miércoles, 17 de septiembre de 2014

Referéndum de Independencia en Arequipa

No en vano fueron la mayor potencia mundial en aquellos tiempos decimonónicos. Londres  realmente nunca hubiera permitido la realización de este tipo de referéndum sí es que este no iba a resultar favorable  a su astuta política frente a Escocia.  
Al final ganó el NO. Pero aquellas pretensiones  independentistas  aun continua en la mente no solo de los escoceses sino tambien en otros pueblos en distintas partes del mundo, ahí tenemos a Cataluña  y el  Kurdistán que se ven como los  más resueltos.
Es que la libre determinación de los pueblos sigue vigente, por estas razones, y después de observar  todos estos casos, no puedo dejar de preguntarme: ¿Qué ocurriría si se produjera un referéndum de independencia en Arequipa?
No es descabellado,  porque  en este momento existen condiciones como para que en un futuro cercano crezca dentro de la  población  mistiana  la idea de exigir mayor autonomía para nuestra región, y cómo no va existir este descontento, si el trato que se nos da desde Lima es cada vez más injusto. La ciudad de Arequipa es una aldea si la comparamos con otras urbes sudamericanas. Su desarrollo en infraestructura  está muy por detrás de  Valparaíso, Medellín, Maracaibo, Guayaquil o del mismo Santa Cruz de la Sierra. El centralismo limeño nos ha reducido a esta terrible  realidad.
Déjenme soñar entonces qué ocurriría si la ciudad en donde nací y  he pasado la mayor parte de mi vida fuera la capital de un estado independiente. Para esto,  extraje algunas cifras del INEI y de algunos diarios locales con los cuales nos dan una idea de qué datos generales  tendría  Arequipa si fuera una república independiente, estos  serían los siguientes:

Nombre oficial: República  de Arequipa
Extensión: 63,345.39  Km2
Población: 1, 452,303 habitantes
Capital: Ciudad de Arequipa (1,100,000 hab.)
Idioma oficial:  el loncco
Moneda: Peso arequipeño
Ingreso percapita:  USD  34, 334 
Ciudades Importantes: Mollendo, Camaná,  Chivay.
Índice de pobreza: 9%

Es que  Arequipa es muy distinta a Lima, muy pero muy distinta, sobre todo en carácter y autoestima. Tan distinta que aquí todavía en su televisión  se pueden ver rostros parecidos a los que transitan por  cualquiera de sus calles, mientras en Lima sigue con esa decadente política mexicana de dañar la autoestima de su población  mayoritariamente chola prohibiéndoles sus rostros en su TV. En ese sentido Arequipa es mucho más igualitaria y democrática.
Arequipa es mestiza y orgullosa de sus ancestros tanto españoles como incas o indios para ser más desprejuiciado. Así nació Arequipa en el siglo XVI, aunque algunos sectores minoritarios se han mostrado reticentes  a esta situación y han decidido obtusos  copiar algunas  malformaciones como esas desigualdades  de castas que viene desde la  Lima colonial,  a pesar de ello, la gran mayoría de su población todavía  mantienen una convivencia sorprendente armoniosa y unida.   Y bien lo expresó  con sus propias palabras el historiador arequipeño Carpio Muñoz al referirse a esta realidad diciendo: “El arequipeño originario no se avergüenza de sus abuelos los indios”. Ahí está el origen de esa autoestima que la distancia del resto de peruanos.  
Entonces,  ¿Qué ocurriría de presentarse este referéndum?
Para salir de todo tipo de dudas,   realizaremos un pequeño  sondeo en este blog, para lo cual, en la parte superior derecha  encontrarás una encuesta en la que preguntaremos si estás de acuerdo con que Arequipa sea un país independiente.  Puedes elegir el SÍ  o el NO.  
PD.
El resultado de esa encuesta que hicimos en este blog (2014)  fue un 49% para el SI

martes, 16 de septiembre de 2014

Alfredo Zegarra, el mayor peligro para Arequipa

Una terrible sombra amenaza nuevamente la ciudad.  Una atmosfera  sucia  y  ruin  husmea  otra vez sin darle tregua  a la provincia de Arequipa.  No dejan de aparecer  estos  barbaros  imitadores de las maneras  más cabronas e ilícitas de actuar  del fujimorismo.  Plagios, impunidad, puterios, coimas descaradas,   son el pan de cada día para ese elector condenado a soportar a estos  sinvergüenzas que cuentan con el suficiente sencillo  como para  costear  su candidatura  a una alcaldía o la presidencia regional,  pero  en el fondo de estos malandrines,  la población y sus problemas les importa un huevo de pato.
Al señor Alfredo Zegarra no le ha sido suficiente  estos cuatro años para demostrarnos que es un completo ineficiente  y  un verdadero peligro para Arequipa.  Ahora  como el peor  caradura dentro de  ese conocido grupúsculo  de políticos  nauseabundos  nos estruja en el rostro una segunda postulación para estas próximas Elecciones Municipales.
Como el resabiado Nerón,  en medio de toda esta orgia de lujos y poder,  Zegarra observa impasible  como la ciudad  arde en desorden y descarrío,  ha venido extrayendo de las cuerdas de su arpa melodías sarcásticas mientras  observaba  al pueblo  arequipeño atragantándose  con  el  polvo de esas  calles y avenidas destruidas y esa desesperación de miles  al verse atrapados  en los numerosos atolladeros provocados por sus obras  inconclusas  de su pésima gestión que se niega a terminar.
Fueron cuatro terribles años marcados  por la constante desaprobación a su gestión por parte de la mayoría de la población mistiana.  Con justa razón porque el rosario de denuncias son interminables.
Alfredo Zegarra  se lanza de nuevo para esta postulación  aprovechando que la mayoría de los arequipeños  desconoce que ha condenado a nuestra ciudad a un futuro incierto lleno de desorden y contaminación.  Por culpa de este sujeto pronto Arequipa tendrá el mismo hacinamiento y suciedad que la capital de la república.  Guiado por sus oscuros y lucrativos intereses  creó  la empresa  GR Asociados  y le entregó la elaboración  de los valiosos documentos que sintetizarían el futuro  crecimiento ordenado de la ciudad de Arequipa: el  Plan de Desarrollo Metropolitano (PDM) y el plan de Acondicionamiento  Territorial  (PAT). Pero como tenía que esperarse,  todo finalizó en un trabajo burdo e ineficiente,  observado por los especialistas  como también por la misma contraloría.
El problema del transporte  no se ha solucionado, todo lo contrario,  en su gestión  ha empeorado. Alfredo Zegarra tuvo la desinteligencia de nombrar  a  gente inepta en importantes cargos: a un cirujano plástico para que ordene el transporte y a un ex conspicuo fujimorista como gerente de transportes. Estos  incapaces con su labor,  como era lógico,  no han  podido dar  ninguna solución al problema, solo se han  limitado  a hacer el papel de  secuestradores de  vehículos  y cobrar cupos para su devolución.  
Con los millones  de soles puestos por la Minera Cerro Verde para ejecutar esa importante obra,  Alfredo Zegarra pareciera que  no tuvo mejor idea que encargar la elaboración del  plano  de los intercambios viales de la avenida La Pampilla y Alcides Carrión  a un diseñador novato,  porque,  hoy gracias a esa obra tan esperada por la urbe, el lugar se ha convertido en horas punta en un verdadero “cuello de botella” por la congestión de vehículos que ahí se produce. Dichos intercambios  además de su dilación  se nota que están muy mal elaborados,  porque no dan fluidez al tránsito que ahí circula, es más,  algunas partes son un verdadero peligro para la población por su estreches y sobre todo, la parte  elevada,  que se levanta  frente al hospital Honorio Delgado,  que de producirse un movimiento sísmico de gran magnitud  –según los expertos-  este se desplomaría  sin remedio.
En su último spot  publicitario  se lo ve a  Alfredo Zegarra  plantando cuidadosamente un árbol. Que tal burla para los electores,  porque en estos cuatro años,  en lugar  de sembrar árboles, el cemento y asfalto ha sido el común denominador  en sus escasas obras.
Son innumerables los motivos que hacen de Alfredo Zegarra  un verdadero peligro para nuestra población. Estamos seguros que cualquier otro candidato lo haría mejor que este matasanos.  Ojala la virgencita de Chapi  ilumine este 5 de octubre a la población  arequipeña  para que no vuelva a  elegir  a este indeseable. 

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Lionel Messi y el sepelio del futbol argentino



Iguain hijo de puta,  qué hiciste con esa pelota que te  regaló  el bávaro  idiota, si era el gol que marcaría la historia y  tu oportunidad  para demostrar alguna categoría, pero la desperdiciaste,  porque  careces de la técnica y los nervios de acero que sí poseían   otras generaciones de jugadores como  aquel Burruchaga de la final de  México 1986. 
¿Dónde estás Caniggia? ¿Qué fue de Batistuta?¿Dónde se fueron mis noventas? Agüero no vales nada igual que Lavezzi  y ¿Quién coño es Messi?,  reducido a una simple estafa publicitaria y líder de esta  tropa mediocre que  herraron tantos goles en esa definición mundialista como aquella  lerda selección local plagada de  waldires,  sotos y maestris.
No sé cuánto tiempo ha pasado desde la  final del  último mundial de futbol, que  esta frustración no se me pasa. Canté ese gol, se los juro. Lo grité porque lo vi dentro del arco alemán, pero cuando me tranquilice, me di con la ingrata sorpresa de que todo había sido una grandísima equivocación, una puta confusión.   
El equipo argentino fue más, pero no lo suficiente como para ir en contra de la fortuna de los delfines de Hitler. Putin, cómo no los desapareces y acabamos con esto de una vez. Perdón,  quizás estoy exagerando, pero, es que no puedo  quitarme este peso de encima. A pesar de estos dos meses esta  joda persiste.
Desde aquel  partido, he perdido total interés por el futbol,  si bien es cierto que por salud hepática no veo un solo partido completo de la selección peruana desde finales de los noventa,  igual el campeonato local,  que por lo primitivo y mediocre,  siempre me ha interesado nada. 
Pero lo preocupante es que ahora está apatía, se ha extendido también  a  la Liga de Campeones y a todo lo relacionado con  el hecho de patear una pelota. Es que el golpe ha sido muy fuerte. En la propia Sudamérica, con sus  injusticias  y nula racionalidad,   Alemania,  con una delantera de polacos mercenarios se alzaron con la copa del mundo, y a pesar,  que diga lo contrario Eddie Fleishman el  fastidioso cónsul honorario teutón,  ese  anónimo que marcó el gol de la derrota argentina, estoy seguro que  nunca volvería a embocar en ese mismo lugar del arco, así lo repita mil veces.
¿Messi?  ¿Quién es Messi?  ¿Quién coño es Messi? Si no es más que la zapatilla de Maradona. Sobrevaluado demasiado por esas toneladas de publicidad engañosa. Millones de dólares invertidos para convencer  a la masa de que es el mejor de todos los tiempos, pero que al final resultó siendo solo el  simple producto de una eterna incógnita.
Es que es cierto, el balompié sudamericano se ha estancado y ha perdido identidad  frente a la hegemonía europea. El campeonato ganado por el San Lorenzo ahora se ve tan intrascendente porque el futbol argentino también se ha reducido a ese nivel. Maradona y su generación,  fue el último aliento de un país que guardaba aun esperanzas en el futuro y que esa dictadura a sueldo fue terminando a golpe de 30,000 desaparecidos, porque Argentina, si antes fue considerada la prolongación de esa prospera  Europa occidental  ahora es solo el espejo viejo y gastado de algún país del este de  Europa. 
Estoy consternado, porque sé que  esa voluntad que sirvió de combustible para que el Pelusa dejara ingleses regados en el gramado, ya no se volverá a repetir con  esta actual  realidad  xenófila de la selección rioplatense, marcada por la astenia y la indiferencia.
Entonces, queda claro,  que para este humilde servidor, el buen futbol argentino ha muerto y por lo que veo,  estará enterrado por un buen tiempo.