jueves, 18 de diciembre de 2014

¿Monorriel o Tren Ligero para Arequipa?

Desde este humilde blog catalogado por las redes sociales del exterior como uno de los más importantes de habla hispana por su contenido, hemos hecho notar continuamente  el enorme intereses que tenemos sobre el tema del transporte para nuestra ciudad;  nos hemos informado y esto no es de ahora sino que ya llevamos varios años recopilando datos sobre este asunto,  por esta razón nos sentimos en la obligación de hacer publica nuestra opinión.
Estamos de acuerdo con la iniciativa del gobierno para construir en Arequipa un tipo de transporte masivo moderno y sobre todo de tracción  eléctrica, y si este va ser un monorriel bienvenido sea. Hasta ahí perfecto. Luego leí en los medios escritos que junto al monorriel existía la posibilidad de construir un tren ligero. Si esto es así,  mejor aún.
Entonces, está claro,  lo que se necesita para Arequipa es un transporte eléctrico, pero si se trata de elegir entre el monorriel y el tren ligero, definitivamente el medio de transporte más conveniente para nuestra urbe es el segundo.
En una ciudad altamente sísmica  como Arequipa  los pilares que sostendrían al monorriel de ocurrir un fuerte sismo serian  de enorme riesgo para sus numerosos usuarios, y después de observar las imágenes  de aquellas enormes columnas colapsadas de los viaductos en Kobe después de sufrir un terremoto, me confirman definitivamente que ante esta realidad sería mucho mejor un tren superficial y no uno aéreo.    
Veo aquellos trenes ligeros  en España y me los imagino corriendo por nuestra hermosa campiña y en las calles  Bolívar o Sucre,  y por la sotana del arzobispo,  combinan armoniosamente  con nuestro paisaje  y la arquitectura de sillar.
No sé qué ocurrirá en las mentes y corazones de aquellos funcionarios y burócratas que tienen en sus manos la decisión  final de este culebrón, pero esperemos que esta sea la más sensata  y  elijan el tren ligero.
Hace poco el Presidente de la República tuvo como invitada a la madamas del Fondo Monetario Internacional, y se los juro que parecía una completa payasada hablar de prosperidad y desarrollo en el país, cuando todavía mantenemos unos medios de transportes no solamente obsoletos sino completamente inhumanos.  


                               El tren  ligero por nuestro centro histórico



El tren ligero  por nuestra campiña

No hay comentarios: