jueves, 28 de octubre de 2010

Aldo Mariátegui, el asqueado y resentido nieto

Que duro debió ser para un niño salido de ese estrato social tan conservador, segregacionista y racista al culo que es la clase media alta limeña y además, para coronar su desgracia ser el nieto de José Carlos Mariátegui, el autor de aquel librito famoso y también de aquellas ideas que siguieron siniestramente los futuros nóveles senderistas y emerretistas. Las burlas durante su adolescencia calaron muy hondo en la formación de la futura personalidad del joven Aldo. Los golpes de aquellos años no tenían mejor forma que manifestarse de adulto con una personalidad tan extremista, insensible, apátrida y racista. De nada sirvieron sus viajes y estudios por Europa y los Estados Unidos, de nada le sirvieron respirar algo de tolerancia y democracia aunque sea desde la óptica de un extranjero tercermundista. Lo que pareció en un principio una persona lúcida y objetiva, con el trascurrir de los meses se fue mostrando con la realidad un enorme conflicto interno, sobrecargando de resentimiento las pantallas, constituyendo uno de los tantos ejemplos que nos inspiran continuamente a teclear y del que no hay peruano que no lo posea en cierta medida. Porque en este mercadillo atestado de salvajes y combis asesinas no existen términos medios o amas u odias, o eres el más cojudo a la vela o el mayor de los corruptos y genocidas.
Lo descolorido en su rostro refleja esa pálida insensibilidad ante la inequidad y las desigualdades que se suceden en esta galera romana.
Aquel joven Aldo, burlado por su innombrable ancestro, cada mañana se manifiesta y vuelve con sus comentarios vertidos en su matutino programa, algunas veces sorprendiéndose burlonamente del eficiente papel formador del estado chileno en su última rueda del coche al ver y escuchar el canto orgulloso de su himno por parte de unos mineros atrapados, o cuando sus arcadas internas se traslucen en gestos y miradas cuando tiene del otro lado del micrófono a una pobladora de rasgos indígenas.
En algún momento de su vida decidió negar su ascendencia “terruca”. Desterrando todo mínimo signo de pensamiento e ideas de tipo izquierdista, porque, para su reminiscente raciocinio esos conceptos serían permanentes improperios y malsanas conductas.
Aldo Mariátegui, por estas razones no nos sorprende ni tampoco nos molesta cuando suelta sus discutidos comentarios haciéndose acreedor de insultos y oposiciones en el ciberespacio. Él solo es una muestra del tipo de personajes que posee un DNI peruano y que dirige un diario, un país, una familia, una empresa, un puesto de frutas o un programa de televisión y del que siempre nos da y nos dará motivo para escribir estos post.
La respuesta de  Aldo

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablas huebadas... se nota que el resentido y asqueado eres tú... Malsano tu ánimo que informa pletórico de emociones primarias, pura amígdala y poca corteza...

Anónimo dijo...

Aldo ha hecho del periodismo el más vil de los oficios. Don César Hildebrandt se pasearía con Aldito en un debate.

Anónimo dijo...

No hay diferencias Jose Carlos defiende el comunismo siempre y cuando este liderado por sionistas de sangre,como los bolcheviques judìos en la URSS, jamàs hubiera aceptado una revoluciòn liderada por sangre peruana autoctona,Aldo defiende el capitalismo monopolizador sionista igual que su abuelo, por un lado ò por otro derecha/izquierda pero el Perù tiene que ser colonia del sionismo, DESPERTAR PERUANOS VERDADEROS, no se dejen engañar por el saqueador.

kevinelgenio2009 dijo...

Cholo Pituco, Aldo Mariategui sabe a ciencia cierta lo que es el Mercantilismo y racismo peruano o latinoamericano, amigos de rutas de la oligarquia y la neo-oligarquia peruana que es LA IZQUIERDA QUE AHORA LE TOCA ROBAR, ahí esta Tumbes, Junin, Ancash....¿de que lado estas?

Anónimo dijo...

Aldo Mariategui es de esos personajes periodisticos sin identidad y con carencia de sentido común,es más vive en un mundo paralizado donde piensa que el libre mercado es la mejor opción económica.Acaso no ve la realidad actual?Debería hacer lo mismo que Carlos Boloña,es decir darse por jubilado ,ya que esas ideas ya pasaron de moda.Vivimos en un mundo global y cambiante señores, en el cual tolerar ,respetar y constuir ideas,pensamientos que generen cosas positivas es cada vez mas constante y rápido.Lástima que un familiar de JCM no entienda que el Perú es pluricultural y no de cholos ,anticaviares y pitucos como piensa.

Bla bla bla dijo...

El problema de aldo no es la izquierda sino levantarse todas las mañanas y descubrir que sigue siendo él mismo.

Jose A dijo...

Para el anterior anónimo que apoya a Alditus: Por tu forma de expresarte el que esta lleno de emociones primarias negativas eres tu. Probablemente tengas mucha corteza cerebral pero muy poca sinapsis. Seguramente te caíste de chiquito y quedaste tontito.

Anónimo dijo...

Supéralo, el tipo es concreto, honesto y siempre sustenta sus opiniones y eso es lo que hace un periodista, no tiene nada que ver que sea nieto de JCM, de cualquier forma la izquierda en todas sus formas ya murió hace rato, enójate y enfócate en tus mentores que lo hicieron así.

AYMARA dijo...

Mi opinión no tiene nada que ver con izquierda ni derecha. El tema es que este señor "Alditus" como lo llaman, se asquea del Perú diverso en cultura. Soy aymara y veo a este señor como que no conoce el país, además veo que a diario sufre "bullying" cuando sale de sus casa hasta su trabajo, entonces se descarga con nosotros. Comenta que los indígenas somos los últimos con nuestro lagunita, chacrita, etc.

Anónimo dijo...

No es la izquierda ni l derecha el problema eres tu mesquino de mierda que vas sin rumbo por la vida criticando todo. Hijo de puta

Anónimo dijo...

Como no das la cara cuando tu pluma eyacula tanto odio, envidia, frustración, autorrechazo y miedo, tampoco la daré yo. Reciprocidad.

Sabes escribir y a veces sabes pensar. Pero eres tóxico, agresivo, resentido, acomplejado, rabioso, violento y cobarde, muy cobarde. Acéptate, patita, si no te gustas físicamente por lo menos acéptate, asúmete y deja de deshilachar los orígenes étnicos de los que son menos indios, negros y serranos que tú. Hay que ser muy necio para ponerse en evidencia como lo haces, aireando grotescamente tu alma atormentada por la amargura de vivir en un cuerpo que odias y que a la vez proteges con uñas y dientes.

Si eres un lorrrcho 'queso-carahuaco', qué vas a hacer, pues, te tocó lo que te tocó, no es culpa de nadie, tuya tampoco. Mientras no huelas a roquefort será más fácil que pases piola. No dejes que tu ego ofendido por lo que ve en el espejo se apodere de tu pluma. Dale, eres más inteligente que eso. Indear, cholear, zambear a todo el que tu ego percibe como amenaza solo sirve para empantanarte más. Morirás de tanto odio, tonto. Reflexiona, autoexamínate, y comienza a aceptarte, haciéndolo degollarás al verdugo que te viene zurrando desde antes que se te cayeran los dientes de leche.

Aunque solo sea por cultura lee la Biblia, te traerá alivio saber que has sido creado a la imagen y semejanza de Dios. Te dará consuelo conocer que algún día aquellos que manteniendo una relación personal e íntima con él lo aman y le obedecen serán resucitados con cuerpos espirituales como el de los ángeles. ¿Te imaginas a ti mismo bellísimo como un ángel? Entretanto, tenemos todos que perdonarnos por no ser como nos gustaría, y perdonar a otros por ser y tener lo que habríamos querido que fuera nuestro.
Cuando te aceptes, cuando te resignes, quizá, y con la ayuda de Dios, lograrás algún día amarte, y desde ese amor a Dios y a ti mismo podrás escribir y criticar a otros, pero sin la raigambre de odio hacia ti mismo que vuelcas en los demás para conseguir alivio momentáneo.

Espero que puedas resolver tus numerosos conflictos internos, para que emerja dignidad legítima y autorrespeto, porque, te recuerdo, debajo de todas esas tinieblas que te aquejan hay una semilla de eternidad que Dios ha puesto en ti, una luz para que tengas vida eterna.

Que encuentres la paz en ese Dios que se hizo hombre como tú, y se forró a lo mejor con una carne de apariencia más fea que la tuya.

"No había en él belleza ni majestad alguna;
su aspecto no era atractivo
y nada en su apariencia lo hacía deseable.
Despreciado y rechazado por los hombres,
varón de dolores, hecho para el sufrimiento.
Todos evitaban mirarlo;
fue despreciado, y no lo estimamos.
Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades
y soportó nuestros dolores,
pero nosotros lo consideramos herido,
golpeado por Dios, y humillado.
Él fue traspasado por nuestras rebeliones,
y molido por nuestras iniquidades;
sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz..."
(Isaías 53:2-5)

Anónimo dijo...

Bla bla bla. Mejor sigue trabajando proletario.