viernes, 2 de agosto de 2013

Edwin Donayre y el Donayre homosexual

Una población ignorante  que desconoce mucho, se maneja bajo el mandato despótico de los prejuicios, estereotipos y supersticiones. Son cristales polarizados que van desfigurando  sus vidas  y la visión que tienen de todo lo que les rodea.
Y a propósito del barullo que se armó cuando se quiso imponer el sorteo para el servicio militar. Ese día leí en un diario las declaraciones   provenientes  del conocido general en retiro Edwin Donayre. Este, como la gran mayoría de peruanos estaba en contra de aquella discriminatoria norma. El, alegaba que no solo los pobres deberían hacer el servicio militar, no teniendo mejor forma que fundamentarlo diciendo: “ya basta que solo los quispes y mamanis vayan al cuartel”.
Estas palabras dicen mucho y hablan de un pensamiento que está muy generalizado en la población, por lo cual es de obligatoria necesidad hacer ciertas precisiones para acabar con estas arcaicas ideas.
Para el señor Edwin Donayre y como toda aquella persona que ve  el mundo a través de  esta forma de estereotipos y prejuicios,  pobre es  sinónimo de Quispe y Mamani. Dentro de esa visión sesgada que tiene de los peruanos  Edwin Donayre,  no se ha dado cuenta que algunos quispes y mamanis gracias al esfuerzo –quizas- progresaron un poco dejando con el correr del tiempo y no pocas gotas de sudor ese estado de pobreza en la que se habían desenvuelto. Y que en esta realidad  hoy por hoy existe un numeroso grupo de quispes y mamanis emprendedores y que ya no forman parte de los sectores más deprimidos económicamente porque existen también –y es bueno que lo sepa- quispes  y mamanis exitosos,  profesionales  triunfadores  y  prósperos empresarios. Hubo alguno por ahí  que ha llegado a  ser inclusive ministro y no falta también uno que otro ocupando algún puesto de funcionario importante.     
Y no solamente esta diversidad se nota en la cuestión económica sino también se muestra en esa amalgama y variopinta realidad  étnica de  nuestra sociedad  mestiza en la que  conviven quispes y mamanis con la piel oscura como también transitan por ahí otros quispes y mamanis con la piel más clara. O como aquellos quispes y mamanis  que tienen los rasgos marcadamente andinos,  pero, también los hay algunos con rasgos occidentales.  Y esta variedad de ejemplos ocurre también con los gustos y conductas porque están los quispes y mamanis heterosexuales como también los hay homosexuales.
Esa es la realidad de una sociedad tan diversa como la peruana. Es un abanico de rostros y colores y de nombres y apellidos, todo mezclado, como para retar a las más imposibles convivencias pacíficas.
Lo que ocurre es que algunos peruanos no se han dado cuenta de esto y al  igual que el señor Edwin Donayre aun perciben este mundo tan diverso que les rodea con excesivos prejuicios y estereotipos producto de todo ese desconocimiento.
Así que señor Donayre ilústrese algo mas  y deje de ver a los peruanos  con esos primitivos y labriegos estereotipos y  prejuicios, ya que dentro de esa pluralidad como quispes y mamanis también existe una gran variedad de  Donayres, y dentro de ellos habrá acaso algún Donayre blanco como otro negro, algunos donayres ricos y otros pobres, también como no, habrá el donayre heterosexual como también el donayre homosexual.   

No hay comentarios: