jueves, 28 de noviembre de 2013

Susana Villarán y los muertos vivientes

Aquella derrota tan vergonzosa que sufrió Lourdes Flores Nano  frente a una desconocida  pero persistente Susana Villarán   en las pasadas elecciones municipales del 2010,  no iba a ser tan fácilmente olvidadas por las huestes conservadoras pepecistas  ni por su inmaculada lideresa. La venganza tenía que ser lo más sutil posible, casi como el imperceptible corte del mejor cirujano. Para tal fin dentro del consejo municipal limeño con sus regidores  incubaron  el  germen que provocaría una revocatoria, estancando de esta manera  el  trabajo de Susana Villarán y teniéndola por el cuello durante el tiempo restante que le quedaría  de su gestión.
Los buenos perdedores  con una sonrisa postiza  le extendieron una falsa  mano  voluntariosa y colaboradora a la nueva alcaldesa. Pero,  en la realidad, lo que le guardaban,  era un puño furtivo cargado de vil revanchismo e inquina, dirigido para  minar su  trabajo.  Imperceptible para muchos pero no para este curtido sabueso.
Los intereses de aquellos grupos  potentados,  vieron en Susana Villarán una temible amenaza para el futuro. Aliados con los medios de comunicación  le cedieron  pantalla  y titulares  para hacerla escalar en las encuestas y llevarla  al sillón municipal. Una vez en esos  territorios, por fin la tendrían en  el lugar preciso  para vulnerarla,  haciéndole un daño calculado. Para ese fin,  intrigaron, valiéndose de  aquellas  dificultades que frecuentemente surgen al  iniciar  cualquier  gestión, haciendo de esos problemas  el rotulo exacto que identifique  a toda su gestión como mala,  con el claro objetivo de  anularla  para cualquier  posterior aventura  presidencial.                                 
Esa revocatoria tramada con anterioridad  corto de tajo el tiempo necesario  para que se pueda realizar  una gestión  municipal sobresaliente,  porque desde un comienzo fue entorpecido  por los que ahora orondos  se presentaban como ganadores  en estas elecciones para regidores del domingo último.  Ellos mismos  no permitieron que la ciudad de Lima avanzara. No les  importó saber que cavilando  para  socavar  la gestión de Villarán también estarían  paralizando  el progreso de toda una ciudad, sobreponiendo sus apetitos particulares a costa de afectar el desarrollo de una de las capitales más caóticas de Sudamérica.
En esa reciente conferencia de prensa se la veía a Lourdes Flores Nano  con un exagerado triunfalismo, celebrando  por  sus nuevos regidores. Sudorosa como en una  atmósfera premeditada, me recordaba  más a  un laborioso reciclador después de haber rebuscado  entre  los desechos de otros. La lideresa del PPC contaba  con unas actas electorales en la mesa que seguramente serian las  pruebas fehacientes de que contaba con el número de regidores suficientes para confirmarle su primer triunfo  electoral. Ahora sí podía exigir con todo derecho  que le quiten de una vez por todas,  esa imborrable imagen  de cadáver político.
Hoy más que nunca   Lourdes Flores Nano nos ha demostrado que no da la talla de política moderna, porque sigue  arrastrando esas taras del típico político tradicional, anteponiendo sus mezquinos intereses sobre los del resto de la población.
A pesar que los medios tomados por los grupos interesados en mantener bustos parlantes,  afirmen  lo contrario.  Susana Villarán  hoy sale  fortalecida de todo ese complot pendejo y mañoso  y limpia de toda esa mugrosa politiquería tradicional  desenmascarada  con  los festejos  y  el excesivo triunfalismo de los que intentaron eclipsarla.
 Susana Villarán cuanta con el  suficiente vigor,  y esas  cualidades de concertación y lucidez, muy necesarios para alguien que congregue y lidere  a todas las fuerzas progresistas en el país hacia las próximas elecciones  presidenciales del 2016.    

sábado, 16 de noviembre de 2013

¿La música criolla en decadencia?

La música criolla se encuentra en decadencia porque  las etnias  que constituyen  la  mayoría de población  de la capital y de otras partes del Perú en las últimas cinco décadas han variado sus costumbres.
Este género musical nació en la ciudad de Lima a  comienzos del siglo XX como el desarrollo de una manifestación cultural de sus etnias predominantes (criollo, zambo y negro). Los criollos, como era común  en esos años, importaron  a nuestro país ritmos y nombres centroeuropeos (Vals y polka) que mezclados con los compases locales (afros) completaron lo que vendría a ser llamado música criolla, el mismo nombre que también llevaba  coincidentemente  la etnia que mantenía el poder político, económico y cultural en el país de aquella época (y que creo todavía sigue manteniéndolo).
Entre las décadas de los años veinte y sesenta  del siglo pasado,  este género de música  alcanzaría   su mayor apogeo, manteniéndose después casi como una imposición de parte de casi todos los medios de comunicación. 
Como su nombre lo indica esta música representó desde su origen y durante muchas décadas  los sentires de la etnia criolla y su ambiente africano y  con la ayuda de los medios de comunicación se fueron imponiendo al resto de la  población de  este país. Peculiaridad que no sería eterno porque cambiaría con el correr  de las décadas ya que a mediados del siglo XX  se va dio inicio a una enorme migración del campo a la ciudad  y  particularmente de los territorios andinos  a la ciudad  de  Lima, urbe que sería ocupada por una numerosa  población  mayoritariamente compuesta por  indígenas  y mestizos.
Conforme esa nueva población  se iba asentando en la urbe limeña,  también sus gustos y costumbres traídos de los andes se irían estableciendo dentro de la ciudad que fundó Pizarro. 
Fue así que la música criolla, es decir, aquel género fruto de la convivencia del blanco, el zambo  y  el negro,  ya no tendrían representatividad en el nuevo panorama étnico de la capital,  ahora poblada mayoritariamente  por indígenas y mestizos de origen andino.
El nuevo poblador limeño representado en su gran mayoría por estas etnias (quechua mayoritariamente)  no se sentirán  representados ni por el nombre ni  los ritmos de aquel género que alegraba tanto a Pinglo. Por estas razones  es que comienza la decadencia de este género criollo a la vez que se va acentuando en el gusto popular otros ritmos.

Es que el Perú sigue evolucionando lo cual incomoda a muchos sectores conservadores  que aun sueñan con esa pesadilla que regrese y se quede oara siempre ese país de Odría y Belaúnde, con su fallido intento que de crear un país en donde se respeta la democrática y  la real diversidad existente.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Perú y Brasil, alianza estratégica y núcleo de la UNASUR

Como nunca antes ha ocurrido  en la historia de los pueblos del subcontinente sudamericano,  Brasil, la sexta economía del planeta hoy se muestra más  autónoma en sus decisiones y proyectos sobre todo respecto a EEUU.
La influencia brasileña ha crecido en los últimos años no solo en Sudamérica sino también en el resto del mundo. Por lo tanto su presencia es indiscutible en el concierto internacional y este se acrecentará  -a pesar de la molestia de muchos- con el correr de los años.
Un reflejo de todo esto fue la última reunión de los países iberoamericanos realizada en Panamá, en el que un buen número de mandatarios latinoamericanos no asistieron. Dieron muchas escusas. Pero la principal razón de su ausencia fue que esa cumbre para ellos había perdido importancia ya que su principal promotora España,  se encontraba eclipsada por una  crisis que le ha traído como principal consecuencia el declive de ese peso en el ámbito internacional que  en la década de los años noventa  le sirvió  para promover la realización de esta cumbre que reunía a los países iberoamericanos  de ambas orillas del Atlántico.
Pero hoy tenemos un distinto panorama,  porque  ese vacío dejado por España ha sido cubierto con  la asunción de la nueva potencia Brasileña.
Y en ese nuevo escenario creo que Brasil  ha comenzado  a  asumir con madurez ese liderazgo y con él el papel de principal promotor dentro de los  países sudamericanos para hacer más viable  el objetivo común que es la unión de nuestros pueblos.
En ese camino el Perú juega un rol muy importante. -Como podemos observar en el mapa-,  el territorio peruano es la salida natural del gigante sudamericano. Por lo tanto, nuestro país está obligado a buscar mecanismos que estrechen  más los lazos de amistad y  cooperación con esa potencia.
Brasil y Perú guardan muchos aspectos similares. No solo comparten el extenso espacio amazónico si no también cuentan con poblaciones multiétnicas.
El Perú debería junto con Brasil buscar conformar el núcleo que sirva para la UNASUR como  en su momento  sirvieron Francia y Alemania para hacer realidad la Unión Europea.
Es el camino histórico que no se debería dejar pasar. 

sábado, 9 de noviembre de 2013

La Republica Fujimorista

El presidente que sucederá a Ollanta Humala, o mejor dicho, la mujer que asumirá el cargo de primera mandataria del país el 28 de julio del 2016 será la señora Keiko Fujimori.
No me pregunten cómo obtuve esta información, pero solo les diré que me lo enviaron a mi correo hace unos días en forma de spam, firmado por un tal Snowden.
 La hija primogénita del ex presidente Alberto Kenya Fujimori Fujimori, finalizará un periodo en la historia del Perú denominado: “La Republica Fujimorista”, el cual se dará  inicio a finales del siglo XX cuando el ex ingeniero agrónomo asumió el poder en 1990 y continuará con otros rostros hasta el año 2021.
 Dentro de este periodo se sucederán en el gobierno del país los siguientes mandatarios: Alberto Fujimori Fujimori (1990-2000), Valentín Paniagua (2000 -2001), Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016), Keiko Fujimori (2016-2021).
 Este espacio de tiempo que abarcará  tres décadas, llevará el nombre de “Republica Fujimorista”, porque,  si bien en el papel,  se sucedieron varios gobernantes, en la realidad, los distintos mandatarios desde Alejandro Toledo hasta Keiko Fujimori en esos treinta años, no harán cambios significativos en el aspecto económico, político, social y sobre todo en  los métodos y formas de gobernar que instauró Alberto Fujimori a partir del autogolpe del 5 de abril de 1992.
Esta larga época en la historia de nuestro país se va caracterizar en los siguientes aspectos:
En la parte económica, la Republica Fujimorista se va identificar por la implementación en el país del modelo económico neoliberal. Sin mayores cambios, este modelo convertirá al país dentro del mercado mundial en un mero exportador de materias primas. Por estas razones el crecimiento será moderado y endeble debido a la excesiva dependencia a los precios siempre inestables, en este caso, de los metales. La estabilidad económica se mantendrá gracias a la reducción de salarios de los trabajadores y a una rígida política fiscal caracterizada por la disminución del gasto público, brindando el estado un deficiente servicio a la población en los sectores de salud, educación y seguridad interior. El incremento de la inversión extranjera se dará sobretodo en la minería. La retribución de estos grandes conglomerados al erario nacional será poco comparado con otros países de la región (caso Chile) por lo cual su aporte no alcanzará lo suficiente como para sacar al país del subdesarrollo.
En el aspecto social, el crecimiento económico en el Perú desde Fujimori (padre) será de marcada inequidad. Por estas razones solo lo disfrutará una parte minoritaria de la población ya que sobre las espaldas de la gran mayoría caerá el peso de este rígido modelo económico. Incrementándose de esta forma la injusticia social y con ella la violencia urbana, junto con la sobrepoblación, crecimiento desordenado y el hacinamiento de sus principales ciudades. Lima metropolitana y la costa norte peruana será tomada por el sicariato y el narcotráfico llegando a asemejarse a Ciudad Juárez en México y a la misma Colombia. La reducción de la pobreza será lenta estancándose en alrededor del 30 % de la población.
En el aspecto cultural, los medios de comunicación serán monopolizados por grupos conservadores y partidarios del régimen. Tanto la radio, la televisión como la prensa escrita difundirán a la población como en las mejores épocas de Alberto Fujimori grandes dosis de información de la farándula limeña, sirviendo como “cortinas de humo” para tapar los grandes escándalos de corrupción que se presentaran en los distintos gobiernos.
En lo político, la herencia del fujimorismo hará que las instituciones del estado sigan siendo débiles e ineficientes. Los partidos políticos seguirán perdiendo credibilidad dentro de la población y la institucionalidad de estos será cada vez más endeble, fortaleciéndose así dentro de ellos el caudillismo. La clase política estará inmersa en grandes escándalos de corrupción.
En el aspecto internacional será marcada la influencia estadounidense. En ese ámbito se intentará por todos los medios afianzar la alianza del pacífico. Pero al final caerá en un rotundo fracaso porque en la realidad entre sus miembros había mucho más razones para separarse que motivos para mantenerse unidos.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Albert Camus y el extranjero


Son  distintos los conocimientos  y experiencias que uno desde joven  interioriza.  Algunos,  seguro serán relegados,  pero, otros  por su valor formativo  permanecerán más tiempo,  sobre todo aquellas  enseñanzas rescatadas de  la obra de ciertos personajes que por  ser tan reales  y  vinculantes  influenciaran tanto en algunos, trazándoles  seguras sendas  por las que  transitarán por el resto de sus vidas. 
En “El extranjero” nos fuimos conociendo aun más,  distinguiendo  actitudes y pensamientos.  Es que,  cómo no sentirse  forastero en medio de este paraje tan conservador  y devoto.  Y como no comparar el día a día de toda esta colectividad  con las penurias de un  recluso  cercado por la censura como aquellas  gentes que bien  se describieron   en  “La Peste”.    
Desde  que descubrí  aquellos  libros  sigo entusiasmado  en escribir, dando como resultado la  creación de  esta bitácora.  Es gracias a  la  obra de Camus que hemos  encontrado fundamentos racionales para ser cada día un hombre mejor.  Uno  más comprometido con la ética,  el respeto a la humanidad  y  diligente  guardián de la libertad y enemigo confeso de  todo tipo de censuras y tiranías.
En ese camino hemos compartido  similitudes como  el  mismo asfixio de haber habitado  una ciudad calcinada por el sol del desierto y que  pareciera  renacer  una vez al año -como sucede en este  caso-  con las temporadas de lluvias, pero con una particular población  amante de la libertad y la tolerancia, por estar conformado mayormente por inmigrantes pujantes  o descendientes de estos,  como los  Pieds noirs  de tus orígenes.  
Ampliando un poco más en esas semejanzas, notamos que dentro de las fronteras nacionales  existen también varias ciudades infestadas  por plagas de roedores como tu ficticia  Orán,  pero con una pequeña diferencia, en estos lugares las ratas caminan en dos patas y usan saco y corbata. Algunas  consiguen  ser alcaldes, parlamentarios  y hasta  presidentes que en sus curtidos lomos trasladan  pulgas que trasmiten una terrible pandemia de pillaje y  mediocridad.  Estos  seres sin ética, -como tu bien lo decías-  están  convertidas en  bestias salvajes sueltas en este mundo, depredando  y destruyendo  todo aquello que se les cruce  en el camino. Siendo los grandes responsables  de que al país le espere un absurdo destino de  corrupción  y  atraso.
Cuan necesaria es la obra de Albert Camus  para una sociedad  sometida  al antojo de desconocidos  que los han vuelto frívolas y consumistas  y  como en las peores épocas de crisis romanas en su ceno solo prospera la religión y la mafia.
La educación que se brinda es una de las peores del mundo.  Por consecuencia   -y es triste decirlo-   tu nombre y tu obra son totalmente  desconocidos para  la gran mayoría de  universitarios  y  también para  los estudiantes de las escuelas secundarias. Aulas  caracterizadas por la notoria escases de diccionarios,  pero eso sí,  provistas de una abundante cantidad  de biblias.
Aquí la mayor parte de colegios públicos son manejados por directores  salvajes y corruptos que nunca les alcanzara su barbarie como para proponer la lectura de alguno de tus libros. Por otro lado están los colegios privados,  instituciones manejadas en su gran mayoría por ignorantes y ambicioso mercaderes que desconocen absolutamente  el  nombre de Camus. También existen los numerosos colegios religiosos  manejados por intolerantes congregaciones católicas sumidas en los miedos medievales que prohíben tus textos por considerarlos “subversivos” y solo por el simple hecho de que tus letras defienden la  libertad del pensar.