martes, 18 de enero de 2011

Insomne estadista

Apenas abandonaron los británicos su territorio y se escindieron de la india y Bangladesh, el joven estado de Pakistán mantuvo como centro económico del país a Karachi la antigua capital colonial británica, pero hicieron un fundamental cambio con el gobierno, lo trasladaron al interior del país, al milenario valle del indo. Para ese fin construyeron una nueva ciudad y le pusieron de nombre de Islamabad.
Ni bien finalizaron las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial a comienzos de los años noventa del siglo anterior se produjo la reunificación alemana. Ellos tomaron esa decisión a pesar de los problemas que ocasionaría, pesaron más las razones históricas y geopolíticas antes que cualquier interés económico para regresar la capitalidad política a Berlín.
Los mexicanos tuvieron la suerte que los españoles mantuvieran a Tenochtitlán con otro nombre como la capital de la Nueva España continuando esa con esa política el nuevo estado mexicano.
Cuando nombro Berlín de Alemania, La relativamente nueva Islamabad de Pakistán, Ciudad de México de los Estados Unidos Mexicanos, Moscú de Rusia -y no San Petersburgo-, Londres de Inglaterra, Beijing de China, Tokio de Japón y Cusco del Perú; al relacionar estas ciudades con sus respectivos países existe una coherencia razonable tanto por motivos históricos o geopolíticos para que sean sedes de sus respectivos gobiernos.
Que es lo que propondríamos en ese régimen liberal del que anteriormente habíamos hablado, mantendríamos a Lima como el centro económico de la nación peruana, pero trasladaríamos la capitalidad política al interior del país como lo hizo Brasil y Pakistán, pero nosotros no construiremos una nueva ciudad como ellos lo hicieron sino que aprovecharemos que la capital histórica del Perú sigue viva. por esta y otras razones que pasaremos explicar detalladamente más adelante trasladaríamos el gobierno de la hacinada Lima a la tranquila ciudad del Cusco.
Como ya dijimos este traslado seria también por razones geopolíticas. En una guerra moderna la defensa de la ciudad andina frente a un posible ataque chileno o brasileño, sus montañas y la inaccesibilidad de su geografía haría de su ubicación casi un lugar inexpugnable, cosa que es totalmente distinto si la comparamos con la vulnerabilidad de la actual ciudad Lima.
Para mantenerla comunicada con el resto del País se construirían cuatro autopistas que partirían de la misma ciudad, una la uniría con Lima, otras con Ayacucho, Arequipa y Puno respectivamente, como las vías que parten del DF al resto de México, de Madrid hacia Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, La Coruña y a Lisboa, o como en el caso de Moscú que esta comunicado por sus cuatro costados con el resto de la Rusia europea. De esta manera La ciudad de Cusco seria un importante polo de desarrollo para ese extenso y empobrecido trapecio andino pero rico en recursos naturales. Deteniendo de esta forma la migración que se da y se seguiría dando hacia esa costa árida y dramáticamente sedienta de mediados del siglo XXI.
Por qué tendría una motivación geopolítica el retorno del ejecutivo al Cusco. No solamente por una cuestión defensiva si no que debido a que esperamos que el Perú siga creciendo las próximas décadas serian un nuevo centro de irradiación cultural porque sus núcleo urbano e histórico se encuentra a la misma distancias de Quito y Tucumán. Cusco representaría el foco geopolítico del sector andino sudamericano así como Buenos Aires es de la cuenca del plata-paraná y Brasilia lo es del espacio brasileño.
El Perú tendría una capital de una federación abierta a todo aquel estado que se sienta cercano a él.
El Perú es el centro geopolítico de una de los espacios geográficos más importantes de Sudamérica, los andes, y nosotros le estamos dando ese orden que necesita nuestro estado para que asuma esa posición a largo plazo.
Bolivia y Ecuador será para el Perú lo que ucrania es para Rusia y California, así como Nuevo México y Texas lo será para el emergente México.
Si algo creo es que el peruano está para grandes cosas y desde esta humilde ventana no nos cansaremos de pregonarlo con el único fin de despertar esa luz de energía que todos tenemos y que está esperando pacientemente para despertar cuando aquellas ideas coherentes con sus genes y sus entrañas les inste a seguir junto a aquel mesías que lo colocara en el lugar que todo buen padre quisiera tener a sus queridos hijos que han vuelto a su hogar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola
Debes tambien saber que la verdadera razon por la cual los espanoles establecieron Lima y no Jauja como capital fue porque desde Lima podrian huir si ocurriera un ataque peruano.

Esa leccion la aprendieron los espanoles despues de la rebelion de Manco Inca