viernes, 31 de julio de 2009

Juan Manuel Guillen Benavides, la filosofía de la decepción

En una ocasión, un personaje pequeño en tamaño y de aspecto sencillo, me sorprendió al extenderme la mano  para saludarme mientras avanzaba apresurado hacia los que le esperaban en esa ceremonia. Esa actitud que tuvo conmigo y también con otros estudiantes, me hizo recordar aquellos gestos disforzados tan comunes en los políticos cuando están en plena campaña electoral en un intento desesperado por captar el voto de sus esquivos electores, pero él, en ese momento, no era candidato para ninguna elección, eran comienzos de los 90s  y se desempeñaba como rector de la Universidad de San Agustín de Arequipa.
Juan Manuel Guillen Benavides desde aquellas épocas de rector ya se le avizoraba un buen futuro político. Sabiendo que esa región sureña carecía y carece de verdaderos líderes, supo aprovechar el importante cargo de rector de la Universidad Nacional de San Agustin, centro de estudios que en esa epoca tenía un reconocido prestigio y que el habilmente supo utilizarlo como trampolin para sus futuras aspiraciones políticas.
Como rector realizó una gestión caracterizada por dejar a un lado la investigación como meta principal de esa casa de estudios, poniendole más empeño y la mayor parte de los recursos en la construcción de un enorme estadio.
Con la imagen de "rector eficiente" y hacedor de “enormes colosos”, supo ganarse la simpatía del poco informado, conservador y aislado electorado arequipeño y con grandes expectativas en el siguiente proceso electoral fue elegido alcalde de la ciudad, coronando así sus pasadas aspiraciones políticas, proyectadas desde algunos años atrás.
Establecido en el cargo de burgomaestre provincial realizó una gestión muy deficiente, desencadenando inmediatamente el rechazo de la población. Pero, un acontecimiento cambió súbitamente esa situación. Los hechos de violencia de agosto del 2002 (llamado en la Ciudad Blanca “El Arequipazo”) lo catapultaron de nuevo en las preferencias de la población mistiana. Terminando su gestión sorprendentemente con altos márgenes de aprobación, pero, -paradójicamente-, sin haber realizado alguna obra de envergadura.
Sorpresivamente se retiró un tiempo de la vida política local, volviendo unos años despues para las Elecciones Regionales del 2006, en donde capta nuevamente la confianza del desmemoriado electorado arequipeño, que otra vez le da su confianza, pero, esta vez para asumir el cargo de presidente regional, y de nuevo con las mismas grandes expectativas de siempre.
Durante estos años de gestión, y contando con respetables recursos económicos, las obras trascendentales han vuelto a escasear; algunos diarios de la ciudad, inclusive, han denunciado gravísimos actos de nepotismo, por la ilegal contratación de allegados o familiares en puestos claves de esa región, determinando en gran medida la ineficiente y pésima gestión como presidente regional.
A portas de culminar su periodo el doctor Juán Manuel Guillen Benavides otra vez decepcionará grandemente a todos aquellos miles de electores arequipeños que depositaron en él su confianza. Seguro después de dejar este lucrativo cargo se aventurará a candidatear alguna curul en el congreso o quizas tentar la reelección, no lo sabemos, entonces, no necesitamos tener una bola de cristal para predecir la mediocre gestión que realizará en el legislativo o en una vuelta al cargo de presidente regional.
En los últimos años los rectores de la UNSA se han aventurado en ingresar a la política arequipeña, aprovechando el gran trampolín mediático que le ofrece esta universidad, pero, el problema radica en la mediocridad que rodea a estos improvisados candidatos, campeones de lo ilícito y la intriga, ineficientes por antonomasia,  ya que, para los que ocupan últimamente el cargo de rector, las necesarias luces de la inteligencia, no deben,  obligatoriamente,  formar parte de sus mayores virtudes, sino, como ya lo dijimos, solo son, los mejores,  cuando se trata de actuar con las más maquiavélicas mañas con el fin de ir creando sólidas “argollas” que desde fuera de esa casa de estudios, dan la impresión de ser verdaderos “cárteles” colombianos, gestados dentro de esa conocida casa de estudios.

jueves, 30 de julio de 2009

Federico Salazar, de suertudo “niño rico” a caricato periodista


Ver en la actualidad la prohibitiva programación de los canales peruanos de señal abierta es entrar en un mundo donde ese televidente embelesado tendrá que ser un verdadero idiota o sufrir de un avanzado retardo mental para soportar toda esa "basura televisiva".
Esa deprimente realidad crea también sus propias figuras y personajes como el señor Federico Salazar.
El dicho que lo que se hereda no se hurta le cae como anillo al dedo a este personaje si hurgamos en su biografía.
Tuvo sus pininos como periodista en el desaparecido diario La Prensa, ingresando a trabajar, no producto de una rigurosa selección como se acostumbra generalmente con los nóveles practicantes, sino, porque él tuvo la fortuna de tener como director de ese diario nada más y nada menos que a su padre, el conocido periodista Arturo Salazar Larraín (congresista y abanderado defensor del fujimorismo en la segunda mitad de los años noventa); quizás ahí encontraremos el valor que le dio siempre a esta profesión y al aburguesado sentido crítico de este periodista.
Sus contactos con la farandula coronarían su ya superficial carrera periodística, acompañando a esto sus frecuentes comentarios intrascendentes y tratando de cumplir como muchos otros de sus colegas de la época, acomodándose a un régimen que ya se mostraba cleptócrata y dictatorial.
Pero fueron sus propias palabras las que van a calificar mejor su biografía. Alguna vez, cuando no hubo periodista alguno que condujera el programa dominical “Cuarto Poder” debido a esos imprevistos despidos o renuncias, frecuentes finales a las que nos tienen acostumbrados las televisoras locales cada cierto tiempo. Asumió la conducción de forma apresurada y accidental de ese descabezado espacio nada menos que el señor Federico Salazar, conducción que fue por demás desastrosa, por lo cual, él no tuvo mejor elogio que decirse: “me quedó grande el programa”. Demostrando que no solo le quedó grande la conducción de aquel programa sino, también, y sobre todo, la verdadera misión de ser periodista.
En una sociedad como la nuestra, se necesitan periodistas con otro espíritu, aquellos que no se hagan de la vista gorda con los casos de corrupción ni convivan con todo aquello que se muestra en pueblos como el nuestro, caracterizados por los frecuentes abusos y las enormes desigualdades.
Esta clase de periodistas son comunes en Chad o en cualquier otro país subsahariano y con el perdón de estos, pensamos que no merecemos que proliferen en nuestra sociedad, porque creemos que merecemos mejores profesionales -es decir- mejores seres humanos.
Él, en estos momentos sigue interpretando el mismo papel de siempre al que tiene acostumbrado a los televidentes peruanos, por lo que ahora se le considera junto a la hortera Magaly Medina, uno de los periodistas más importantes del país.
Conformándose con ese limitado papel miserable y tercermundista de entretener a esa teleplatea transmitiéndoles solo noticias tan “importantes” y “formativas” como el nacimiento de un bebe con dos cabezas o las sórdidas vidas de personajes tan grotescos como Abencia Meza o Marco Antonio.
Federico Salazar, cuando está frente a sus alumnos como profesor de periodismo, ¿Qué enseñanzas les dará? cuando por ejemplo toque el tema sobre el perfil del verdadero periodista, dirá –seguro- que para poder facilitarse el empleo y los buenos dividendos debe ser un periodista que no critique a los gobiernos de turno, ni mucho menos se busque problemas por defender la ética, porque el pueblo peruano no sabe agradecer y no se lo merece, lo mejor, es darle payasadas y críticas moderadamente maquilladas para el disfrute de toda esa platea inculta y salvaje. Que alumnos de periodismo formará este señor, que como periodista el mismo resumió su biografía y el verdadero trato que le da a esta profesión con un simple pero significativo “Me quedó grande el programa” o la ocupación.

lunes, 27 de julio de 2009

El Perú en 1821 ¿En qué se equivocaron los padres de la patria?

Ahora que estamos en vísperas del aniversario de este estado que comenzó a formarse jurídicamente ese histórico 28 de julio de 1821, es necesario hacernos una reflexión. Han transcurrido desde aquellos acontecimientos ya casi dos siglos, en donde las derrotas, triunfos, crisis, bonanzas, gobernantes constructivos pero también destructivos se han turnado junto con periodos de libertad y periodos de tiranía; toda esta vorágine han acompañado al sobreviviente poblador peruano; en donde lo tumultuoso y lo crítico matizó mayormente nuestra historia.
Al intentar crear esta idea de estado llamado Perú a comienzos del siglo XIX los personajes que intervinieron directamente en estos hechos,tuvieron ciertas características en su formación y conducta que van ha ser determinantes en el momento de formar esta idea de nación o país que tenían en mente construir o poner la primera piedra.
Para entender cuanto influencia el pensamiento y la conducta de los hombres que tienen el trabajo de fundar un estado, compararemos dos grupos de fundadores de dos estados distintos; uno es el actual Estados Unidos de América y el otro es nuestro celebrado país, el Perú.
Comenzaremos con nombrar a los principales personajes que firmaron o tuvieron enorme participación en la elaboración de la primera constitución y en el nacimiento de los Estados Unidos, ahí tenemos a figuras como George Washington, Thomas Jefferson, James Madison, Benjamín Franklin, entre otros, al hurgar por sus biografías encontraremos que fueron muy cultos, disciplinados, liberales, filántropos y conocedores de aquellas nuevas ideas vanguardistas de la época, ideas que nacieron en la Inglaterra del siglo XVII y se consolidaron en la Francia del siglo XVIII con la Ilustración. Estos “padres de la patria” de los Estados Unidos todo ellos nacidos en distintos puntos de las antiguas trece colonias británicas, entendieron dentro de su sabiduría que la unión era la única reserva para la sobrevivencia de su joven nación. Además encontramos que los prejuicios y los estereotipos no caracterizaban sus conductas todo lo contrario eran mentes tolerantes y abiertas. Con ese tipo de ser humano fundaron ese país y le impregnaron de ese espíritu a esa naciente nación que hoy es la más importante potencia del planeta.
En los tiempos del nacimiento del estado peruano encontramos a personajes como: José Bernardo de Tagle segundo presidente del Perú, aristócrata y militar convenenciero, con pocas luces y al cual San Martin llamaría “débil e inepto”. Tenemos también a José de la Riva Agüero, fue primer presidente “de facto” del Perú, cargo que obtuvo producto del primer golpe de estado de nuestra historia, antirrepublicano, luchó de joven contra los franceses que invadían su país España, por lo tanto odiaba todo lo que sea francés sobre todo las ideas de la ilustración; con el fin de hacerse del poder no escatimó en aliarse con los propios españoles para hacer frente a Bolívar y su gesta libertadora.
José de la Mar, al cual se le conoce como el primer presidente del Perú, lucho de joven al igual que el anterior en favor de la causa española cuando Napoleón conquistaba la península ibérica, fue un militar destacado, pero, al cual las luces de la sabiduría no habían sido generosas con él.
Francisco Xavier de Luna Pizarro, Sacerdote y político peruano durante su estadía en España rechazó no solo a las huestes de Napoleón sino también todas esas nuevas ideas liberales que venían junto con ellos, fue también un conservador extremo y antirrepublicano.
Faustino Sánchez Carrión, republicano por lo tanto apegado en cierta medida a las ideas liberales de la ilustración pero con poca influencia directa y concreta en la elaboración de las primeras constituciones peruanas. Estos personajes fueron en su gran medida representantes de todas aquellas ideas que van a estar presente en el objetivo de darle ese orden jurídico al embrión de estado que se estaba gestando por esos años. El espíritu con el cual nació el Perú de ese entonces, se lo dieron estos personajes.
Los llamados padres de la patria de nuestro Perú, desde nuestra óptica se caracterizaron por su poco apego a sentirse y formar parte de una nueva nación, fueron también herederos de ese prejuicio colonial contra el mundo mestizo y andino que conformaba la mayoría de la población peruana, alejando de esta forma al nuevo país de su verdadero espíritu andino.
Eran también poco apegados a esas ideas de la ilustración que representan el vanguardismo en la política de la época y del cual los padres de la patria norteamericana plasmaron y siguieron con rigidez en sus normas y en sus leyes.
Fueron también hispanófilos desde sus primeros años y solo se unieron a la causa patriótica por presión de la coyuntura política y militar, mientras que los fundadores de los Estados Unidos estaban consientes y decididos en formar una nueva nación y le dieron ese espíritu a su nuevo país.
Esas fueron las equivocaciones que cometieron los llamados “padres” de nuestra patria, ellos nos han dejado este Perú con los problemas que hemos enfrentado y enfrentamos. Pero la historia nos da lecciones y nosotros tenemos el deber de cambiar esta realidad, tenemos la obligación de formar un nuevo país una nueva nación, en donde no se vuelvan a cometer los mismos errores, en donde la libertad y la igualdad sea base de nuestra sociedad y sobre todo la cultura y la eficiencia de nuestros gobernantes y dirigentes nos lleven por la senda del desarrollo y el bienestar.
Debemos aprender de nuestra memoria colectiva y rescatar las enseñanzas que nos servirán para construir un futuro mejor para nosotros y para nuestros hijos.

sábado, 25 de julio de 2009

¿Qué significa ser un verdadero estadista en el Perú?


Si en el Perú contemporáneo ascendiera al poder un verdadero líder, un verdadero estadista, uno con la mínima autonomía y el suficiente cerebro, su primera y más importante labor sería elevar la autoestima de la población, ¿y cómo? al igual que lo hizo en Italia Benito Mussolini.
Después de la Gran Guerra (I Guerra Mundial), Italia no obtuvo los beneficios deseados por el tratado de Versalles, aunado a esto, la crisis económica y sobre todo, la crisis moral carcomían la autoestima del poblador italiano. En ese contexto, el ascenso al poder de Benito Mussolini, significó un gran cambio para esa menoscabada moral del italiano. Él, como gran estadista, creía que Italia podía estar entre las potencias que lideraban el mundo y para llegar a ese objetivo necesitaba de una población que apuntara junto a él a ese mismo objetivo. Parece descabellado pero lo logró.
Mussolini,  conocedor de la notoria inferioridad que en ese momento tenía el italiano frente al ingles o al alemán, y sabedor también,  que  Italia no poseía nada ni a nadie que podría alimentar esa idea de grandeza y así poderles dar esa seguridad,  facilitando así,  sus futuros objetivos políticos, Mussolini, después de hurgar en la historia de su país reavivó sus momentos mas gloriosos, diseñando hábilmente un plan coherente y creíble para engrandecer la autoestima del italiano,  haciéndoles  recuerdo de la pasada grandeza del Imperio Romano, acompañando a todo esto una agresiva campaña educativa y psicosocial, logrando de esta manera que esa autoestima y esa moral del italiano se levanten, y fue tanta la seguridad en  ellos, que los llevó hasta la alucinación extrema de creerse ese sueño de dominio del mundo que no pararía hasta provocar la II Guerra Mundial y la posterior caída del ahora desprestigiado dictador italiano.
En el Perú, el líder que realice la redención de esta patria que nació improvisada, lo podrá mejorar, acrecentando de esta forma la autoestima colectiva, tan igual, como lo hizo Mussolini con la pequeña Italia. Aquí se difundiría la importancia de la cultura peruana andina enfatizando la grandeza de la época del gran Imperio Inca, que fue inclusive más extenso que el mismo Imperio Romano.
Estas ideas difundidas entre la población mediante una enorme campaña, previa reforma educativa, estamos seguros que levantaría la moral de la mayoría de la población, hoy venida a menos degradándose a someterse a una corrupción generalizada.
El verdadero estadista creerá en la importancia de su milenaria cultura, cargada de moral, equilibrio, disciplina, orden y perfección,  y lo difundiría  al resto de la población.
Esta filosofía aplicada como política de estado, se difundiría en el gobierno, llevando a que el país entero como una maquinaria bien engranada comience por si solo a crecer económica y socialmente y junto a unas Fuerzas Armadas y a una renovada clase política creyente en estas ideas de grandeza, nos llevaría a crecer económica tecnológica y militarmente y así anexarnos Ecuador y Bolivia, nuestro histórico espacio andino; el vecino sureño, como siempre, conspiraría contra estos objetivos, pero, sucumbirá ante el poderío alcanzado por el nuevo Perú.
Mientras esto sucede, la tecnología y la ciencia creada en este Gran Perú por el nuevo ser humano creado, hará posible el enriquecimiento del uranio, la tecnología espacial y las consiguientes alianzas internacionales que facilitarían nuestros objetivos hemisféricos.
Con una extensión de territorio que superaría los 3.000.000 de Kilómetros cuadrados y una población de más de 50.000.000 de habitantes, se daría el gran paso para poder ubicarnos en la escena internacional como un país respetable y por fin con una autoestima justa para un pueblo que desciende y forma parte de una cultura que ha sido cuna de la civilización mundial.
Si después de leer este post, has sentido vergüenza ajena por lo escrito, significa que no tienes la autoestima suficiente para creer que tú tienes la misma capacidad que un alemán o un británico, significa que mereces ser un habitante de un permanente país en vías de desarrollo o subdesarrollado, significa también que tienes un gran complejo de inferioridad.
Pero, si crees que los peruanos merecemos ser mejores porque hemos entendido que somos una cultura y un pueblo muy importante en el mundo, significa que este país todavía tiene buenos hijos que pueden trabajar para formarse un futuro mejor que el que ahora posee.

viernes, 24 de julio de 2009

La Feria del Libro de Lima una caricatura del lector peruano




El pueblo peruano, hace ya mucho tiempo que abandonó los libros junto con la buena lectura, naciendo de esto los millones de cándidos analfabetos funcionales. A estos los encontramos por todos lados, desde inaugurando una Feria del libro hasta tratando de llenar una solicitud de trabajo. Son tambien, asiduos lectores de periódicos “chicha”, libros para bajar de peso o de simples historietas y además integran alguna que otra barra brava de algún equipo de futbol o concurren a esas conocidas corridas de toros.


Estos seres, no son más que el fruto de una deprimida formación. Educación brindada por un estado y una sociedad que se encontraba en crisis, negando de esta forma a todo un pueblo la capacidad de aventurarse en el placer de la lectura de autores de obras más complejas que les inviten al raciocinio y a la inferencia. Logrando asi un verdadero cambio de pensamiento dentro de su sociedad.


Basta con revisar las librerías más exclusivas de la capital o de cualquier otra ciudad peruana para encontrarse con estantes repletos de obras de corte ligero y mínimamente formativos como los de Jaime Bayly o de Magaly Medina, escaseando la presencia de algún premio nobel, salvo, los infaltables: Saramago, Vargas Llosa o García Márquez.
La feria internacional del libro inaugurada en Lima hace algunos días, nos muestran una sociedad huachafa e inculta que tapa sus limitadas costumbres lectoras con esta clase de ferias en donde encontraremos esos "maestros de las letras", dignos para ser presentados a un sediento y devorador público lector de periódicos “chicha” y de historietas.


No había entonces, mejor ocasión como para no traer a un premio nobel o a algún destacado escritor de talla mundial, sino, al conocido caricaturista “Quino” creador de Mafalda. Mientras las ferias del libro de otras latitudes muestran a importantes hombres de letras, aquí no tienen mejor idea que mostrar a un caricaturista (sin desmerecer la gran importancia que tiene “Quino” en el campo de la caricatura latinoamericana).


Los organizadores de este tipo de certámenes no tienen la inteligencia o la autoestima necesaria para pensar que los peruanos merecemos la presencia de laureados escritores o no están enterados que el estado de emergencia en el que se encuentra el lector peruano lo amerita.
Esta es la realidad. Cuando hablamos de feria del libro en el Perú tenemos que hablar de caricaturas y lecturas de ese tipo.


Seguro, en este tipo de certámenes, encontraremos las obras de autores como: Magaly Medina, o sino aquellos de motivación personal y desarrollo de la autoestima o también los que dicen : “baje 20 kilos en dos semanas” o “10 maneras para lograr el éxito”.
Qué tipo de sociedad es esta, en donde todo es maquillado. Es la cultura de esconder la basura debajo de la alfombra. Seguro los asistentes son en su mayor parte “figuretis” que se las quieren dar de habituales lectores y ejemplos de cultura.
Los encargados de la organización de esta feria del libro deberían de observar cómo se realizan las ferias de este tipo en otras latitudes y no depender de su limitada visión limeña copiando lo que hacen los argentinos o los chilenos, debiendo de mirar mas allá, o es que, no tienen la capacidad necesaria para realizar algo mejor.
Qué ejemplo dan a los pequeños o los que recién se inician en la lectura, al ver que la más importante feria del libro en nuestro país tienen como uno de sus principales invitados a un caricaturista, así sea una muestra del tipo de lectura al que están habituados los organizadores y los asiduos concurrentes a esta caricaturesca feria internacional del libro peruana.

martes, 21 de julio de 2009

El oso peruano, en peligro de extinción




La fuerza y energía que nos irradia es realmente indescriptible cuando observamos la imagen de la única especie de oso que habita en nuestro país. Nos referimos al oso de anteojos (Tremarctos Ornatus).

Existen ocho especies de oso en el mundo y tenemos la suerte que uno de ellos se encuentra en Sudamérica. En el año 2004 se consideraba que en todo el subcontinente quedaban aproximadamente unos 18.250 osos de anteojos en vida silvestre. La mayor parte de esa disminuida población se encontraba dentro del territorio peruano, seguido de lejos por Colombia, Bolivia y Ecuador. El hábitat del Tremarctos Ornatus en el Perú se encuentra desde los 250 m.s.n.m. hasta los 4,750 m.s.n.m. y según la WWF Perú se estima que en el Perú existen 5,750 osos en estado adulto.
Esta especie, juega un papel muy importante en el ecosistema como dispersador de semillas de plantas ,también actúa como polinizador, transportando el polen en su abundante pelaje.
La principal amenaza del único oso peruano es la pérdida de sus hábitats. Los bosques de neblina en los que habita, desaparecen rápidamente debido a la deforestación para desarrollar la agricultura y por la tala indiscriminada de bosques con fines madereros.

Otra tipo de amenaza es la caza porque hoy en día, el número de oso de anteojos está siendo afectado por la caza furtiva para fines medicinales tradicionales, también son cazados por ser considerados como una amenaza para el ganado y para los campos de maíz o mueren por los pesticidas que se vierten en los campos a veces con la intención de mantenerlos alejados o eliminarlos.
Este animal representa y es parte indiscutible de nuestro amplio patrimonio nacional y es más, por el simbolismo que representa, cargado de mucha fortaleza y poder, debería de estar perennizado su imagen en nuestro escudo nacional en lugar de ese asustadizo auquénido.

Los movimientos ecologistas peruanos muchas veces se les ve ridículamente protestando por el sacrificio de un perro o de algunas gallinas. Estos, deberían de hacer campañas en favor de la defensa de esta especie que es tan representativo para todos los peruanos.
Ahora, el gobierno presidido por Alan García Pérez anuncia con bombos y platillos que en su gobierno culminará la carretera transoceánica. Sabedor que los territorios por donde se construye y circulará esa importantísima carretera es el hábitat de cientos de Osos de anteojos que están en peligro de extinción, nos preguntamos, si se ha proveído un plan de impacto ambiental, ustedes tienen la respuesta.

viernes, 17 de julio de 2009

Micky Rospigliosi. Los cojones y la verdad en el periodismo deportivo



En este país, donde la poca hombría se ha hecho tan común en el periodismo deportivo, encontrar personas honestas que se opongan al desorden la corrupción y sus corruptos, personas que no conculcan sus ideales y que a costa de ello pierden hasta sus empleos enfrentándose al poder de un sistema tomado por la suciedad, la pendejada; en resumen,  ese vil culto a la mediocridad y al hedor infame de la decadencia. De ese tipo de personas y con estos cojones, encontramos realmente muy pocos, diríamos mejor, que no existen. Uno de esos pocos casos era el periodista deportivo Micky Rospigliosi.

Durante su vida de comunicador se enfrento siempre al enorme poder que significa ese gran “cártel” que es la Federación Peruana de Futbol, lo cual,  le valió su alejamiento y anatemización  de los “grandes” canales de televisión peruanos.
Cuando otros periodistas deportivos se callaban y se hacían de la vista gorda, -según dicen- aceptando “regalos” de la "federación", Micky Rospigliosi batallaba solitario desde su trinchera, criticándo y destapando la podredumbre  de los Delfinos y los Burga.
Micki Rospigliosi, se enfrentó contra todo ese sistema, dejando un gran ejemplo de lucha permanente contra esa lacra que ha invadido el alma  de los peruanos, esa subcultura  que está enquistada en la conducta de la mayoría. Ese poder pernicioso al cual se enfrentaba Micky,  le significó ganarse muchos enemigos poderosos.
En su momento, él tuvo la nobleza de ayudar a muchos periodistas para que estos  ingresaran a la televisión  ( Eddie Fleishman, Mauricio Cortez, etc.), periodistas que después le dieron la espalda y se convirtieron en sus mayores detractores, infames, como aquella clase de alimañas  que muerden la mano a los que les dieron de comer.
Injusto final para este personaje que merecía otro destino. Se va tempranamente, pero la enseñanza que  nos deja, de enfrentarse contra la mediocridad de  la corrupción, porque, quizás, en el fondo, sabía que esas lacras son las principales causas de nuestro atraso.
Esa enorme frustración que nos deja su pronta partida nos conmueve mucho, pero es un gran aliciente para los que creemos  en  la perfectibilidad de las  personas y en seguir actuando dentro del camino de la verdad y  la ley.
Micki Rospigliosi nos ha dejado un ejemplo de dignidad, de valores que no debemos olvidar.
Este tipo de profesionales deberían de abundar en el periodismo deportivo, pero, no es así.
Esperemos que los nóveles estudiantes de periodismo interioricen estas enseñanzas ya que en la actualidad,  no encontramos profesionales de su talla.

martes, 14 de julio de 2009

Perú y Noruega dos formas de manejar sus recursos no renovables


Hoy analizaremos cual es el comportamiento de dos países frente a la actual recesión global, el primero Noruega que viene a ser uno de los países más ricos del mundo y el otro el Perú, el tercer país más pobre de Sudamérica.
Noruega de apenas 4,6 millones de habitantes, debe gran parte de su fortuna a sus recursos petroleros. Pero la verdadera clave de su éxito está en cómo ha utilizado el dinero generado por el crudo.Este país posee más de la mitad de las reservas de petróleo en Europa, pero, la clave del éxito no está solo en la venta del crudo, sino, en que el país no gasta el dinero que recibe del petróleo sino lo ahorra y lo invierte en un gran fondo de pensiones estatal, a diferencia de otros países que han recibido grandes cantidades de dinero por su petróleo o por otros recursos naturales (como el caso peruano), pero si, lo han gastado. Este espíritu de ahorro de la población refleja cómo se comporta la mayoría de los noruegos que desde pequeños se acostumbran a depositar dinero en los bancos para época de necesidad. Para alivio de la población su sistema bancario se ha visto muy poco afectado por la actual crisis financiera; en el país hubo una crisis bancaria a principios de los años 90’ y aprendieron la lección por eso no se vieron expuestos a los llamados activos tóxicos relacionados con el mercado hipotecario estadounidense; como resultado, los bancos noruegos siguen prestando, las empresas pueden obtener crédito, y los precios de las casas no sean deteriorado, es mas noruega se ha beneficiado de la recesión, cuando el mercado de valores estaba cayendo en picada en año pasado y todo el mundo estaba vendiendo barato, el fondo de pensiones noruego invirtió 60 mil millones de dólares, antes de que los precios comenzaran a subir de nuevo compraron muchas acciones; nunca habían adquirido tantas acciones por barril de petróleo, el plan estatal noruego estaba diseñado para un periodo de cien años, ellos saben que el petróleo no es un recurso infinito y están ahorrando la mayor cantidad de dinero posible para cuando la bonanza del oro negro se convierta en un recuerdo del pasado.
En el otro lado está el Perú en donde el efímero boom minero se ha terminado, los elevados costos del cobre y de otros minerales ahora se han esfumado, los despidos de empleados en las mineras son de todos los días, pasado ese corto periodo de precios altos de algunos minerales, los que mayormente se beneficiaron fueron las grandes transnacionales y las cúpulas de poder político.
Estos grandes grupos empresariales se beneficiaron grandemente a costa de la depredación y el expolio de nuestros recursos naturales no renovables.
El dinero adquirido durante esos años de “bonanza” no fueron invertidos en proyectos que aseguren la estabilidad o el desarrollo sostenible de nuestro país a futuro, todo lo contrario se despilfarra en obras de poca importancia, sembrando subdesarrollo, pobreza y deudas para las futuras generaciones de peruanos.
Cuando nombramos ineficiente a las personas que tienen el manejo de nuestros destinos como país, es porque, comparamos nuestra realidad con otras, comparamos actitudes, comparamos, conductas y los que hemos notado en este y los anteriores gobiernos es que no tiene un objetivo claro en materia económica y ni mucho menos para con el Estado.
Nuestro país sigue a la deriva sin brújula, los peruanos necesitamos de personas que se comprometan con los objetivos de nación y no de intereses particulares y egoístas, es el único camino que tenemos para salir de este estado de subdesarrollo.

lunes, 13 de julio de 2009

Rafael Rey de Politicastro “demócrata” a Ministro de defensa


Nadie mejor que Mario Vargas Llosa para describirlo con los términos exactos, llamándolo "politicastro". Esta palabra que vierte el escritor indignado intenta pintar de cuerpo entero la biografía de Rafael Rey Rey, que desde sus primeras apariciones en la política peruana, ha sabido codearse con el poder de turno, desde su antigua posición de extremo defensor fujimorista hasta su nombramiento como ministro de defensa del actual gobierno aprista, coronando así, su fructífera trayectoria política.
Entró en la vida política peruana como tantos otros integrando las listas del “ingenuo” e improvisado Movimiento Libertad, que en ese entonces eran parte de esa suicida alianza denominada FREDEMO.
En 1992 funda -aprovechando la coyuntura política- el fujimorista Partido Renovación para ingresar al Congreso Constituyente Democrático. Ese mismo año ocupa la Vicepresidencia del Congreso Constituyente Democrático, apoyando hábilmente el régimen antidemocrático de Albert Fujimori (Autogolpe del 5 de abril, matanza de Barrios Altos, La Cantuta, etc.). y luego, habilmente, abandona el tractor fujimontesinista antes de que este se hundiera por el peso de su enorme corruptela. Se vuelve así, obligado por las circunstancias, en opositor al régimen que antes sirvió como el mas fiel colaborador.
Después de no pocas alianzas y repartija de poder, tenía que reaparecer y en el 2006.  Alan García lo eligió como ministro de la producción, de cuya gestión solo sobresale la infeliz y muy criticada idea de darle a un pisco el nombre “7.9 ” en triste alusión al terremoto en Ica que en esos momentos conmovía al país entero. Posteriormente, como premio a su criticada gestión, en febrero de 2009, es designado embajador del Perú en Italia, el cual lo tenía entretenido hasta su actual designación en la cartera de defensa.
Rey Rey, de seguro continuará con el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas iniciado por Flores-Araoz a través del programa Núcleo Básico de Defensa y la culminación de importantes proyectos de renovación de la flota de cazas de combate, helicópteros y buques de guerra. Esperamos que dicho material no sea comprado como “chatarra” para luego con una “manito de pintura” se los presente como de última generación.
Hasta ahora tengo en la mente el rostro de decepción y hasta cierto punto de culpabilidad de Mario Vargas Llosa, resumiendo indignado la vida política de Rafael Rey Rey; llamandolo politicastro a quien antes ayudó ingenuamente a salir del anonimato político, haciendole conocido en el ambiente político mediante su ingreso al Movimiento Libertad.

domingo, 5 de julio de 2009

Congreso peruano acaba sin querer con 500 años de opresión religiosa


La semana pasada el congreso peruano dio un paso enorme para sentar las bases de nuestra modernidad y desarrollo, aprobando la ley de libertad e igualdad religiosa en la comisión de constitución del congreso de la república. Lo trascendental de la aprobación de esta norma está en que deja sin efecto la obligatoriedad de los alumnos peruanos de llevar el curso de religión. Esto es un hecho histórico, ahora el siguiente paso lógico será el de quitar la exoneración tributaria que poseen las entidades religiosas en nuestro país.
Lo histórico de esta norma, está en el hecho de que en el Perú la obligatoriedad del aprendizaje de la asignatura de religión -en este caso la católica- se da desde el siglo XVI o sea desde el establecimiento del virreinato peruano, estamos hablando de cerca de 500 años.
Con esta norma ahora un colegio público no tiene la obligación de impartir el curso de religión con lo cual se aprovechará mejor esas horas con la enseñanza de conocimientos más acorde con los tiempos de competitividad y modernismo en el que vivimos.
En esta sociedad peruana en donde el ser humano estuvo condenado a recibir una educación fundamentalista católica, poco a poco gracias a la influencia positiva de la globalización llegan a nuestras tierras atrasadas estas ideas que no tienen discusión en el mundo civilizado pero aquí el trasnochado e hipócrita catolicísimo se respira desde un exclusivo café en Miraflores hasta una fiesta patronal de cualquier pueblito andino, representando para nosotros una de las raíces de los problemas que enfrenta nuestro país desde el siglo XVI.
Nos satisface mucho esta agradable noticia, por nuestros hijos que merecen tener un pensamiento más abierto y más lucido lo cual siempre se ha visto detenido por las trabas impuestas por la iglesia católica. Ella se escusa que es el reducto en la práctica de valores pero no es así, los valores humanos no pueden ser adueñados por ninguna concepción religiosa ni mucho menos por una iglesia, los valores humanos son humanos por antonomasia y no propiedad de ninguna institución religiosa.
El nuevo peruano que nacerá con la puesta en vigencia de esta norma tendrá un pensamiento más lúcido, más moderno y podrá con el tener un sentido crítico mucho más amplio.
Esperamos que sigan apareciendo así normas que representan ideas que han hecho libre el pensamiento a los occidentales desarrollándolos y ojala influencie en algo a estas poblaciones latinoamericanas que desde hace 500 años están viviendo en la oscuridad de las supersticiones, de los estereotipos y de los prejuicios producto de su enquistada incultura.