el pecho anudado estuviera a punto de estallarme.
Mi respiración aumenta cuando hablo de ella, me ajito, es que, es hermosa y precisa. Es ese frustrado deseo que de vez en cuando me paralizaba, el sillar insuperablemente perfecto para ser moldeado, el vino joven con la añada precisa para ser catado. No se debía esperar más, tenía que ser mía para siempre.
Los días fueron transcurriendo y el poco tiempo que me dio la providencia se iba extinguiendo de manera inmisericorde. Entre artificios y bromas, testarudo tanteaba sutilmente su tolerancia a mis -a veces- atrevidos cortejos. Cada paso dado para tenerla estaba milimétricamente calculado, no podía fallar, -es que no siempre se tiene la oportunidad de estar tan cerca de semejante bocadillo-.
Y así  fue  cómo aquel flirteo mañosamente camuflado en conversaciones y sonrisas intrascendentes parecía que por fin estaba dando sus frutos. Pero, ¡Maldición! No conseguía hallarla sola. Solo necesitaba unos segundos con ella, hasta que al fin sucedió.
Ella estaba ahí, toditita para mí. El pecho nuevamente sentía que me iba a estallar. La llamé con un gesto y mirándome se cruzó de brazos apoyándose en la pared. Sin esperar respuesta alguna, sonriendo, de un jalón la traje hacia mí. La sujeté de sus brazos mientras sentía la suavidad de sus frágiles extremidades. Su mirada sorprendida, mostraban a una fierecilla domada y sometida a merced de su nuevo y esta vez diestro amo, -cuantos rostros parecidos se entremezclaban cadenciosos con esa grata imagen-. Qué frágil se la veía sujeta a mí y mi mano acariciando su mejilla y preparándome el terreno para que pudiera probar esos deliciosos labios. Me gusta demasiado y ni siquiera la conspiración de todas las fuerzas de la naturaleza podrían en ese momento apartarme de ella.
El lugar de pronto se torna “peligroso”, unas sombras se van acercando cada vez más, ya queda poco tiempo y los segundos se van acabando, no, ella sigue aquí conmigo dispuesta, pero ya  es tarde, escucho sus voces y la libero. Agitado y con el rostro desencajado, pero con una sonrisa imborrable, pongo cara de cojudo y que aquí no pasó nada. La pierdo de nuevo entre toda esa gente impertinente que se la llevan. Y dentro de mí –a pesar de mi positivismo- sé que es la última oportunidad. Nunca más la tendría cerca. El cielo no existe ni siquiera en vida.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Las cartas de Camus a su amante

Él la llama "Mon amour chéri", ella le responde "Mon cher amour". La correspondencia amorosa entre el escritor Albert Camus y la legendaria actriz franco-española María Casares, publicada esta semana en Francia, arde de pasión.
"Sus cartas hacen que el mundo sea más vasto, el espacio más luminoso, el aire más ligero, simplemente porque existieron", escribe Catherine Camus, hija del premio Nobel de Literatura, que promovió la publicación de estas 865 misivas inéditas que publica esta semana Gallimard.
María Casares y Albert Camus se conocieron en París el 6 de junio de 1944, día del desembarco aliado en Normandía de la Segunda Guerra Mundial. Ella tenía 21 años y él 30 y estaba casado con Francine Faure, madre de los gemelos Catherine y Jean.
Cuando ambos amantes se conocen, Francine se halla en Argelia. Regresa a París en septiembre y María, destrozada, rompe con Camus. El autor de "El extranjero" está desconsolado. "Mire hacia donde mire, solo percibo la noche (...) sin ti ya no tengo mi fuerza. Creo que tengo ganas de morir", le escribe Camus.
La separación durará cuatro años. Pero, el 6 de junio de 1948, Camus y Casares se cruzan por azar en una calle de París. No volverán a romper.
Sus intercambios epistolares son casi diarios. Hablan de su trabajo (Casares se halla a menudo de gira en Francia y el extranjero), se ponen al día con los chismes, pero ante todo se impone su pasión amorosa.
Camus escribe a su "pequeña gaviota", su "trucha negra", su "sabrosa". Las cartas son ardientes. "Estoy impaciente. Imagino el momento en que cerraremos la puerta de tu habitación", escribe Camus. "Estoy que ardo, por dentro, por fuera. Todo arde, alma, cuerpo, encima, debajo, corazón, carne (...) ¿Lo has entendido? ¿Bien entendido?", escribe Casares.
"Esta correspondencia, ininterrumpida durante 12 años, muestra el carácter irresistible de su amor", escribe Catherine Camus en el prólogo de este libro de más de 1.300 páginas.
Su amor es fusional. Mientras María triunfa como actriz en Argentina, en octubre de 1957, Casares escribe "las palabras de agradecimiento que tuve que pronunciar, las pronuncié pensando en ti". Una semana más tarde, Camus fue coronado con el Nobel de Literatura. Él le envió un telegrama: "Nunca te había echado tanto de menos".
La última carta de Camus a su gran amor está fechada del 30 de diciembre de 1959.
"Última carta", escribe el escritor de forma premonitoria. Instalado en su casa del sureste francés desde noviembre de ese año, anuncia a su amante que finalmente regresará "por carretera" a París el 4 de enero.
"Hasta pronto, mi preciosa. Estoy tan contento con la idea de volverte a ver, que me río mientras te escribo (...) Te mando besos, te abrazo contra mí hasta el martes, cuando volveré a hacerlo".
Camus no llegó nunca a París. Murió en un accidente de auto en su camino hacia la capital.

María Casares falleció en 1996, a los 74 años.
Fuente: AFP

sábado, 11 de noviembre de 2017

El síndrome del tercermundismo

El 19 de noviembre los chilenos acudirán a las urnas. Si ningún candidato obtiene más del 50% de los sufragios, los dos más favorecidos (de un total de ocho) volverán a aspirar el 17 de diciembre. Según todas las encuestas, Sebastián Piñera, cabeza de la centroderecha, será nuevamente el jefe del Estado chileno en la primera o en la segunda vuelta. Ya lo fue, exitosamente, entre el 2010 y el 2014. Lo sustituyó, sin gloria, Michelle Bachelet, que sale de la presidencia con el aproximado rechazo del 70% de los chilenos y el aprecio del 30 restante.
 Hasta ese punto no hay nada sorprendente, salvo la historia de la evolución económica y social de Chile y el miedo al éxito de una parte sustancial de la población de ese país. Es lo que llamo “el síndrome del tercermundismo”. Son ese conjunto de síntomas, basados en supersticiones ideológicas, que impiden que ese país (como sucede con toda América Latina) finalmente se transforme en una nación del Primer Mundo.
 Hasta 1970 Chile fue una nación en la que convivían la democracia con la injerencia constante del Estado. Era un país libre, pero gris, sometido a una serie de controles que ahogaban la creatividad de sus emprendedores. Ese año fue electo Salvador Allende con un tercio de la votación, pero quiso emprender una revolución social inspirada en el ejemplo cubano, curso que contradecía sus promesas de campaña y el documento que tuvo que firmar con el Parlamento para acceder a la presidencia.
 El experimento se saldó en 1973 con una grave crisis económica, inflación, desabastecimiento, atropellos judiciales y, finalmente, el golpe militar de Augusto Pinochet.
Los 17 años de Pinochet fueron duros. Hubo unos tres mil asesinatos y miles de chilenos marcharon al exilio para escapar de las cárceles y la tortura. La Democracia Cristiana, que en un principio apoyó el golpe, muy pronto se opuso a los militares. Sin embargo, como Pinochet tenía una idea muy borrosa de la economía, contra el consejo de algunos militares estatistas (como casi todos), les entregó esas actividades misteriosas a unos jóvenes académicos que se habían formado en Chicago bajo el magisterio de Milton Friedman, o en Harvard, donde tampoco eran ajenos a la influencia intelectual de los defensores del mercado y de la versión moderna del laissez faire. En ese punto comenzó la leyenda de los Chicago boys.
 La reforma de la economía tuvo éxito. Al principio, naturalmente, hubo tropiezos, pero en 1990, cuando los chilenos retoman la democracia como método de gobierno, el país estaba encaminado en la dirección correcta. Chile crecía espectacularmente, y la oposición, ya instalada en la Casa de la Moneda, tuvo el buen juicio de no cambiar lo que funcionaba estupendamente: el modelo económico. No regresó al Chile preallendista, sino inauguró la etapa pospinochetista sobre las bases sólidas que les habían dejado los Chicago boys, hasta que la señora Bachelet, en su segundo periodo, comenzó a involucionar hacia el pasado.
 La gran contradicción es que muchos de los que rechazan a Piñera lo hacen por las malas razones. Siguen creyendo en la Teoría de la Dependencia –esa idiota manía de culpar a las naciones desarrolladas de la pobreza del Tercer Mundo–, sin preguntarse quiénes han tratado de impedir a los cuatro dragones asiáticos dar el salto a la prosperidad. O sin estudiar cómo Israel comenzó exportando naranjas y hoy exporta aviones, medicinas y software. Incluso el caso de Irlanda, ahora un país bastante más rico que el Reino Unido del cual se separó.
 Chile está a punto de entrar en el Primer Mundo. Excede los 24,000 dólares per cápita de PIB medido en paridad de poder adquisitivo, sólo tiene un 6.5% de desempleo, y existe una gran movilidad social en un país que hoy está sustancialmente habitado por clases medias. Si mantiene el gasto público bajo, se aparta del capitalismo de amiguetes (crony capitalism), erradica la poca corrupción que existe, sostiene un sistema competitivo que aumente la productividad, y es capaz de alentar a los emprendedores e innovadores, será la primera nación de América Latina que logre derrotar el subdesarrollo, algo que pudiera anunciarse en los próximos cuatro años.
 Para el resto de América Latina es muy importante que exista esta excepción. Será la señal de que no hay nada en nuestro ADN que impida que los latinoamericanos prosperen, abandonen los vagones pobres y mediocres de la civilización y se incorporen a la locomotora del planeta. Pero para ello es menester que Chile triunfe claramente. Cuando eso suceda, nadie tendrá el derecho de convocar a revoluciones absurdas y sangrientas, como sucede en la Venezuela del chavismo o en la Cuba irreductiblemente estalinista de Raúl Castro. El camino es otro: el del mercado, la competencia y la libertad. El que Chile emprendió hace varias décadas.

POR CARLOS ALBERTO MONTANER 

domingo, 15 de octubre de 2017

Paolo Guerrero y diez más

Pocas veces en el balompié  mundial se ha visto la aparición de este tipo de jugadores. En su época los argentinos lograron  hacerse de la copa del mundo de México 86 solo  gracias a los pases  y goles de Diego Armando Maradona.  Lo mismo ocurrió   con el notable delantero Andriy Shevchenko,  su fuerza y contundencia llevó a su equipo  ucraniano  hasta los cuartos de final de Alemania  2006.
Así  como los dos casos anteriores  la selección peruana tiene  hace buen tiempo la importante presencia de Paolo Guerrero. Y si quedaba alguna duda, el último encuentro con Colombia nos confirmó  que estamos frente a un futbolista de otro planeta.
A pesar de estar con una fiebre de 39 grados causada por un resfrío, esa noche fue el mejor jugador en la cancha. Fue su gol el que nos aseguró el repechaje con la pequeña y dura nueva Zelanda.  
Por lo visto en estas eliminatorias, es el único en el seleccionado peruano que merece mostrarse en un mundial tan competitivo como el  que se avecina, porque tiene la suficiente categoría de los grandes cracks del momento. Su juego, su garra, su técnica no tiene nada que envidiarle a cualquier figura del Barcelona o del Real Madrid o del mismo Juventus.
Esa moche con Colombia mientras el resto del equipo cabizbajo se rendía  resignado con la derrota y la eliminación,  una  pelota detenida  dio la posibilidad  para que Paolo con su golazo limpie de telarañas  ese travesaño cafetero, reviviendo las esperanzas de un pueblo peruano maltratado por los bajos sueldos,  la inequidad  y la impunidad de la prole de genocidas y rateros.  
El “sufre peruano sufre”  de Tongo parecía escucharse esa noche pero todo cambio con ese tanto, fue en ese momento que se impuso el clásico y agradable  “Perú Campeón” canción que –dicho sea de paso-  lo intentan opacar en estas épocas neoliberales  porque por mala suerte se creó en los tiempos del gobierno izquierdista  de Velazco Alvarado.
Soy honesto, este empate y el repechaje se lo debemos a Paolo Guerrero, sin desmerecer al trabajo del  equipo técnico y el irregular accionar del resto de jugadores. Pero si queremos ser objetivos e imparciales y nos remitimos a lo que hemos visto en la cancha, podemos decir que nuestra presencia  en Rusia el próximo año solo dependerá de este jugador.  
No puedo cegarme  con triunfalismos por ese  engañoso puesto n°9 en el ranking de la FIFA, sabiendo  que el último fin de semana vimos a Alianza, Universitario, Cristal o cualquier otro cuadro de provincias, con ese conocido juego soporífero dentro de estadios vacíos  y un gramado, en algunos casos, sintético y rodeados con carteles publicitarios de madera  y metal oxidado como en los lugares más pobres del planeta  junto a una  pésima organización  y como poniendo la cereza a la torta  la  mediocridad de los dirigentes.
Según todo esto, es un milagro que la  selección peruana esté peleando un repechaje, y definitivamente ese “milagro” tiene un nombre,  y ese es Paolo Guerrero.
PPK amenaza con soltar al “Chino”, y la hija de este, ha demostrado que es el personaje  más poderoso del país al salir otra vez impune de las acusaciones que tenía en su contra. Pero todo este aniego de mierda hoy no interesa, lo único que importa  es que la selección peruana clasifique al mundial,  y claro, ese objetivo solo será posible si es que Paolo Guerrero así lo quiere, pero por lo visto, parece que está hecho de hierro. 

viernes, 6 de octubre de 2017

Aztecas e incas emparentados genéticamente con pueblos de Siberia

Un grupo internacional de genetistas ha demostrado que los aztecas, los incas y los iroqueses son parientes cercanos de los pueblos de Altái, una región de Rusia situada entre Siberia Central, China y Mongolia.
Hace tiempo que los científicos sabían que los indios americanos tienen un parentesco cercano con los pueblos de Altái. La hipótesis sobre la migración de los pueblos altaicos desde Siberia a través de Chukotka, en el noreste de Rusia, y Alaska continuando hacia el sur hasta llegar a la Tierra del Fuego apareció hace un siglo. Desde entonces, investigadores de distintas universidades del mundo han intentado demostrarla.
A finales de 2015, el genetista ruso Oleg Balanovski puso punto final a esta cuestión.
En 2013, las dos revistas científicas más prestigiosas del mundo, Nature y Science, publicaron artículos sobre el análisis del genoma completo de los indios americanos y de sus antepasados siberianos. Estos se compararon con los de la población de todas las regiones del mundo.
En la primera investigación se estudiaron los genomas de 48 personas de Brasil. En la segunda, 31 genomas de población procedente de toda América y de Siberia.
En ambas investigaciones se confirmó que los antepasados de los indios americanos llegaron al continente hace unos 20.000-30.000 años desde Siberia.
Después de la publicación de estos artículos, Balanovski decidió llevar a cabo un estudio a mayor escala.
Durante la primera etapa de la investigación, los científicos analizaron muestras de ADN. “En nuestro biobanco tenemos más de 25.000 muestras de miembros de 90 grupos étnicos de Rusia y los países vecinos”, comenta Balanovski a RBTH.
En la segunda etapa se analizaron distintos marcadores del ADN obtenido de las muestras de sangre: el cromosoma Y, que se hereda por línea masculina, el ADN mitocondrial, que se transmite por línea femenina, y otros cromosomas que se combinan entre los dos progenitores.
Como resultado, los científicos han podido asegurar que los indios americanos están relacionados genéticamente con los pueblos de Altái. Pero durante la investigación se ha realizado otro descubrimiento. “Además de los antepasados siberianos, en algunos indios hemos encontrado una misteriosa relación con la población de Australia y la Melanesia, islas que se encuentran en el océano Pacífico. Es algo sorprendente, ya que estas regiones se encuentran prácticamente en las antípodas”, aclara Balanovski.
 ¿Cómo llegaron los indios a América?
Los científicos ya han averiguado cuál fue la ruta por la que los indios llegaron a América desde Altái. “El lugar que ahora ocupa el estrecho de Bering antes podía cruzarse a pie. Durante la glaciación, el agua se convirtió en hielo y el nivel del océano mundial descendió”, explica Balanovski.
El experto añade que por ahora no queda claro si la migración desde Australia y la Melanesia se produjo por mar o por tierra a través de la cadena de las islas Aleutianas. Los arqueólogos siguen intentando desvelar esta cuestión.
“Esta investigación confirma la hipótesis de que los pueblos de Altái son parientes de los indios americanos. Hemos conseguido dar con una prueba irrefutable de ello”, comenta el genetista Valeri Ilinski, investigador del Instituto de Genética General de la Academia Rusa de Ciencias.

RBTH

sábado, 30 de septiembre de 2017

Cataluña y el país de idiotas


Quien diría que  en el  idioma que algunos pueblos hablan podemos encontrar ciertos datos acerca de cuan torpes son cuando se ponen a resolver sus problemas internos. Lo vengo vociferando casi en solitario hace buenos años  y hay algunos (muy pocos para ser honestos)  que lo toman en cuenta pero el consuelo está cuando lo mencionan en actos públicos en donde logro reconocer que son de mi autoría.
Pero regresando al tema, el idioma dice mucho acercar de la habilidad que tienen los pueblos para resolver sus problemas. Por ejemplo en el idioma inglés (así como en el quechua)  con  una palabra definen  muchas acciones y coincidentemente  a través de su historia  los pueblos anglos (así también el quechua en su apogeo) han sabido resolver sus más complicados conflictos siempre de forma pragmática y lucida sin hacerse mucho problema; en cambio los que nos comunicamos con el idioma español, llámese  castellano, encontramos dentro de este lenguaje  que para nombrar cada acción realizada existe un sin número de expresiones complicando su aprendizaje y comprensión para el que recién lo está aprendiendo, coincidentemente los españoles  (y también para mala suerte la América hispana) al tratar de resolver sus problemas y teniendo las soluciones a la vista, eligen el caminos de la testarudez de la irracionalidad  del fundamentalismo religioso, en resumen de esa conocida torpeza que a través de los tiempos siempre los ha llevado por el caminos del caos, la disgregación,  el estancamiento y la decadencia.
Y con el tema catalán se nota todo lo que afirmamos. Hoy el estado español ha elegido el mismo camino de siempre, el peor y más lerdo, otra vez y parece paradójico, siendo una tierra apegada a la mierda del toreo,  no agarra a ese mismo toro por las astas. Madrid ha elegido la  burla  y el menosprecio, la represión, para un problema que solo se resolverá, aunque cueste creerlo, con la construcción de una nueva España, una  que se ajuste a los nuevos tiempos: republicana  y federal. Esta sería la solución para un paciente que aún se puede salvar, que es la unidad de ese país.  
Parece sencillo pero en la realidad es casi imposible  teniendo en cuenta  las características que describimos anteriormente.
Es incomprensible que se continúe con  una monarquía que arrastra esa sombra decadente que se obstinó  al igual que ahora a no hacer  los cambios que se necesitaron y se necesitan. Esa terquedad fue la que desencadenó el atraso y la posterior pérdida de Cuba, Filipinas,  Guam y Puerto Rico  en 1898, restos de su pasado imperio colonial, esa misma torpeza, -lo reitero-,  hoy  podría causar la peor de las salidas  para el tema de la independencia de Cataluña.
El circulo no se ha cerrado en la historia reciente española. Lo que ha surgido  después del periodo de transición es solo una España franquista  maquillada burdamente que oculta lo que realmente hay detrás, un careto moldeado con tiranía, cadáveres, soberbia  abusiva y un lenguaje confrontacional  que disocia al pueblo español y, claro, esa corrupción que dejó el franquismo. Cuatro décadas han pasado desde que murió el generalísimo  y su estado sigue existiendo y una muestra de ello fue la investidura del nieto de su principal heredero político,  coronado con las cabezas rotas de los manifestantes que exigían un plebiscito democrático para determinar si continuaba o no esa forma de gobierno.
Esas protestas fueron un intento de recordarle a ese estado y a la opinión pública  que dicha monarquía los propios españoles la eliminaron en 1931, pero que el franquismo lo volvió a imponer a costa de una terrible represión y millones de muertos.
A los españoles les pasa lo mismo que a nosotros  con el fujimorismo, el Perú de hoy le cuesta apartarse de esa sucia mancha que tenemos en nuestra  biografía como país, esto también nos avisa a que nos enfrentamos. Significa un enorme  riesgo que va agudizar nuestros problemas si es que no hacemos los cambios que la enseñanza de la historia de otros pueblos  nos debería obligar.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Las 5 mayores empresas militares del mundo

1. Lockheed Martin (Estados Unidos)
Ventas en 2016: US$47.248 millones.
Los sectores en los que incursiona son la aeronáutica, misiles, helicópteros, sistemas de radares, tecnología espacial.
Lockheed Martin es la compañía líder en la venta de armamento y sistemas de defensa. Este es uno de los modelos del F-35.
Es un gigante de la industria aeroespacial y militar. Es el mayor contratista militar de Estados Unidos, especialmente del Departamento de Defensa, incluyendo el ejército, la marina, las fuerzas aéreas y operaciones especiales.
Siria, F-35 e impuestos: 3 propuestas que hizo Trump en un inusual evento para sus seguidores
La compañía es conocida por su sistema de defensa antimisiles THAAD. También por el desarrollo del C-130 Hércules, F-22 Raptor y el F-35 Lightning II. Este último es un caza de quinta generación con capacidad furtiva (indetectable por radares enemigos). El F-35 ha sido blanco de duras críticas por su alto costo.
De hecho, el presidente Donald Trump dijo que el programa de desarrollo del F-35 está "fuera de control", porque lleva 15 años en construcción y es el más costoso del Pentágono (unos US$400.000 millones).
Además, en febrero de 2016, el Departamento de Defensa de EE.UU. admitió que encontró una serie de "defectos graves" en la aeronave. Y este año, Trump anunció que convocó a Boeing para que compitiera con Lockheed Martin.
2. Boeing (Estados Unidos)
Ventas: US$29.500 millones (División Defensa, Espacio y Seguridad).
Vende aviones de guerra tripulados y no tripulados, sistemas satelitales, tecnología espacial, misiles y sistemas de defensa, inteligencia y seguridad. Esta división está valorada en US$30.000 millones y tiene 50.000 empleados a nivel mundial.
Además de los aviones comerciales, Boeing tiene una divisón dedicada a los sectores de defensa, espacio y seguridad.
Entre sus productos está el cohete Space Launch System (SLS). Entre sus aviones de guerra están los F/A-18 Super Hornet, EA-18G Growler, F-15 Eagle, H-47 Chinook, AH-64 Apache y V-22.
Es también uno de los mayores proveedores de tecnología de la Estación Espacial Internacional.
3. BAE Systems (Reino Unido)
Ventas: US$25.600 millones.
BAE Systems plc. una empresa británica, contratista militar y constructora aeronáutica comercial. En Estados Unidos tiene la subsidiaria BAE Systems Inc. Entre sus productos más conocidos están el Eurofighter Typhoon, F-35, F-35B, Hawk, Harrier, Tornado GR4 , Taranis.
Bae Systems es la única compañía británica en la lista de los gigantes.
Otros productos son el obús autopropulsado M109A7 y el cargador de municiones M992A3.
BAE fabrica carros de combate, vehículos blindados, submarinos, destructores antiaéreos y otros sistemas avanzados de armamento.
4. Raytheon (Estados Unidos)
Ventas: US$24.069 millones.
Raytheon vende tecnología para aplicaciones militares aeronáuticas, navales y de tierra.
Desarrolla sistemas de comando, control, comunicaciones, inteligencia y servicios de soporte.
Es uno de los contratistas de defensa militares más grandes de los Estados Unidos. Más del 90% de las ganancias de Raytheon provienen de contratos de defensa.
Es uno de los mayores productores de misiles guiados del mundo. Vende sistemas de radares de aeronaves, sistemas de miras y blancos, sistemas de comunicación y manejo de batallas y componentes de satélites. También fabrica radares y sensores para aplicaciones militares aeronáuticas, navales y de tierra.
5. Northrop Grumman (Estados Unidos)
Ventas: US$24.508 millones.
Northrop Grumman Corporation es un conglomerado de empresas aeroespaciales estadounidenses y de defensa.
Northrop Grumman es un proveedor de tecnologías de información de los mayores contratistas militares del mundo.
Es uno de los mayores contratistas de defensa militar de Estados Unidos, conocido por la construcción de buques de guerra.
Actualmente tiene tres divisiones de negocios: sistemas aeroespaciales, sistemas de misiones y servicios de tecnología bajo el agua, en el espacio y en el ciberespacio.
Es un proveedor de tecnologías de información de los mayores contratistas militares del mundo.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Kim Jong-un y siete hechos curiosos

Poco sabemos sobre Corea del Norte, el país asiático que desarrolla su programa nuclear y de misiles pese al fuerte descontento y las sanciones de la ONU. Lo mismo pasa con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Aunque gran parte de la vida de quien maneja los designios de Corea del Norte es un misterio y está repleta de rumores, algunas verdades se han filtrado en Internet y han sido confirmadas por los medios estatales de su país.

En este artículo presentamos una lista con hechos sobre Kim Jong-un que le dejarán boquiabierto.

1. Estudió en Suiza con una identidad falsa

Kim Jong-un estudió con una identidad falsa en la escuela internacional Liebefeld de Berna (Suiza). Joao Micaelo, un compañero de colegio, indicó que les presentaron a Pak Un —nombre inventado de Kim— como el hijo del embajador de Corea del Norte.

2. Pasión por el baloncesto y los videojuegos

Durante sus años escolares, el hijo menor del anterior líder norcoreano, Kim Jong-il, se interesaba por el baloncesto, los videojuegos y el cine. Micaelo aseguró que, para el mandatario, el deporte de la canasta "lo era todo" y que jugaba a ese deporte tanto en vivo como en videoconsola.

Ya en el poder, Kim Jong-un invitó a su país al equipo de baloncesto estadounidenses Harlem Globetrotters y a Dennis Rodman, exjugador de la NBA, que ha visitado el lugar varias veces y estima que el líder norcoreano es "un viejo amigo".

3. Tiene una canción oficial

El himno de propaganda norcoreano 'Hacia la victoria final' está dedicado a Kim Jong-un. El texto de ese cántico enfatiza la unidad política, la destreza militar y la fuerza económica de Pionyang.

De este modo, continúa la tradición de los líderes supremos de Corea del Norte, ya que tanto su abuelo como su padre —Kim Il-sung y Kim Jong-il, respectivamente— tienen canciones dedicadas.

4. Título de general sin experiencia militar

El 27 de septiembre de 2010, Kim Jong-un fue nombrado general de cuatro estrellas, pese a su escasa experiencia militar. Además, ocupa cargo de comandante supremo del Ejército de Corea del Norte desde el 24 de diciembre de 2011.

5. El peinado del líder tiene su propio nombre

La cabeza de Kim Jong-un está bien afeitada por detrás y en los laterales, mientras que un gran mechón de pelo adorna su parte superior. Ese peinado ha recibido el nombre de 'ambicioso'.

6. Le gustan los dispositivos de Apple

Aunque la tensión entre Washington y Pionyang aumenta cada día, el líder de Corea del Norte utiliza un dispositivo estadounidense muy popular: en la mesa de su despacho tiene un ordenador iMac de Apple.

7. Posee títulos curiosos


Además de sus cargos oficiales como líder supremo de Corea del Norte, comandante supremo del Ejército de ese país, secretario general del Partido del Trabajo norcoreano y mariscal de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un también es 'genio entre genios' y 'camarada brillante'.

RT

miércoles, 30 de agosto de 2017

Urgen cambios para proteger a los tenistas

No es un hecho circunstancial lo que está ocurriendo en el presente US Open. Lamentablemente es una tónica repetida en este deporte. Cinco de los mejores jugadores de los últimos años no están compitiendo por lesión. Son Andy Murray, Novak Djokovic, Milos Raonic, Kei Nishikori y Stanislas Wawrinka. Sin lugar a dudas, el torneo sería mejor con ellos.

El año pasado fueron Roger Federer y Rafael quienes tuvieron que concluir la temporada antes de hora.

Si bien es cierto que la permanencia de los jugadores en el circuito se ha alargado, no menos cierto es que estos van sufriendo parones en sus carreras debido a las lesiones. Algunos ex número uno recientes no pudieron ni tan siquiera superarlas: Lleyton Hewitt, Gustavo Kuerten, y Marat Safin tuvieron que abandonar sus carreras antes de lo previsto.

MÁS INFORMACIÓN
Urgen cambios para proteger a los tenistas Simplemente, espectacular
Urgen cambios para proteger a los tenistas Conversación sobre la perseverancia
Es una realidad sangrante.

Y no solo a los grandes afecta el asunto. Incluso los jóvenes tenistas que intentan entrar en el circuito profesional se enfrentan a lesiones continuas que les retrasan su entrada o se lo impiden directamente.

Realidad sangrante, antes de empezar.

A mi entender, se han dado una serie de circunstancias que han actuado en detrimento, no solo de la salud de los tenistas, sino también de la belleza de este deporte.

La evolución física de los jugadores, cada vez más altos y fuertes, la evolución de los materiales, raquetas, cordajes y pelotas y un circuito jugado mayoritariamente en pistas duras hacen que la manera más clara, y casi única, de ganar los puntos y, por consiguiente, los partidos, sea imprimir una gran velocidad a cada golpe.

Es una inercia que no ha dejado de ir a más en los últimos años y siempre en detrimento de otras características del juego, como la habilidad y la estrategia, que a mí me parecen más admirables y, desde luego, más saludables.

El Dr. Ángel Ruiz Cotorro, el traumatólogo de la Federación Española de Tenis y una eminencia en el conocimiento de las lesiones que este deporte provoca, lo viene vaticinando desde no hace poco tiempo. Esta velocidad y exigencia ya desde muy jóvenes no solo condiciona el juego actual sino también la salud de los jugadores al acabar sus carreras.

Urgen análisis de los hechos y urgen cambios. Los dirigentes de la ITF (responsables del tenis base) y los de la ATP (responsables del circuito profesional) deberían pretender que los deportistas de la disciplina que ellos promueven sean no solo un ejemplo de lucha y de superación, sino también de salud. Porque el deporte siempre ha sido esto, desde que los griegos enaltecieron el culto al cuerpo sano, como complemento a una mente sana. Y los máximos exponentes deberían ser el mejor ejemplo y no juguetes rotos que van a pagar las consecuencias el resto de su vida.

Las reglas de un deporte deberían someterse a revisión y cambio por el bien del espectáculo, en algunas ocasiones, y por la salud de los deportistas, siempre. En el tenis no se ha tomado ninguna decisión al respecto ni por lo uno ni por lo otro.

Urgen cambios o urgen muchos más médicos. La decisión que tomen los dirigentes o la ausencia de ella, definirá no solo las características del juego, sino también la calidad de vida de los jugadores.

Los éxitos presentes no deberían nunca hipotecar la salud futura de los deportistas.


TONI NADAL

Uruguay-Argentina: el superclásico más antiguo de América

La noticia no salió en diarios ni portales. El 16 de agosto pasado, 13 días antes del partido esencial que Uruguay yArgentina jugarán este jueves en el estadio Centenario de Montevideo por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, murió Harry Harley, un hombre de 91 años cuya biografía futbolera se limitaba a la condición de espectador, pero no la de un espectador cualquiera: 87 años atrás vio, desde el cemento fresco de un Centenario recién estrenado, la final del primer Mundial, el de Uruguay 1930, cuando la selección de su país venció 4-2 a Argentina. Ya en 2014, a sus 90 años, había fallecido el también uruguayo Raúl Barbero, otro testigo directo de aquel Mundial. Harley y Barbero posiblemente hayan sido los últimos espectadores vivos que presenciaron la edición más famosa de las 187 que lleva el clásico más antiguo del continente y el partido entre selecciones más jugado del mundo. El fútbol de América le debe un monumento al duelo del Río de la Plata, calificado por el escritor argentino Juan Sasturain como “la final de barrio más grande del mundo”, una rivalidad alimentada a base de finales, violencia y clásicos cruciales.                       
Los antecesores de Lionel Messi y Luis Suárez se admiran y se recelan desde el 20 de julio de 1902, dos años antes de que fuera fundada la FIFA. Todavía el fútbol era amateur pero una multitud pareció entender que algo grande se estaba gestando: la piedra fundacional del clásico se jugó en Montevideo y los jugadores argentinos fueron acompañados por mil hinchas en su cruce del Río de la Plata a bordo del buque Eolo. “El primer match internacional de football del continente sudamericano es un acontecimiento sportivo que merece señalarse”, escribió el desaparecido El Diario, en una época en que la prensa gráfica acaparaba toda la atención: todavía no habías radios (ni, por supuesto, televisión). Se puso en juego la Copa de Campeonato del Río de la Plata pero el estadio del club Albion, en 19 de abril y Adolfo Berro (un barrio montevideano actualmente llamado El Prado), tenía sus particularidades. Según reconstruyó el historiador Oscar Barnade, el capitán argentino, Juan Anderson, ganó el sorteo y eligió jugar el primer tiempo contra la cuesta: la cancha tenía un importante desnivel. El partido se demoró cinco minutos para que los equipos formaran delante de lo que era una novedad: un fotógrafo en el campo de juego. Finalmente Argentina, que vistió de celeste, goleó 6-0 a Uruguay, que jugó de azul.                               
Desde entonces los partidos se replicaron como un eco: a medida que el fútbol se convertía en un fenómeno popular (y con un Brasil que todavía no aceptaba jugadores negros y estaba lejos del gran nivel), Argentina y Uruguay se enfrentaron 103 veces entre 1902 y 1930. Algunos clásicos fueron anecdóticos, como el de 1908, cuando Argentina vistió por primera vez la camiseta de rayas verticales blancas y celestes que utiliza desde entonces. Otros, un preámbulo de la tragedia: para la final de la primera Copa América, jugada en 1916 en Buenos Aires, el entusiasmo del público fue tan grande que desbordó el estadio de GEBA e invadió la cancha. El partido debió ser postergado y los hinchas, enojados, incendiaron las tribunas de madera. Pero las excelentes relaciones iniciales (con agasajos en los comités de recepción y lunchs para los jugadores en los entretiempos de los partidos) dejaron lugar a las primeras rencillas y la Asociación Argentina de Football rompió relaciones en 1917 con su par uruguaya después de que tres jugadores fueran agredidos en un partido jugado en Montevideo.                                                                                                                 Con el fútbol europeo recién gateando, y todavía suturando por la Primera Guerra Mundial, argentinos y uruguayos se creían los mejores del mundo. Y tal vez lo eran. Los Mundiales no habían sido inventados y los Juegos Olímpicosconstituían el único torneo global. Uruguay se consagró campeón en París 1924 (Argentina no concurrió) y al volver a presentarse en Buenos Aires despertó tanto interés que dos periodistas, Atilio Casime y HoracioMartínez Seeber, se subieron a una tarima en el vestuario y por primera vez en Argentina un partido fue relatado por radio.                             
Aquel clásico comenzó el 28 de septiembre pero había tanto público (incluso 10 mil hinchas quedaron en la calle) que las invasiones al campo de juego eran constantes. Como además volaban piedras y botellas, los futbolistas estaban aterrorizados y sólo pudieron completarse cuatro minutos. Cuando se reanudó, el 2 de octubre, el duelo dejó otras tres huellas que continúan vivas 93 años después: tal como habían hecho en París después de la final, los uruguayos caminaron alrededor del campo de juego para saludar al público argentino (esta vez, antes del partido), un festejo que pasó a ser conocido como “la vuelta olímpica”; para evitar nuevos desbordes se utilizó por primera vez un alambrado que separara a las tribunas del campo, que también fue denominado durante muchos años “alambrado olímpico”; y el argentino Cesáreo Onzari convirtió un gol directo desde una esquina que entonces fue llamado como “el gol a los olímpicos” y que después se redujo al “gol olímpico”, un nombre que perdura hasta hoy. Aquel partido trascendió de tal manera que la camiseta que Onzari utilizó ese día fue comprada hace pocos años por un coleccionista argentino, Hernán Giralt. La reliquia está guardada, hoy, en un lugar secreto de Buenos Aires.                        
En la efervescencia de la rivalidad, al mes siguiente, el 2 de noviembre de 1924, un clásico jugado en Montevideo volvió a convertirse en un mojón, aunque en este caso de una triste historia argentina: asesinar por fútbol. El partido se había jugado por la tarde (y terminado 0 a 0) pero ya por la noche, en la Ciudad Vieja, los fanáticos argentinos que habían acompañado a los jugadores comenzaron a cantar durante la cena “¿Dónde está el team olímpico?”. Algunos uruguayos que pasaban por el lugar reaccionaron con gritos de la época (“Vayan a tomar agua salada a Buenos Aires” o “Pedro Petrone es el mejor del mundo”, en referencia al crack de la época) y lo que hoy parece un juego de niños terminó en tragedia: estalló una pelea, de la que también participaron algunos futbolistas visitantes, que terminó cuando un hincha argentino desenfundó un arma y de un disparo mató a un uruguayo, Pedro Demby.  En esa versión rioplatense de quienes se aman también se odian, y viceversa, en los Juegos Olímpicos siguientes, los de Ámsterdam 1928 (en los que sí participaron los argentinos), el capitán uruguayo, José Nasazzi, priorizó al Río de la Plata: “Queremos llegar a la final con nuestros hermanos argentinos para mostrarles a los europeos que en América se juega un fútbol inteligente y habilidoso”. Ganaron los uruguayos 2 a 1, un partido protestado por los argentinos por un supuesto off side en la jugada del gol definitorio, aunque nada significativo en relación a los problemas que surgirían antes, durante y después de la final del primer Mundial, dos años más tarde, el 30 de julio de 1930, en Montevideo.                                                                                                    

La tensión era tan grande que el árbitro, el belga John Langenus, habría pedido un seguro de vida a cambio de dirigir. Antes de la final hubo dos sorteos: uno para elegir el lado del campo de juego y el otro para elegir con qué pelota se jugaría (cada selección quería utilizar una diferente). Treinta mil argentinos intentaron viajar a Montevideo pero no todos pudieron llegar: fue una madrugada con niebla y muchos barcos no atravesaron el Río de la Plata. Para la selección argentina ese partido fue una pesadilla, incluso a pesar de haber ganado 2-1 la primera parte: en el entretiempo, una de sus figuras, Luis Monti, no quería volver a la cancha. Lo habían amenazado en la semana, se justificaba. Al final salió a jugar, pero fue un holograma y Uruguay ganó 4 a 2. "Nos ganaron por ser más guapos y más vivos”, diría, ya en 2000, Francisco Varallo, el último jugador en morir de aquella final.                          
“No hay que jugar más contra los uruguayos”, reaccionaron algunos diarios argentinos de la época. Cientos de hinchas se movilizaron a la embajada uruguaya en Buenos Aires y la policía disparó al aire para dispersarlos. Las relaciones futbolistas entre los dos países quedaron tan heridas que el clásico no se volvió a jugar durante dos años y medio. Incluso en la Copa América de 1935, en Perú, cuando uruguayos y argentinos volvieron a llegar a la final, los organizadores prohibieron que jugaran con sus colores habituales: Uruguay, que vistió camiseta roja, derrotó 3-2 a los argentinos, que usaron una blanca.                                                                                               

Los uruguayos ganaron los duelos más importantes pero los argentinos les llevan 31 triunfos de diferencia. Parte de aquella deuda en los Mundiales la saldaron en los octavos de final de México 86, cuando la “albiceleste” ganó 1 a 0 en lo que Diego Maradona calificó como el mejor partido de su carrera (incluso por encima de su actuación siguiente en ese Mundial, el histórico triunfo ante Inglaterra).                 
Con el cambio de siglo, y en tiempos en que muchas estrellas de ambos países son compañeros en clubes europeos, en noviembre de 2001 Uruguay y Argentina empataron 1-1 en Montevideo por la última fecha de las Eliminatorias para el Mundial 2002, en un resultado que según el uruguayo Juan Ramón Carrasco, ex futbolista y actual entrenador, estuvo acordado. “Si no arreglaban ese empate con la Argentina, Uruguay se quedaba sin ir al Mundial por tercera vez consecutiva. Acá (en Uruguay) todo el mundo lo sabe, que arreglaron para empatar porque Argentina ya estaba clasificada", dijo Carrasco en 2004, una denuncia que, aunque nunca se confirmó, sintetiza el espíritu dual del clásico más viejo de América: uruguayos y argentinos se ladran y se abrazan, se admiran y se recelan desde el comienzo de los tiempos.     
No por nada la frase más famosa de Diego Simeone como futbolista de la selección argentina, “vamos a ir a jugar con el cuchillo entre los dientes”, fue pronunciada por el actual técnico del Atlético de Madrid en enero de 1997, en la previa de un duelo rioplatense en el Centenario por las Eliminatorias a Francia 98. En el monumento que se merecen los Uruguay-Argentina, es una máxima que, tallada en mármol, le sentaría muy bien.


El País

lunes, 21 de agosto de 2017

Los mercenarios del caos

Mientras cientos de miles de estudiantes del pueblo siguen perdiendo horas irrecuperables de  labores académicas, aprovechando este caos aparecen como pestilentes setas de fango estancado aquellos personajes  acostumbrados a vivir del rio revuelto y de la murga.
Emergen a manera de esos ídolos de adolescentes, como si unas manos hábiles y pendejas los hubieran puesto en ese lugar protagonista.
A una de las más discutidas  ministras del gabinete de PPK le tocó negociar con los huelguistas que, a pesar de todo, son justos sus reclamos  ya que  perciben uno de los sueldos  más exiguos de Latinoamérica.
Pero este paro de maestros ya ha sido demasiado. Mientras toda la sociedad deseaba escuchar que se había llegado a una solución para terminar con esta huelga, sale la ministra rodeada de gente que no sabe diferenciar a San Martín de Bolívar y, con un falso careto conciliador intentaba  en vano  llamar a la cordura a los maestros pidiéndoles que regresen a sus aulas;  mientras tanto, en la plaza San Martín, un Pedro Castillo con ínfulas triunfalistas agarra el micrófono  y se muestra como lo que es.
En su perorata no se escucha palabras que hablen de lo que realmente necesitan los miles de profesores. En su lugar demuestra ese lenguaje de agitador de plazuela y de mercenario del caos, un sinfín de bla, bla, blas, y luego los “cartoncitos” y el “frio” pero de lo otro nada, es que con este tipo de individuos nunca se puede llegar a algo constructivo, son vacíos, sin ideas salvo para mantener la encona y el enfrentamiento.
Nos lo han mostrado de cerca, son pérfidos  y ultras, los peores enemigos del mundo andino porque solo sirven para depredar, arrasar y dividir.
Viven de su dialéctica y tecnicismos como la gélida y apática escritura de ese trasnochado  catedrático de la UnSA  pintándose de “patrias rojas”, sutepistas, maoista o cualquier rojo,  tan peligrosos e inútiles  como los bichos  de alcantarilla  y que esa universidad  y  la pasada gestión de Juan Manuel Guillen Benavides en Arequipa nos han descrito sus perfiles didácticamente.
Pero, para lo que si son buenos estos,  son para hacer de esbirros de la anarquía y crear la escusa precisa para que una bota con un puntapié acabe con el tablero como decían los sobrevivientes de la pasada dictadura argentina.
En estas épocas democráticas seguirán apareciendo liderando marchas y dando la idea y motivando para trancar las calles y quemar llantas. Son fáciles de identificar porque dentro de sus cálculos y discurso siempre estará la violencia envuelta en caos,  para eso fueron creados  y para eso se les paga. Ya no pueden esconderse porque los tiempos nos han dado las herramientas necesarias para identificarlos y señalarlos, es que ya no estamos en los setentas ni ochentas.
Y hoy lo hacen con el magisterio. Un pedido justo lo convierten en la mejor ocasión para tambalear a esta democracia y hacernos regresar al pasado inestable de una tiranía de un gobierno militar que convoque a nuevas elecciones para una paramnesia tan peruviana que solo acabara cuando los valores de miles de años de evolución y desarrollo se plasmen en esta cuna de la civilización.  

martes, 15 de agosto de 2017

América Latina, donde abortar sigue siendo un drama

La despenalización parcial en Chile supone un corto avance en una región con más de dos millones de abortos ilegales al año.

El aborto sigue siendo uno de los grandes asuntos tabú en América Latina. La interrupción del embarazo está tipificada como un crimen en casi todas las legislaciones nacionales y su reciente despenalización en Chile en tres supuestos (riesgo de vida de la mujer, inviabilidad fetal y violación) no ha reabierto el debate en otros países. Pero el abismo entre la ley y la realidad sigue dramáticamente presente. En la zona del mundo con mayor porcentaje de embarazos no planificados, según la ONU (un 56%), cada año cientos de miles de mujeres abortan de forma clandestina y las complicaciones derivadas de estas intervenciones suponen una de las principales causas de mortalidad materna, situada en conjunto en 67 fallecimientos por cada 100.000 nacidos vivos, según la Cepal.
El número de abortos ilegales anuales solo puede estimarse a partir de datos extraoficiales, ante la ausencia de estadísticas estatales, pero superan con claridad los dos millones, cifra que suman ya solo los casos en Brasil (no menos de un millón), Argentina (500.000), Colombia (400.000) y Chile (160.000).
Latinoamérica copa el listado mundial de países donde rige una prohibición absoluta de abortar en cualquier caso, en la que figuran Nicaragua, Honduras, El Salvador y República Dominicana, además de Haití y tres pequeños Estados europeos (Malta, Andorra y el Vaticano). En el extremo opuesto se hallan aquellos en que es legal: Uruguay, Cuba, Puerto Rico y la capital de México. Las demás naciones prohíben interrumpir la gestación, con una despenalización parcial. Las tres excepciones más generalizadas son los supuestos ahora aprobados en Chile: si el embarazo pone en riesgo la vida o la salud de la mujer, si es fruto de una violación y si el feto es inviable. Sin embargo, son frecuentes los obstáculos burocráticos que llevan a superar los plazos legales que todas las normativas fijan —número de semanas de gestación— e impiden que las mujeres ejerzan su derecho a un aborto legal. Un caso paradigmático es Colombia, donde esas barreras van de la negación de la prestación a la rotación de la embarazada por centros de salud, la exigencia del pronunciamiento de juntas médicas o la objeción de conciencia de los médicos. Lo mismo ocurre en lugares de México, Brasil y Argentina.

En la campaña argentina

La situación empeora en los países donde el aborto solo está permitido si el embarazo supone un riesgo para la vida de la madre, como Paraguay, uno de los Estados más católicos del continente. En 2015, el caso de Mainumby, una niña de diez años que quedó encinta al ser violada por su padrastro, desató una campaña internacional para que pudiese abortar. Fue en vano. La Justicia paraguaya rechazó esa posibilidad y la pequeña se convirtió en madre con 11 años.
En los países centroamericanos citados, ni siquiera es una opción cuando la mujer puede morir o ha sido violada. El castigo son elevadas penas de cárcel. En 2012, un juzgado salvadoreño condenó a 40 años por homicidio agravado a María Teresa Rivera, que tuvo un aborto en la 21ª semana de gestación. Su suegra la encontró casi inconsciente con una gran hemorragia. El hospital donde fue trasladada la denunció. Su caso fue muy criticado por organismos de derechos humanos y en 2016 un tribunal anuló el fallo.
También en Argentina, la presión de los movimientos de mujeres resultó clave para lograr la puesta en libertad de Belén,una joven que pasó casi tres años encarcelada tras sufrir un aborto espontáneo en Tucumán, una de las más provincias más conservadoras del país. Aunque Argentina ha sido pionera en la región en otras conquistas sociales, como el matrimonio homosexual, los sucesivos proyectos de legalización presentados en su Parlamento los últimos años han sido rechazados. El aborto entró la semana pasada en la campaña de las legislativas de octubre por la tajante oposición de dos relevantes candidatos.
Todas estas prohibiciones y trabas no disuaden a las latinoamericanas. En la mayoría de naciones existe un mercado negro de abortivos y redes de clínicas clandestinas. Al temor a la justicia se suma el de la condena social y la estigmatización. El avance de Chile es solo un pequeño paso en un camino lleno de obstáculos. 
Diario El País

Estos serán los cinco ejércitos más potentes del mundo en 2030

El analista militar estadounidense Robert Farley ofrece sus vaticinios sobre cuáles serán los ejércitos más poderosos del mundo dentro de algo más de dos décadas.
El pasado noviembre, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que pide dedicar el 2 % del PIB de la UE a funciones de defensa, además de la puesta en marcha de un cuartel general operativo y el establecimiento de fuerzas multinacionales.
¿Cómo será el posibile equilibrio de las tropas terrestres del mundo en 2030, si este plan del viajo continente sale adelante, terminan las guerras contra el terrorismo y el Ejército de Rusia recobra su poderío? El analista militar estadounidense Robert Farley ofrece sus vaticinios en función de tres elementos principales:
  1. Acceso del Ejército a los recursos nacionales, incluida una base tecnológica innovadora.
  2. Apoyo de las autoridades políticas y suficiente independencia para la organización nacional.
  3. Opción de desarrollar aprendizaje experimental o de innovar en las condiciones del mundo real.
En función de estos factores, esa configuración se parecerá mucho a la que tenemos hoy en día, aunque vivirá algunos cambios importantes, publica la revista 'The National Interest'. Por su parte, la cadena rusa Vesti ha incluido algunos datos numéricos.

India

El Ejército de India será uno de los más fuertes del mundo. En los últimos años, sus fuerzas de tierra han adquirido experiencia en combate —especialmente en Cachemira, aunque también en otras operaciones más pequeñas— y, en particular, está preparado para afrontar una guerra contra Pakistán.
Hace variasdécadas, el equipamiento bélico indio era inferior al de los líderes mundiales, pero hoy en día el país compra equipos a Rusia, Europa, Israel y Estados Unidos y ha desarrollado una fuerte industria militar propia, con lo cual tiene acceso a las tecnologías más modernas del mundo.

Datos de 2016

  • Presupuesto militar: 51.000 millones de dólares
  • Número total de efectivos: 1.408.551
  • Tanques en servicio: 6.464
  • Aviones en servicio: 1.905
  • Submarinos: 15
  • Francia

    En el futuro, Francia mantendrá el primer puesto como por tener el Ejército más poderoso de Europa porque sigue comprometido con la idea de ser una de las fuerzas decisivas. Su industria militar es una de las más poderosas del mundo, debido a que cubre las necesidades internas del país y exporta armamento.
    Además, las Fuerzas Armadas francesas están equipadas con modernos equipos de mando y comunicaciones y componen la columna vertebral de las fuerzas multilaterales de la Unión Europea.
    El Ejército francés tiene mucha experiencia de combate; en particular, participó en operaciones militares en Afganistán y en el norte de África.

    Datos de 2016

    • Presupuesto militar: 62.300 millones de dólares
    • Número total de efectivos: 205.000
    • Tanques en servicio: 623
    • Aviones en servicio: 1.264
    • Submarinos: 10
  • Rusia

    El Ejército ruso ha vivido una transformación significativa desde que teminó la guerra fría. En la última década, la mejor situación económica ha permitido a Rusia invertir muchos más recursos en el desarrollo de sus Fuerzas Armadas y de nuevas armas convencionales.
    En estos momentos, los rusos juegan un papel importante en el escenario mundial. En particular, sus tropas han adquirido mucha experiencia a raíz de sus operaciones en Chechenia y Siria.

    Datos de 2016

    Según las estimaciones del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Sipri, por sus siglas en inglés):
    • Presupuesto militar: 84.500 millones de dólares
    • Efectivos: 766.033
    • Tanques en servicio: 15.398, aunque poco más de 2.300 están operados por tropas, mientras que el resto, casi todo modelos más antiguos, están almacenados
    • Aviones en servicio: 3.429
    • Submarinos: 55
  • Estados Unidos

    El Ejército de EE.UU. es el más prestigioso desde 1991 —cuando derrotó a las tropas de Irak—, acumula enorme experiencia gracias a sus operaciones en Oriente Medio y Afganistán y tiene el mayor número de drones de reconocimiento, que están conectados con los sistemas de control de fuego e incrementan su capacidad y precisión.
    En el futuro, también será uno de los líderes en el mundo y tendrá acceso máximo a las últimas innovaciones, gracias a su sistema de innovación militar y las enormes asignaciones de presupuesto. Sin embargo, parte del equipamiento bélico que emplen sus tropas de tierra fue desarrollado durante la guerra fría y ha quedado algo obsoleto.

    Datos de 2016

    • Presupuesto militar: 601.000 millones de dólares
    • Número total de efectivos: 1.400.000
    • Número total de tanques en servicio: 8.848
    • Número total de aviones en servicio: 13.892
    • Número total de submarinos: 72
  • China

    En los años 70, China poseía uno de los ejércitos más numerosos, aunque anticuado. Sin embargo, la 'erupción' económica que el gigante asiático experimentó a partir de la década de los 90 permitió que recibiera más financiación y, con ese dinero, comenzó su modernización: disminuyó en número, pero se convirtió en una organización militar moderna.
    Esa reforma incluyó la actualización masiva de equipo bélico, entrenamiento realista y pasos hacia la profesionalización de las tropas. Así, aunque el Ejército de China no dispone de las mismas posibilidades que EE.UU., controla más recursos que cualquier otro del mundo, ya que cada año año aumenta su presupuesto en un 12 %.
    El punto débil de las Fuerzas Armadas de China es la experiencia en combate, puesto que sus tropas no han desarrollado operaciones militares desde la guerra sinovietnamita de 1979, un conflicto en el que fracasaron totalmente.

    Datos de 2016

    • Presupuesto militar: 216.000 millones de dólares
    • Efectivos: 2.333.000
    • Tanques en servicio: 9.150
    • Aviones en servicio: 2.860
    • Submarinos:67
    • Arsenal nuclear: cerca de 400 unidades

Fuente RT