domingo, 28 de diciembre de 2014

La ley Pulpín y la Histórica jornada de la juventud peruana


“La esperanza es lo último que se pierde” había escuchado decir, y yo,  hace buen tiempo la había perdido. Tengo mis razones, si bien pertenezco a una generación X,  que igual no hizo nada, hoy en día, al escuchar sus conversaciones frívolas y al verlos caminar por sus universidades privadas y públicas desorientados brotándoles de sus oídos unos delgadísimo cordones umbilicales uniéndolos a su única fuente de vida y que el mismo  Steve Jobs había prohibido a sus hijos,  asentía en definitiva que toda esta generación de jóvenes era la más idiota de todas.   
Mientras que en Chile surgía una camada de lozanos líderes políticos como Camila Vallejo, que intentaban darle un aire renovado a su país, aquí la presidenta de la federación de estudiantes de la católica, Sigrid Bazán, desde su ridícula visión de izquierdista “andaluza” mostraba su mayor dialéctica en unos  anacrónicos y decadentes prejuicios al oponerse visceralmente a la enseñanza del idioma quechua dentro de las universidades “cholas”.
Con este tipo de ejemplos se veía al futuro de nuestro país completamente jodido.
Quien diría que en este mes de diciembre aparecería esa luz al final del túnel, porque mientras los medios de comunicación preparaban a los peruanos el nacimiento y el pavo para la noche buena, en las calles de la ciudad de Lima se estaba escribiendo una historia distinta cuando una nueva generación de jóvenes irrumpía en este escenario monótono y necio.
Las veces que había leído sobre las jornadas de Mayo de 1968 en París y sus repercusiones en el resto del mundo, me convencí que nunca lo vería aquí. Pero estaba totalmente equivocado, porque después de ver las imágenes de aquellas protestas, nos hemos dado cuenta que todavía existe dentro de nosotros esa casta de jóvenes que no han perdido aun aquellas ansias que te instan a mejorar tu sociedad. No se han quedado con los brazos cruzados, como quizás yo lo hice alguna vez, todo lo contrario, con los mismos bríos de aquellos jóvenes en Paris, hoy me han demostrado que el Perú es un país de gente digna y no lo que otros intentan hacernos creer: una tierra de muertos de hambre que se venden al mejor postor y se conforman con el desprecio y las limosnas.
Estos días he vuelto a creer en este país, gracias al ejemplo que me ha dado esta juventud que no muestran los conocidos medios de comunicación y que una oprobiosa ley esclavista los ha obligado a hacerse notar.
Mañana lunes 29 de diciembre habrá una tercera jornada de protestas contra la denomina ley Pulpín. Será más numerosa que las anteriores, y también pacífica, nadie lo sabe. Lo cierto y más importante que rescato de todo esto es que existe un buen sector de la juventud consiente de su realidad y sobretodo con una autoestima suficiente que lo insta a exigir respeto para con ellos y para con su futuro, uno verdaderamente digno. 

sábado, 20 de diciembre de 2014

Los peruanos y la nieve










Dos personas con cierto acento cusqueño mascullaban cerca. Era mi oportunidad para averiguar con qué frecuencia caía  nieve en el ombligo del mundo, así que me acerqué hacia ellos  y les hice esa pregunta.  Pero, debí  suponerlo,  porque  olvidé que  estas poblaciones   producto  del maltrato y el prejuicio capitalino  los han llenado de tales complejos y  vulnerabilidades que se les empeora  con la  ignorancia;  lo ocultan muy bien, hasta que afloran  espontáneamente  cuando un incauto les hace esta simple e inocente pregunta, porque  se erizaron tanto,  como si les  hubiera   mentado  la  madre. 
No hay que ser un experto peruanólogo para saber que ridículos complejos  se esconden detrás de la  reacción que tuvieron  aquellos cusqueños, porque son  los mismos  síntomas que encuentro también en muchos peruanos.
La nieve,  hermosa  e inolvidable experiencia  cuando  cae  alrededor,  envuelta en una  álgida brisa,  y sobre todo cuando  sus copos se diluyen  en la palma de tu mano.  Deseada por tantas ciudades  en el mundo  tal vez porque  les da cierta categoría, pero increíblemente aquí en el Perú  es vista con tal desprecio como el que tiene esta decadente cultura criolla sobre  el indio y los andes.
Hace  algunos meses  la  televisión limeña se encontraba  asombrada   comentando sobre  los estragos dejados por el friaje en esos inhóspitos páramos andinos.  La repulsa  en el rostro de Mónica Delta  no era por ver la desgracia de los campesinos  padeciendo  esas  gélidas temperaturas,  sino que sus gestos de aversión se debían principalmente al ver la nieve “estropeando”  todo el paisaje. 
Esa nevada que los habitantes de Sao Paulo, Madrid o Buenos Aires tanto la desean,  los limeños la desprecian,  porque su mentalidad  mórbida  lo relaciona  con su abominable sierra.  Esa nieve  para estos acomplejados  es sinónimo de serrano,  de indígena.
La nieve como consecuencia de los climas fríos, a través de la historia, casi siempre, ha estado relacionada con pueblos fuertes, laboriosos, disciplinados y también austeros,  que en su afán de  sobrellevar las gélidas temperaturas  forjaron con  el tiempo,  el esfuerzo y la previsión  prosperas ciudades y naciones.  Así nacieron Nueva york,  Washington,  Londres, Moscú, Beijing, Berlín o Tokio y hasta el mismo Cuzco. 
Aquellas  ciudades que no la tienen habitualmente, la desean enormemente, porque en el fondo saben lo que ella  representa. Tanto es su anhelo  por poseerla  que se vuelven imborrables en su memoria aquel  día,  aquel  mes o  el  año que hubo  la última nevisca,  así  esta haya ocurrido  hace  varias décadas. 
Pero, tristemente,  en el Perú, la nieve tiene otro significado, gracias a esa  visión enfermiza  de una Lima ignorante y prejuiciosa,  porque para ellos la nieve es fea   porque  simplemente es serrana,  y esas patologías  lo han diseminado por el resto del país  recrudeciéndose en la actitud que tuvieron esos  cusqueños  cuando les hice aquella simple pregunta.
Como envidio a Nueva York,  Berlín  o al mismo  Cuzco cuando las veo  cubiertas de nieve.  Antiguamente los peruanos convivíamos con  la nieve  cuando en mayoría habitábamos la región andina. Los Incas y Pachacutec  realizaron sus conquistas con la nieve alrededor, al igual que  Napoleón,  Genkis Kan,  Von Brauchitsch o ZhúKov.  
Hoy, que distinto seríamos,  si al menos un instante  experimentaríamos la sensación de ver caer la nieve. Que distintos valores, fortaleza y autoestima   hubiésemos adquirido. Seguro que no  estaríamos  soportando  esa cultura  desértica   y asfixiante,   decadente,  desordenada,  sucia y  tercermundista.
Hoy he decidido, alquilarme una casita  por la localidad de Imata a dos horas de aquí en la frontera entre Arequipa y Puno  y pasar  la  navidad  en un clima frio  y,  con suerte,   rodeado de nieve.


viernes, 19 de diciembre de 2014

Colegios de Alto Rendimiento - COAR, cuando la corrupción se enseña

Caminar entre tanta mierda es muy complicado, porque,  si te distraes puedes llegar a pisar una enorme y viscosa  masa de  caca que se te impregnara en la planta del zapato de tal forma  que el limpiarlo  te resultará  una tarea imposible. 
No necesitamos tener tan cerca esa mierda para sentirnos asfixiados por su fetidez porque  solo basta conocer a que grado la corrupción ha  infectado nuestra sociedad para que nuestro  asco se vuelva incontenible.
Creí que el decadente cochambre solo era privilegio de las UGEL, y que fuera de ellas,  existían algunas  iniciativas honestas para  construir un país mejor y que si se hacía  desde la educación siempre se vería como una labor loable y lúcida. 
Cuando  me enteré que el actual  gobierno iba a crear los denominados Colegios de Alto Rendimiento, me pareció una idea muy interesante,  porque ahora – creí -,   los jóvenes de altos desempeños y de pocos recursos de nuestra región tendrían un centro de estudios de acuerdo a su  desarrollo  y sobre todo que para lograrlo –seguramente- contarían con la guía de los mejores docentes de la región seleccionados cuidadosamente. Semejante patraña, la peor estafa que se está cavilando en este momento.
Una vez más llegó una denuncia al correo electrónico de nuestro blog. En ella nos cuentan que hace unos días hubo una convocatoria para cubrir la plaza de profesores de distintas  asignaturas para el denominado Colegio de Alto Rendimiento que se va crear en la ciudad de Arequipa. Muchos maestros se inscribieron creyendo que se trataba de un proceso  limpio  y justo, pero no fue así,  porque esta,  se ha realizado de una manera tan extraña  que se presta para enormes suspicacias.
En dicho proceso, el día 18 de diciembre se tenía previsto la publicación de resultados preliminares de los docentes aptos que pasarían a las siguientes  etapas, pero grande fue la sorpresa de los inscritos al ver que sus nombres no figuraban ni siquiera dentro de los no aptos,  a pesar,  de que algunos de ellos contaban –inclusive-  con maestrías y doctorados. Aunado a esto, el lugar en el que se realizaría  la evaluación escrita y presencial, lo han encerrado en un total hermetismo,  porque, según comunican, esa dirección solo lo conocerán mediante correo electrónico  los supuestos siete personajes que  salieron finalistas.
¿Por qué tanto hermetismo? ¿De qué  se ocultan estos truhanes?
Para nadie es desconocido el nivel de corrupción al que han llegado ciertos organismos del estado. ¿No será que todo esto es una muestra más de toda esta mugre?
Aparentemente, esta clandestina selección  no es más que la triste y patética muestra de que esos rótulos pomposos como “Colegios de Alto Rendimiento” al final solo son la careta tercermundista,  no de un verdadero centro de estudios de alto nivel,   sino,  que los infectos de siempre lo van ha convertir antes,  en  el triste refugio de ineficientes burócratas  elegidos a dedo por gente que les importa un carajo la honesta idea de brindar una educación con altos estándares de calidad  a los estudiantes sobresalientes y con escasos recursos de todo el país.
Quiero decirles a esos torpes miserables que no intenten burlar a los arequipeños, porque, han sido desenmascarados, y  no vengan con ese cliché de colegios de alto rendimiento, porque de “alto rendimiento”  solo tendrán siempre el nombre,  mientras no elijan de forma justa a los docentes que tendrán a su cargo la enseñanza de los jóvenes más destacados de la región.
Esta es la realidad,  siguen con ese cuento del desarrollo, mientras tanto siguen manteniendo ese pensamiento bananero de  la argolla y la dedocracia. Malditos corruptos de mierda, únicos culpables que  obstaculizan  siempre el objetivo de hacer nuestra sociedad verdaderamente  democrática y desarrollada, en su lugar lo convertirán en el triste ejemplo que se está viviendo ahora en México.


CAPITULO   II
LA CONCHA DEL COAR

En la primera parte  de esta corta  historia  de embustes  pedagógicos,  denunciamos  el descaro  y  las malas artes, como “métodos” utilizados  para  seleccionar a los docentes del COAR - Arequipa.  
Al ir hurgando  más sobre el tema nos encontramos que la encargada del COAR en nuestra región  es la señora  Florencia Concha.
Fuimos cándidos al indignarnos de esa forma oscura de selección  porque mejor hubiera sido conocer el nombre de la persona que estaba al mando de todo esto para entenderlo mejor.
Vaya joyita que ahora dirige el COAR- Arequipa, porque  hace algunos años,  en el cargo de gerente de educación, brilló con una típica gestión  de  bolchevique  corrupto.
La señora –según cuentan unos jubilados del magisterio-  todo lo que toca lo convierte en sórdido y sucio. Pobres niños, pobres jóvenes. ¡Qué tal estafa!
Confirmado entonces, ese COAR,  de “alto rendimiento”  solo  tendrá el nombre,  porque quedará  como  una muestra más del peor engaño que  se le puede hacer a lo mejor de nuestros estudiantes.
Brindarán una educación mediocre,  porque sus hacedores son mediocres, que seguramente mantendrán  todas esas taras que nos hacen girar en ese eterno subdesarrollo.
Si tú eres padre de familia y tienes pocos recursos  y piensas enviarlo a un
COAR, piénsalo muy bien. Yo en tu lugar no lo haría. Por el bien de nuestros hijos.  
Mira el ejemplo del Colegio Mayor creado por  Alan García, los alumnos fueron recibidos con  un plato de ají de gallina envenenado, muchos estudiantes terminaron  hospitalizados por intoxicación, ¿y por qué ocurrió esto?, por la sencilla razón y como ahora sucede con el COAR,  no seleccionaron   honestamente al personal que ahí labora. 

jueves, 18 de diciembre de 2014

¿Monorriel o Tren Ligero para Arequipa?

Desde este humilde blog catalogado por las redes sociales del exterior como uno de los más importantes de habla hispana por su contenido, hemos hecho notar continuamente  el enorme intereses que tenemos sobre el tema del transporte para nuestra ciudad;  nos hemos informado y esto no es de ahora sino que ya llevamos varios años recopilando datos sobre este asunto,  por esta razón nos sentimos en la obligación de hacer publica nuestra opinión.
Estamos de acuerdo con la iniciativa del gobierno para construir en Arequipa un tipo de transporte masivo moderno y sobre todo de tracción  eléctrica, y si este va ser un monorriel bienvenido sea. Hasta ahí perfecto. Luego leí en los medios escritos que junto al monorriel existía la posibilidad de construir un tren ligero. Si esto es así,  mejor aún.
Entonces, está claro,  lo que se necesita para Arequipa es un transporte eléctrico, pero si se trata de elegir entre el monorriel y el tren ligero, definitivamente el medio de transporte más conveniente para nuestra urbe es el segundo.
En una ciudad altamente sísmica  como Arequipa  los pilares que sostendrían al monorriel de ocurrir un fuerte sismo serian  de enorme riesgo para sus numerosos usuarios, y después de observar las imágenes  de aquellas enormes columnas colapsadas de los viaductos en Kobe después de sufrir un terremoto, me confirman definitivamente que ante esta realidad sería mucho mejor un tren superficial y no uno aéreo.    
Veo aquellos trenes ligeros  en España y me los imagino corriendo por nuestra hermosa campiña y en las calles  Bolívar o Sucre,  y por la sotana del arzobispo,  combinan armoniosamente  con nuestro paisaje  y la arquitectura de sillar.
No sé qué ocurrirá en las mentes y corazones de aquellos funcionarios y burócratas que tienen en sus manos la decisión  final de este culebrón, pero esperemos que esta sea la más sensata  y  elijan el tren ligero.
Hace poco el Presidente de la República tuvo como invitada a la madamas del Fondo Monetario Internacional, y se los juro que parecía una completa payasada hablar de prosperidad y desarrollo en el país, cuando todavía mantenemos unos medios de transportes no solamente obsoletos sino completamente inhumanos.  


                               El tren  ligero por nuestro centro histórico



El tren ligero  por nuestra campiña

lunes, 15 de diciembre de 2014

Carlos Vives y el latinoamericano siervo

A comienzos de este año  el Festival de  Viña del Mar,  nos dejó  una  interesante  lección, sobre todo para aquellos latinoamericanos que  – a pesar de sus interminables escusas-  siguen empecinados en arrastrar malacrianzas  que para estas fechas resultan simplemente ridículas.
A Colombia, en  los últimos años,  le han dado  un tratamiento  poco  recomendable para un país que busca un futuro digno para sus habitantes: la corrupción, violencia  e inequidad lo han  vuelto tan  desagradable a la vista que ha obligado a parte de su pueblo a una diáspora sino por razones económicas  también por cuestiones políticas,  uno de ellos fue Gabriel García Márquez,  quien  prefirió México –que ya es decir mucho- para pasar sus últimos días de vida.  
Aquella noche, el monstruo de la Quinta Vergara se hallaba gozoso  danzando  al son que le daba Carlos Vives,  que  luego de finalizar  uno de sus conocidos vallenatos,  el  originario de la ciudad  mulata  de Santa Marta  se puso  a  describir  un  instrumento indígena  colombiano,  en eso,   el intérprete de “La gota fría” acotó:  “nuestros antepasados los españoles”.    No había ni bien culminado de articular aquella  frase  cuando un estruendoso coro de chiflidos  comenzó a venir desde el público.  Los conductores absortos no podían ocultar su sorpresa  ante aquella espontanea  reacción del público chileno  después  de que Carlos Vives pronunciara esas  palabras. 
Pero, ¿Qué ocurrió en Viña aquella noche? ¿Porque el público chileno rechazó con silbatinas  las  expresiones que profirió Carlos Vives, afirmándose  descendiente de españoles  e  incluyendo  al público chileno en su afirmación?
La respuesta es simple, y esta tiene que ver con la conocida identidad nacional.  Para nadie es un secreto que una  de las sociedades más cohesionadas y que han avanzado mucho en el camino de formarse como un estado nación moderno dentro de los países de Latinoamérica, es Chile. A pesar que la mayoría de chilenos étnicamente son  similares a los españoles, su formación les hace  sentirse más identificado con el país que forman  parte  que con alguna ligazón con la antigua metrópoli colonizadora.
Grandes contradicciones tenemos los latinoamericanos. Mientras  países como Uruguay Argentina y Chile,  conformadas  mayoritariamente  por poblaciones de origen  europeo (sobre todo en las  dos primeras) buscan  formar una identidad nacional  mucho más fuerte,  y que casi lo han logrado en Chile,  los otros países con mayoritarias poblaciones mestizas como Colombia y México, o  Indígenas como Perú, siguen obsesionados por “blanquearse la piel” y atareados en ocultar sus orígenes indios  y negros,   y en su desesperación  se obstinan  en  mantener anacrónicas  costumbres hispanas coloniales  (como el caso de las corridas de toros, los prejuicios raciales, el fanatismo religioso, etc.).  México, Colombia y Perú, si analizamos sus sociedades   encontraremos  que  todos ellos arrastran  males que tienen sus  orígenes en esa forma de pensamiento  que mellan constantemente  la autoestima de sus pueblos,  haciendo  que sus elites justifiquen la inequidad  y explotación y permiten el expolio de sus recursos naturales,  junto con crearles la percepción de que carecen de la capacidad para  poder manejarse  de forma autónoma.
Dentro de América Latina  aún  no ha aparecido el  pueblo  que haya logrado  la suficiente madures  y autonomía que posee  Francia o Estados Unidos,  porque todavía sus élites y sus poblaciones siguen ensimismados   como Carlos vives,  añorando testarudamente  a sus antiguos amos, y negándose  la oportunidad de decidirse  a  valerse por sí mismos. Ese sentimiento  provocó la astenia que finalizó  en la derrota argentina en la Guerra de las Malvinas, también está  en el desastre mexicano y   en la inequidad colombiana,  y también fue el origen de los peores momentos  de violencia ocurridos en nuestro país durante los años ochenta.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Roberto Gómez Bolaños, la muerte del ruin

En la serie icónica para muchos latinoamericanos, "El Chavo del 8", hay un material bastante rico para análisis sociológicos. Para los que nacimos con alma de salmón y vamos siempre a contracorriente así sea nomás para tirar la weva, es suficiente recordar su mensaje: Que la pobreza es chistosa.
La miseria es normal y es alegre. Bofetadas sin razón (de doña Florinda a don Ramón a cada rato) o golpes hasta con la tortura previa del peinado (los caquitos) son motivo de carcajada. O buscar formas de ganar algo con trampa (la Chilindrina) es muy inteligente. A través de contenidos de lo que Televisa bautizó como "humorismo blanco", Roberto Gómez Bolaños "educó" el subconsciente colectivo de generaciones de ladrones, violadores, sicarios, políticos y gobernantes abusivos y rateros, claro, con su correspondiente público complaciente, un pueblo enajenado, tolerante hasta la vergüenza ajena de todo tipo de atropellos hasta la privación de la vida.
 Parecerá una exageración absurda para quienes apenas se enteren que los medios juegan un papel central en consolidar un tipo de cultura, con sus propios valores y creencias, que sirven para asegurar la supervivencia del sistema. Una cultura donde la miseria y la violencia gratuita es normal y chistosa. Don Roberto Gómez Bolaños fue un ejemplo en sí mismo de todo eso fuera de la pantalla: En 1977 hizo una gira al Chile del sangriento Pinochet, sin un mínimo de conciencia para con los incontables torturados, asesinados y desaparecidos de entonces. La ola de críticas en su contra le valió madres. El hijo del jefe del extinto Cartel de Cali en Colombia, reveló que Roberto Gómez Bolaños actuó en una fiesta para uno de los hijos de los jefes del mencionado cartel. Sin escrúpulos de ninguna clase, cuando México aún no era un Narcoestado.
 En 2006 "Chespirito" estrenó las campañas políticas de odio y lodo, acusando a AMLO de ser "un peligro para México", además de apoyar al inmoral PAN, que inauguró los baños de sangre masivos en México. Un año después, en 2007, arremetió contra el aborto en una campaña lanzada por grupos conservadores católicos.
 No puedo alegrarme por la muerte de una persona. Mis años infantiles recibieron una formación familiar de amor a la vida que fueron reforzados por mi profesión. Casi genéticamente no puedo. Pero no obsta para que hoy, ante los panegíricos Ad nauseam que ya nos inundan, yo recuerde que el señor Roberto Gómez Bolaños fue un hombre ruin "sin querer queriendo".

domingo, 9 de noviembre de 2014

Barack Obama y la pesadilla americana

Poco antes de ser proscrito de la universidad, un compañero huyó del Perú con destino a Miami. ¡Qué suerte del hijo de puta! Dije. No lo niego, le tuve una sana envidia, porque ingresar a ese país, por cualquier medio que este sea, para después confundirse entre su libertad y democracia, era el sueño de cualquier cándido sobreviviente en ese régimen fujimorista.
Unos años después, Melcochita, celebraba exageradamente el insólito triunfo electoral de Barack Obama en una sociedad estadounidense caracterizada por inspirar en el siglo XIX la Cabaña del Tío Tom y establecer durante gran parte del siglo XX esa conocida segregación racial. Melcochita, desbordaba de contento arrojándole flores a Obama, como si este fuera el nuevo Lincoln, o un Kennedy  resucitado o un segundo Ramón Castilla. Otros personajes de la comunidad afroperuana también se aunaron a la celebración, porque estaban seguros que ahora sus vidas tomarían otro rumbo con el advenimiento de esta especie de presidente de todos los negros del mundo. 
Barack Obama, considerado en un comienzo, por mucha gente de color en los EE.UU., como el mesías que los salvaría de todas sus penurias. Tremenda paradoja, porque en estos años de crisis, han sido los integrantes de la comunidad negra los que más están sufriendo el desempleo y la recesión. El hambre y el crack se han extendido entre ellos como reguero de pólvora y cuando estalla un reclamo, este, va acompañado de la inmediata intervención policial que finaliza, casi siempre,  con una persona de color esposada y con la nuca sirviendo de colchoneta a un gendarme blanco y obeso. La muerte de uno de ellos en Ferguson, eclosionó en protestas y saqueos en ese suburbio de St. Louis, obligando la intervención de la Guardia Nacional y toda el área se cubrió de una censura casi norcoreana. Nunca sufrieron los negros tanto en la historia reciente de ese país que con la gestión de Barack Obama.
Y como para colocar la cereza a la torta, la primera semana de octubre el Fondo Monetario Internacional anunció que China había desplazado a los EEUU como primera economía del mundo, mientras tanto la superstición, la creencias en hadas y la religiosidad se ha incrementado en el pueblo como en las sociedades más atrasadas y tercermundistas, reduciendo en un futuro cercano la cultura y sensatez a solo una minoría y acrecentando con el tiempo entre las grandes mayorías  la inequidad y la desigualdad.
Rapados, obesos y con repugnantes tatuajes exteriorizan sus almas martirizadas y violentas, y las falsas sonrisas de sus estrellas de Hollywood no pueden ocultar su hundimiento en la soledad, el vicio y el consumismo.
No sé cuántos años han pasado desde que ese compañero de la universidad se fue a la tierra del Tío Sam, pero de lo que si estoy seguro es que mi deseo de estar en ese país ha desaparecido por completo, es más, en este momento, lo consideraría casi como una pesadilla.
No sé en que lo han convertido a los Estados Unidos. Aquellos valores de sus padres fundadores como Thomas Jefferson y otros sabios,  pareciera que han cedido  a la decadencia de ver que sus doscientos años de democracia se han diluido en un extraño tufo totalitario y castrense.
Ese domingo, una pareja de gringos, algo desorientados, captaron mi atención. La mujer se me acercó y con sus labios resecos y masticando algo de castellano me preguntó:
-¿A qué distancia se encontraba el centro de la ciudad? - A unos cuatro kilómetros, les dije.
Inclusive les indiqué el paradero para que pudieran tomar un autobús.

Pero ellos, como robots que siguen un libreto preestablecido, continuaron su camino bajo esa intensa radiación del medio día que casi volvía el asfalto como mantequilla. Y mientras esos dos personajes envejecidos  se iban alejando, no podía dejar de pensar en la historia que nos anuncia que su ciclo ha terminado para dar paso a un nuevo orden más democrático y multipolar.

martes, 4 de noviembre de 2014

¿Cómo funciona la guerra electrónica?

Vivo cerca de un cuartel del ejército, y en estos últimos años he notado algunos cambios: primero, el número de efectivos ha disminuido notablemente y segundo, la playa de estacionamiento que antes estaba casi vacía ahora está repleta de lujosas camionetas, gran parte de ellas del personal uniformado que ahí labora.
Es ya sabido que la tecnología está en constante evolución y que si una persona o una institución no se actualizan con estos avances queda en un estado de vulnerabilidad debido a no contar con aquellas herramientas necesarias para enfrentar esta realidad. Después de estar al corriente de esto, yo me pregunto: ¿Estaremos preparados para una guerra electrónica?
La otra noche encontré en la red, un hecho muy interesante. Y si esto sucedió realmente, nos explicaría cómo se desarrolla un enfrentamiento de este tipo.
El pasado 10 de abril, el destructor USS Donald Cook entraba en el Mar Negro como una forma de hacer notar la presencia estadounidense en las aguas cercanas a la península de Crimea, anexada recientemente por Rusia.
 En ese proceso, el 12 de abril, un bombardero táctico ruso Su-24 comenzó a sobrevolar el moderno buque. Más tarde se comentó que la tripulación del destructor norteamericano había quedado desmoralizada tras su encuentro con dicho avión de guerra ruso. Varios medios incluso aseguraron que 27 marineros estadounidenses solicitaron la baja del servicio. ¿Qué fue lo que tanto asustó a la tripulación del destructor de la Armada Norteamericana?
El USS Donald Cook es un destructor lanzamisiles de cuarta generación. Su principal arma son los misiles de crucero Tomahawk, que tienen un alcance máximo de 2 500 kilómetros y pueden llevar cabezas nucleares. En una misión normal, el buque está equipado con 56 misiles y en misión de ataque cuenta con 96 misiles. El destructor está equipado con el sistema de combate de última generación Aegis, un sistema integrado que conecta entre sí los medios de defensa antimisiles de todos los barcos en los que está instalado creando una red general que permite controlar y atacar cientos de objetivos al mismo tiempo. El destructor estadounidense dispone igualmente de 4 enormes radares universales de antena de una potencia similar a la de varias estaciones de radar. Además de los misiles Tomahawk, en sus lanzaderas de proa y popa figura medio centenar de misiles antiaéreos guiados de distintas clases.
El bombardero táctico ruso Su-24 que sobrevoló el USS Donald Cook no llevaba bombas ni misiles. Bajo su fuselaje había únicamente un contenedor con un sistema de guerra electrónica llamado Jibiny.
Al aproximarse al destructor, el sistema Jibiny del Su-24 puso fuera de servicio los radares, circuitos de control, sistemas de transmisión de información, etc.
En otras palabras, todo el sistema Aegis quedó inutilizado, como cuando se apaga un televisor con un mando a distancia.
Después de esto, el Su-24 simuló un ataque con misiles contra el USS Donald Cook, que había quedado totalmente ciego y sordo. Y repitió esa acción un total de 12 veces. Cuando el Su-24 se alejó, el USS Donald Cook se dirigió rápidamente a un puerto rumano y no volvió a acercarse a aguas rusas.
Según las revistas sobre armamento, las Fuerzas Armadas chilenas son en Sudamérica las que mejor están equipadas para una guerra electrónica. Sobre esta realidad, tendrán conocimiento nuestras autoridades directamente relacionadas con el tema. Solo ellos tienen la respuesta.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Contraloría General de la Republica y el depredador hijoputa



Cómo celebran las nuevas autoridades elegidas.  Fiestas por doquier,  conciertos bulliciosos y multitudinarios  donde se entremezclan  la  alegría y el trago acompañando a esos numerosos  ganadores. No es para menos,  si ganar  una elección municipal,  cualquiera que esta sea, hasta  una minúscula alcaldía, es como hacerse  acreedor  del premio mayor de la lotería.  Aquí ese espurio libreto de servir se arroja al tacho de basura más cercano apenas se saben vencedores y apresurados afilan  sus garras  y el gesto de caradura lo blindan  a prueba  de balas,  mientras sus impacientes colmillos empapados de saliva  esperan ansiosos el momento en que asumirán  ese cargo que les harán hacerse de esos apetecibles  recursos públicos.
Hace una par de meses estuve escuchando a ciertos insufribles, darle con alma a la Contraloría General de la República. Consentidores de depredadores de distinto calibre,  neonazis nikeis,  demócratas cristianos  y  esas viejas pitucas,  integrantes de avanzadas  religiosas y fundamentalistas,  descargaban sus baterías en contra de lo que debería ser el principal ente regulador de este  sistema peruviano de comienzos del siglo XXI.
En este reciente periodo de crecimiento,  hemos notado como se ha ido incrementando el presupuesto de  los diferentes ministerios y organismos del estado. Esta economía tercermundista  exportadora de productos primarios ha originado  millones de nuevos soles que ahora pueden ser invertidos en proyectos de desarrollo que  deberían beneficiar  a toda la población. Pero, es frustrante saber, cómo  un gran número de funcionarios y autoridades estatales,  gracias a estos enormes recursos se han convertido en los nuevos ricos de este neoliberalismo con más agujeros que un queso  gruyer. Miles de sinvergüenzas con el título de alcaldes, por ejemplo,  aprovechando un vacío legal o la atadura de manos de esta institución,  están amasando importantes fortunas con la plata de todos,  y son tan caraduras,  porque, a pesar  que la población los ha descubierto, persisten en su saqueo, porque saben que cuentan con una total impunidad.                                                                                                                    
El régimen dictatorial de Alberto Fujimori (Según los cálculos de la PUCP)  esfumó  4 mil millones de dólares  y una vez que  finalizaron los gobiernos democráticos de  Alejandro Toledo y Alan García,  ambos tuvieron que hacer frente a diversas denuncias relacionadas con la misma porquería.  Asimismo varios presidentes regionales hoy están siendo procesados por esa lepra tan peruana.
Muchas veces hemos oído  culpar de nuestras desgracias  a factores externos (potencias occidentales  o guerras perdidas). Pero, lo cierto es que,  una de las principales causas de nuestro atraso ha sido el pensamiento miserable y egoísta de muchos compatriotas, que se nota  cuando  asumen  algún  cargo de funcionario del estado que va tener en sus manos  importantes recursos públicos.  No sé si se deberá a esa  hambruna permanente o la pobreza diseminada durante siglos dentro de nuestra población  que   el tiempo ha hecho que toda esa podredumbre  se aloje  en sus genes, aflorando  en esas conductas  y  pensamientos, que los obliga  a actuar como  perros hambrientos  en busca  de los  billetes del erario público.  Ávidos insufribles,  atestados de corruptela,  saquean  nuestros recursos,  sin  detenerse a pensar,  por un  momento,   que  mientras cagan al país,  cagan también a su prole y genealogía, que se han  contaminado tanto como ellos,  con toda sus  miseria y decadencia descarada.   
Cuanto habríamos avanzado con esos miles de millones de dólares bien invertido. Cuanta infraestructura en hospitales, bibliotecas,  represas, carreteras se hubiera construido con todos esos recursos.   Cuanto hubiéramos avanzado si esos capitales no hubieran terminado en los bolsillos de tanto pobre diablo, porque al final son eso, salvajes y hediondas termitas,  ignorantes que  no saben del daño que hacen.
Yo me pregunto,  qué hubiera ocurrido si los funcionarios alemanes que manejaron  los  cientos de millones de dólares del Plan Marshall,  hubieran actuado como estos  bárbaros ¿hubiera ocurrido el milagro alemán? Lo dudamos mucho.
Quizás uno de los peruanos  más decentes  que he conocido últimamente,  fue aquel funcionario de la Contraloría General de la República. En esa corta,  pero muy valiosa entrevista, coincidimos en la idea de que  los rateros  y pendejos de corte ingles los encontramos tanto en Lima, como en Londres o  en Singapur,  pero la diferencia está, en que aquellos  países,  cuentan con  órganos de control  con  unos tentáculos y poder que hacen pensar dos veces a esos  funcionarios  que son tentados con meter garra en las  arcas abiertas del estado. Con una contraloría fortalecida  así,  a ver si ese depredador hijo de puta se atreverá  a llevársela fácil  por creer que la plata llega  sola.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Referéndum de Independencia en Arequipa

No en vano fueron la mayor potencia mundial en aquellos tiempos decimonónicos. Londres  realmente nunca hubiera permitido la realización de este tipo de referéndum sí es que este no iba a resultar favorable  a su astuta política frente a Escocia.  
Al final ganó el NO. Pero aquellas pretensiones  independentistas  aun continua en la mente no solo de los escoceses sino tambien en otros pueblos en distintas partes del mundo, ahí tenemos a Cataluña  y el  Kurdistán que se ven como los  más resueltos.
Es que la libre determinación de los pueblos sigue vigente, por estas razones, y después de observar  todos estos casos, no puedo dejar de preguntarme: ¿Qué ocurriría si se produjera un referéndum de independencia en Arequipa?
No es descabellado,  porque  en este momento existen condiciones como para que en un futuro cercano crezca dentro de la  población  mistiana  la idea de exigir mayor autonomía para nuestra región, y cómo no va existir este descontento, si el trato que se nos da desde Lima es cada vez más injusto. La ciudad de Arequipa es una aldea si la comparamos con otras urbes sudamericanas. Su desarrollo en infraestructura  está muy por detrás de  Valparaíso, Medellín, Maracaibo, Guayaquil o del mismo Santa Cruz de la Sierra. El centralismo limeño nos ha reducido a esta terrible  realidad.
Déjenme soñar entonces qué ocurriría si la ciudad en donde nací y  he pasado la mayor parte de mi vida fuera la capital de un estado independiente. Para esto,  extraje algunas cifras del INEI y de algunos diarios locales con los cuales nos dan una idea de qué datos generales  tendría  Arequipa si fuera una república independiente, estos  serían los siguientes:

Nombre oficial: República  de Arequipa
Extensión: 63,345.39  Km2
Población: 1, 452,303 habitantes
Capital: Ciudad de Arequipa (1,100,000 hab.)
Idioma oficial:  el loncco
Moneda: Peso arequipeño
Ingreso percapita:  USD  34, 334 
Ciudades Importantes: Mollendo, Camaná,  Chivay.
Índice de pobreza: 9%

Es que  Arequipa es muy distinta a Lima, muy pero muy distinta, sobre todo en carácter y autoestima. Tan distinta que aquí todavía en su televisión  se pueden ver rostros parecidos a los que transitan por  cualquiera de sus calles, mientras en Lima sigue con esa decadente política mexicana de dañar la autoestima de su población  mayoritariamente chola prohibiéndoles sus rostros en su TV. En ese sentido Arequipa es mucho más igualitaria y democrática.
Arequipa es mestiza y orgullosa de sus ancestros tanto españoles como incas o indios para ser más desprejuiciado. Así nació Arequipa en el siglo XVI, aunque algunos sectores minoritarios se han mostrado reticentes  a esta situación y han decidido obtusos  copiar algunas  malformaciones como esas desigualdades  de castas que viene desde la  Lima colonial,  a pesar de ello, la gran mayoría de su población todavía  mantienen una convivencia sorprendente armoniosa y unida.   Y bien lo expresó  con sus propias palabras el historiador arequipeño Carpio Muñoz al referirse a esta realidad diciendo: “El arequipeño originario no se avergüenza de sus abuelos los indios”. Ahí está el origen de esa autoestima que la distancia del resto de peruanos.  
Entonces,  ¿Qué ocurriría de presentarse este referéndum?
Para salir de todo tipo de dudas,   realizaremos un pequeño  sondeo en este blog, para lo cual, en la parte superior derecha  encontrarás una encuesta en la que preguntaremos si estás de acuerdo con que Arequipa sea un país independiente.  Puedes elegir el SÍ  o el NO.  
PD.
El resultado de esa encuesta que hicimos en este blog (2014)  fue un 49% para el SI

martes, 16 de septiembre de 2014

Alfredo Zegarra, el mayor peligro para Arequipa

Una terrible sombra amenaza nuevamente la ciudad.  Una atmosfera  sucia  y  ruin  husmea  otra vez sin darle tregua  a la provincia de Arequipa.  No dejan de aparecer  estos  barbaros  imitadores de las maneras  más cabronas e ilícitas de actuar  del fujimorismo.  Plagios, impunidad, puterios, coimas descaradas,   son el pan de cada día para ese elector condenado a soportar a estos  sinvergüenzas que cuentan con el suficiente sencillo  como para  costear  su candidatura  a una alcaldía o la presidencia regional,  pero  en el fondo de estos malandrines,  la población y sus problemas les importa un huevo de pato.
Al señor Alfredo Zegarra no le ha sido suficiente  estos cuatro años para demostrarnos que es un completo ineficiente  y  un verdadero peligro para Arequipa.  Ahora  como el peor  caradura dentro de  ese conocido grupúsculo  de políticos  nauseabundos  nos estruja en el rostro una segunda postulación para estas próximas Elecciones Municipales.
Como el resabiado Nerón,  en medio de toda esta orgia de lujos y poder,  Zegarra observa impasible  como la ciudad  arde en desorden y descarrío,  ha venido extrayendo de las cuerdas de su arpa melodías sarcásticas mientras  observaba  al pueblo  arequipeño atragantándose  con  el  polvo de esas  calles y avenidas destruidas y esa desesperación de miles  al verse atrapados  en los numerosos atolladeros provocados por sus obras  inconclusas  de su pésima gestión que se niega a terminar.
Fueron cuatro terribles años marcados  por la constante desaprobación a su gestión por parte de la mayoría de la población mistiana.  Con justa razón porque el rosario de denuncias son interminables.
Alfredo Zegarra  se lanza de nuevo para esta postulación  aprovechando que la mayoría de los arequipeños  desconoce que ha condenado a nuestra ciudad a un futuro incierto lleno de desorden y contaminación.  Por culpa de este sujeto pronto Arequipa tendrá el mismo hacinamiento y suciedad que la capital de la república.  Guiado por sus oscuros y lucrativos intereses  creó  la empresa  GR Asociados  y le entregó la elaboración  de los valiosos documentos que sintetizarían el futuro  crecimiento ordenado de la ciudad de Arequipa: el  Plan de Desarrollo Metropolitano (PDM) y el plan de Acondicionamiento  Territorial  (PAT). Pero como tenía que esperarse,  todo finalizó en un trabajo burdo e ineficiente,  observado por los especialistas  como también por la misma contraloría.
El problema del transporte  no se ha solucionado, todo lo contrario,  en su gestión  ha empeorado. Alfredo Zegarra tuvo la desinteligencia de nombrar  a  gente inepta en importantes cargos: a un cirujano plástico para que ordene el transporte y a un ex conspicuo fujimorista como gerente de transportes. Estos  incapaces con su labor,  como era lógico,  no han  podido dar  ninguna solución al problema, solo se han  limitado  a hacer el papel de  secuestradores de  vehículos  y cobrar cupos para su devolución.  
Con los millones  de soles puestos por la Minera Cerro Verde para ejecutar esa importante obra,  Alfredo Zegarra pareciera que  no tuvo mejor idea que encargar la elaboración del  plano  de los intercambios viales de la avenida La Pampilla y Alcides Carrión  a un diseñador novato,  porque,  hoy gracias a esa obra tan esperada por la urbe, el lugar se ha convertido en horas punta en un verdadero “cuello de botella” por la congestión de vehículos que ahí se produce. Dichos intercambios  además de su dilación  se nota que están muy mal elaborados,  porque no dan fluidez al tránsito que ahí circula, es más,  algunas partes son un verdadero peligro para la población por su estreches y sobre todo, la parte  elevada,  que se levanta  frente al hospital Honorio Delgado,  que de producirse un movimiento sísmico de gran magnitud  –según los expertos-  este se desplomaría  sin remedio.
En su último spot  publicitario  se lo ve a  Alfredo Zegarra  plantando cuidadosamente un árbol. Que tal burla para los electores,  porque en estos cuatro años,  en lugar  de sembrar árboles, el cemento y asfalto ha sido el común denominador  en sus escasas obras.
Son innumerables los motivos que hacen de Alfredo Zegarra  un verdadero peligro para nuestra población. Estamos seguros que cualquier otro candidato lo haría mejor que este matasanos.  Ojala la virgencita de Chapi  ilumine este 5 de octubre a la población  arequipeña  para que no vuelva a  elegir  a este indeseable. 

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Lionel Messi y el sepelio del futbol argentino



Iguain hijo de puta,  qué hiciste con esa pelota que te  regaló  el bávaro  idiota, si era el gol que marcaría la historia y  tu oportunidad  para demostrar alguna categoría, pero la desperdiciaste,  porque  careces de la técnica y los nervios de acero que sí poseían   otras generaciones de jugadores como  aquel Burruchaga de la final de  México 1986. 
¿Dónde estás Caniggia? ¿Qué fue de Batistuta?¿Dónde se fueron mis noventas? Agüero no vales nada igual que Lavezzi  y ¿Quién coño es Messi?,  reducido a una simple estafa publicitaria y líder de esta  tropa mediocre que  herraron tantos goles en esa definición mundialista como aquella  lerda selección local plagada de  waldires,  sotos y maestris.
No sé cuánto tiempo ha pasado desde la  final del  último mundial de futbol, que  esta frustración no se me pasa. Canté ese gol, se los juro. Lo grité porque lo vi dentro del arco alemán, pero cuando me tranquilice, me di con la ingrata sorpresa de que todo había sido una grandísima equivocación, una puta confusión.   
El equipo argentino fue más, pero no lo suficiente como para ir en contra de la fortuna de los delfines de Hitler. Putin, cómo no los desapareces y acabamos con esto de una vez. Perdón,  quizás estoy exagerando, pero, es que no puedo  quitarme este peso de encima. A pesar de estos dos meses esta  joda persiste.
Desde aquel  partido, he perdido total interés por el futbol,  si bien es cierto que por salud hepática no veo un solo partido completo de la selección peruana desde finales de los noventa,  igual el campeonato local,  que por lo primitivo y mediocre,  siempre me ha interesado nada. 
Pero lo preocupante es que ahora está apatía, se ha extendido también  a  la Liga de Campeones y a todo lo relacionado con  el hecho de patear una pelota. Es que el golpe ha sido muy fuerte. En la propia Sudamérica, con sus  injusticias  y nula racionalidad,   Alemania,  con una delantera de polacos mercenarios se alzaron con la copa del mundo, y a pesar,  que diga lo contrario Eddie Fleishman el  fastidioso cónsul honorario teutón,  ese  anónimo que marcó el gol de la derrota argentina, estoy seguro que  nunca volvería a embocar en ese mismo lugar del arco, así lo repita mil veces.
¿Messi?  ¿Quién es Messi?  ¿Quién coño es Messi? Si no es más que la zapatilla de Maradona. Sobrevaluado demasiado por esas toneladas de publicidad engañosa. Millones de dólares invertidos para convencer  a la masa de que es el mejor de todos los tiempos, pero que al final resultó siendo solo el  simple producto de una eterna incógnita.
Es que es cierto, el balompié sudamericano se ha estancado y ha perdido identidad  frente a la hegemonía europea. El campeonato ganado por el San Lorenzo ahora se ve tan intrascendente porque el futbol argentino también se ha reducido a ese nivel. Maradona y su generación,  fue el último aliento de un país que guardaba aun esperanzas en el futuro y que esa dictadura a sueldo fue terminando a golpe de 30,000 desaparecidos, porque Argentina, si antes fue considerada la prolongación de esa prospera  Europa occidental  ahora es solo el espejo viejo y gastado de algún país del este de  Europa. 
Estoy consternado, porque sé que  esa voluntad que sirvió de combustible para que el Pelusa dejara ingleses regados en el gramado, ya no se volverá a repetir con  esta actual  realidad  xenófila de la selección rioplatense, marcada por la astenia y la indiferencia.
Entonces, queda claro,  que para este humilde servidor, el buen futbol argentino ha muerto y por lo que veo,  estará enterrado por un buen tiempo.