martes, 31 de marzo de 2009

Raúl Romero, de charapa descendiente a racista ridículo






Si algo ha caracterizado al conocido conductor de televisión Raúl Romero, durante su permanencia en estos años en la televisión peruana, han sido las numerosas acusaciones que le han hecho acerca de su encarnizada defensa a las maneras viciadas de actuar del régimen fujimorista; pero también las denuncias de su inocultable racismo que lo muestra sin desparpajos en su programa y en algunas letras de sus canciones  (Los patos y las patas, etc).
Pero justamente, ahí está lo interesante y hasta paradójico de este personaje, y nos obliga a preguntarnos ¿Cómo podria una persona de tan recio mestizaje ser racista?
Al analizar su biografía, encontraremos algunos argumentos que nos hacen entender las razones de esa posible dramática actitud racista, motivada quizas por diferentes complejos y traumas que no ha podido superar con el correr del tiempo.
Al hurgar dentro de su vida encontramos que su madre es originaria del departamento de Madre de Dios, de donde probablemente procede su herencia indígena, y el padre fue un español de origen catalán y que por el apellido Romero podriamos asegurar que es descendiente de algún inmigrante pobre del sur de España y que emigró como tantos otros miles en busca de un futuro mejor a la prospera Barcelona.
Durante buena parte de su vida la pasó en el distrito clase mediero de Magdalena. Según sus propias palabras siempre fue un alumno problemas y no aficionado al estudio.
Luego se dedicó a ganarse la vida haciendo música mediocre pero “chacotera”. Al alcanzar la fama con un programa de televisión en los años noventa, se alineo ideológicamente al fujimorismo, dándole -segun los medios- buenos dividendos a su fortuna personal.
Pero, es justamente en este periodo, donde hace notar su incontenible pensamiento racista, intolerante y violento.
Al ver el rostro de Raúl Romero, vemos claramente la herencia indígena heredada de su madre y nos demuestran además, como mucho mestizos peruanos no han sabido aceptar su herencia ancestral, sino, todo lo contrario lo ocultan y lo niegan, lo cual va a influenciar en su autoestima personal.

Ese racismo que demuestra Romero, habla de la vergüenza y el desprecio que siente él y su familia y tambien un buen número de peruanos por esa parte tan importante de sus orígenes, su herencia andina.
Ahora ya con hijos, probablemente ocultará la foto de la abuela o de la bisabuela que vivía en Cusco o Puno, y que tuvo que emigrar al departamento peruano más alejado de la civilización Madre de Dios, como ocurrió con buena parte de la población de ese departamento selvático.
Ahí estaría lo paradójico y hasta enfermizo de los orígenes de la conducta de este personaje, lo cual demostraría, al igual que millones de peruanos, como entra en conflicto su mundo interior al esconder, al mentir, al falsear y al crearse y creerse identidades ajenas. Las cuales con el tiempo, serán siempre una de las principales razones de la baja autoestima del peruano promedio, estas tambien son las causas de aquellas derrotas permanentes.

Cuando vamos a aceptarnos tal como somos y atrevernos a mandar a la mierda todos aquellos prejuicios que solo nos traen decadencia y degradación. Tú solo tienes la solución, acepta racionalmente tu identidad y no la ocultes.

domingo, 29 de marzo de 2009

La gran difamación peruana



En el Perú, desde la conquista española, durante estos 500 años, se ha diseminado entre su población, la herrada idea de que la cultura andina es inferior a la hispana. Inexactitud que ha sobrevivido hasta nuestros días dentro de nuestra sociedad en forma de estereotipos y prejuicios.
Pero, ahora, con las últimas investigaciones, todo esto está cambiando, porque se ha descubierto que estas ideas erradas no tienen sustento.
El considerar inferior a la cultura andina nació deliberadamente allá por el siglo XV, durante los primeros años de la ocupación hispana.
Las autoridades españolas al consolidarse políticamente con  el gobierno del virrey Toledo, establecieron un sistema que privilegiaba lo hispano sobre lo andino. Sabedores de los avances en cuanto a desarrollo cultural de parte de los recientemente conquistados, los vencedores audazmente idearon una forma de dominio sobre la enorme y mayoritaria población indígena, con tal objetivo, los sometieron a una de las mayores difamaciones de la historia, solo comparable con la que hicieron los romanos en contra de los cartagineses.
Esta difamación consistió en considerar inferior a la cultura autóctona andina frente a la  traída en las carabelas. Estos infundios se fueron diseminando dentro de la población gracias al trabajo sistemático de toda la estructura  del nuevo sistema colonial, desde el virrey hasta el cura, todos ellos formaron en la conciencia de la mayoría de la población una nueva forma de ver el mundo, un mundo en donde el poblador de estos territorios se consideraría inferior de por vida.
Este conjunto de creencias hicieron aceptar a los habitantes de estos territorios  toda esa discriminación, rechazo y exclusión a la que fueron sometidos.
Esto resultó un verdadero éxito para el sistema colonial español porque mantuvo a la población sometida durante tres siglos.
Con la llegada de la independencia y la República, el poco conocimiento que se tenía del mundo andino, y el hecho de reducir su entendimiento a solo observar la degradada condición en el que se encontraba la población indígena,  esta costumbre de considerar inferior al mundo andino frente a lo hispano se  continuó manteniendo influyendo notoriamente en la autoestima del peruano mismo.
Con el correr de los años y afirmando que nada en este mundo es estático, mucho menos las ideas, la era del conocimiento nos ha demostrado que esa difamación no podía continuar y los nuevos hallazgos nos está demostrando que la cultura andina es una de las más importantes del mundo y que esta supuesta inferioridad ha quedado totalmente descartada.
El descubrimiento de Caral y sus restos que se van recuperando, han colocado a la cultura peruana como un importante foco civilizador del planeta,  demostrándonos que nuestra cultura y el peruano,  tienen bases científicas suficientes para afirmarlos  como una sociedad muy importante y con derecho a ser protagonista en el devenir de los acontecimientos más trascendentales de la humanidad.
El peruano  heredero de esta cultura y con estas evidencias,  es hora de que asuma su verdadera identidad de forma racional y de esta forma eleve esa autoestima, tan menguada estos siglos por una autoflagelación  al rechazar sus orígenes por considerarlos erradamente  inferiores producto de toda esta difamación que lo ha llevado a desconocer su verdadera valía.
La reconquista andina iniciada en Vilcabamba no ha terminado,  continúa. Los españoles tardaron 8 siglos para desalojar a la cultura invasora de la península ibérica, nosotros apenas vamos 500 años.


lunes, 23 de marzo de 2009

Álvaro Ugaz, infausto ganador de esa “tinka” mortal en una sangrienta selva limeña


La muerte del periodista Álvaro Ugaz a pocas horas de la de un catedrático norteamericano y su familia, nos demuestra  que transitar por las vías limeñas hoy en día se ha convertido en una verdadera ruleta rusa.  Las muertes son diarias y cada vez más numerosas , y las autoridades no hacen nada para contener esta ola incesante de accidentes de tránsito mortales que vienen tiñendo de sangre las pistas limeñas y produciendo mucho dolor entre los familiares de las víctimas de esta Lagos sudamericana  en  que se ha convertido la capital peruana.
Esta ciudad es el ejemplo claro de como una sociedad bárbara puede crear este tipo de conglomerado anárquico, desordenado, sucio, sediento, contaminado, y la verdad que no nos cansaríamos en describirla con los peores adjetivos a esta ciudad que se va pareciendo cada vez más a la tropical Dacca pero en versión peruana.
Vivir en esta ciudad es andar a salto de mata, es convertirte en un ser alejado del menor rasgo de civilización, en donde sus habitantes se han convertido en australopitecos aprendiendo a manejar, en neandertales controlando el trafico, en paleolíticos cruzando calzadas, en donde los ricos limeños se han transformado en roedores asustadizos que se encierran en sus residenciales, con guachimanes armados hasta los dientes, sin saber si están protegiéndolos de delincuentes o están vigilando a reclusos apartados del mundo en sus presidios dorados y que viven con el temor constante de no saber si serán secuestrados ellos o sus hijos, moran cercados en esa penitenciaría que ellos mismos se han construido fruto de su egoísmo genético.
Esta es la cruda realidad de esta selva sangrienta limeña, en donde hay más probabilidades de hacerse ganador del embiste de un camión, a que te ganes el premio mayor de la tinka.
Cuídate al salir y despedirte de tus seres queridos, porque puede ser el último día de tu vida en ese conglomerado de salvajes en el que se ha convertido ese lupanar que fundó apresuradamente el iletrado e ignorante Pizarro.

miércoles, 18 de marzo de 2009

NUESTRA UTOPÍA ARCAICA


La civilización occidental está en decadencia, su poder político, económico y militar va decayendo con respecto a otras civilizaciones, y ese poder económico se va desplazando rápidamente al este de Asia (China, Japón, Corea del Sur, etc.) además, la India ha iniciado ya su despegue económico y el mundo islámico es cada vez más hostil respecto a occidente.
Actualmente se está viviendo un resurgimiento de las culturas no occidentales procedentes de Asia y del islam, su consecuente autoafirmación cultural y las impugnaciones hechas a occidente.
Tanto asiáticos como musulmanes subrayan la superioridad de sus culturas respecto a la occidental, todos estos hechos reales nos van a servir de referencia del contexto mundial en el que se va desarrollar el futuro de nuestro país.Uno de los problemas del Perú es creer que forma parte de Occidente, y no es así por distintas razones, primero, porque étnicamente, la mayor parte de su población es mestiza o de ascendencia indígena, también encontramos una enorme parte de la población que hablan idiomas nativos, y acompañado a estas características esta la conducta y las costumbres de la mayoría de los peruanos que demuestran que definitivamente no ser occidentales. Por lo tanto en el Perú debe de haber una consecuente autoafirmación cultural que conyebe a realizar ciertos cambios en la mentalidad y conducta del peruano.Uno de ellos es rescatar aquellos valores que estaban difundidos en la cultura andina y que ahora se han perdido, por ejemplo hubo una época en donde existió una sociedad muy disciplinada y sistematizada, que actualmente forma parte de las culturas más importantes de la historia universal, que edificaron Machu Picchu y que de su gente surgieron hombres como Pachacutec, qué por su inteligencia y capacidad de estadista actualmente lo ubican junto con Napoleón, Alejandro Magno, Julio Cesar. Estamos hablando del Imperio de los Incas, sociedad que significo el compendio de todos los avances culturales de más de 20, 000 años de desarrollo humano, que se dieron en el mundo andino. Es justamente de donde debemos rescatar valores como la disciplina , la sistematización de esta civilización andina y con esto cambiar la mentalidad de los peruanos.
Una forma de transmitir estos valores es mediante la enseñanza del idioma Quechua en las escuelas de todo el país porque así los peruanos conocerán y entenderán en cierta medida la cosmovisión andina, sin olvidarnos claro, del Ingles que es importante por su globalización. Aprendiendo el idioma nativo, significará preservar tu cultura y fortalecer tu identidad, y es lo que han hecho países como Irlanda con la enseñanza del Idioma gaélico en las escuelas públicas, también del euskera y el catalán, idiomas cuya enseñanza es obligatoria en las respectivas comunidades vasca y catalana. La identidad y el sentido de pertenencia a una sociedad son bases para formar una autoestima elevada de una nación. En este aspecto la educación toma enorme importancia y el Estado debe hacerse cargo de ella, los países más desarrollados del mundo son los países que más invierten en educación, caso Francia, EE.UU y otros.
La organización es básica para el desarrollo, las sociedades más desarrolladas son descentralizadas, la descentralización de un Estado es necesaria para una mejor y eficiente administración; el Perú por lo tanto debe ser una república federal, por razones geográficas, culturales y económicas, ejemplos de federalismo EE.UU, Alemania, (el caso de Alemania es ejemplar donde entienden el federalismo desde el respeto a la diversidad cultural); Entonces con estos argumentos el Estado Peruano debe descentralizarse, un comienzo es devolver la capitalidad política a la ciudad del Cusco, porque esta ciudad representa para el Perú en materia de historia y de identidad, lo que Londres significa para Inglaterra (Reino Unido) o Berlín para Alemania; no es casualidad, que apenas ocurrido la reunificación alemana regresaron inmediatamente la capital germana a las orillas del Spree. Regresando la capitalidad política al Cusco se daría un gran paso para devolver al Perú su verdadero espíritu y su verdadera identidad como nación, lo cual serviría como forma de cohesión social en la construcción de una nueva identidad.
Las Instituciones del Estado deben fortalecerse, buscando mecanismos que logre su estabilidad y que no permitan actos de corrupción, siempre en un marco de democracia. Los poderes del estado deben ser independientes y autónomos, la democracia se debe de impartir desde las escuelas el empoderamiento de la sociedad es necesario, la democracia es el sistema menos negativo, la libertad en todos los sentidos.
Otro aspecto es la secularización del Estado y de la sociedad esto por un principio de libertad de pensamiento. es muy necesario, el estado debe ser realmente laico, debemos de seguir ejemplos de otras sociedades más desarrolladas, ejemplo Francia, debemos romper las ataduras del pasado y el pasado representa la intolerancia y la limitación del pensamiento humano; el Estado debe estar libre de ello; la laicización del Estado y la educación permitirá difundir no solo el principio de libertad de conciencia sino el principio de libertad de pensamiento, mientras no se logre esto el desarrollo de nuestra sociedad seguirá siendo una utopía, esto ya lo proponían los grandes Ilustrados franceses o los fundadores del Estado Norteamericano.
En la vida del Perú los militarismos y caudillismos han hecho mucho daño y son causante en parte de nuestro retraso, la democracia debe partir desde la conformación de los partidos políticos y su fortalecimiento debe ser necesaria para una futura estabilidad democrática, los militares deben entender que el mejor papel que pueden desempeñar para su país es justamente dentro de sus cuarteles.
Las fuerzas armadas deben democratizarse y profesionalizarse, la moral, la autoestima debe volver a estas instituciones, deben entender el significado de democracia y de respeto a los Derechos Humanos; es por estas razones es que tienen que democratizarse para no ser caldo de cultivo de un futuro dictador o un genocida.
La historia nos ha enseñado que cuanto más abres tus mercados, entendemos hay mayor intercambio comercial con la mayor cantidad de economías, un país progresa, estamos hablando de la economía de mercado, pero una economía de mercado democrática y social, la que impera en Alemania o Francia, la burguesía peruana debe dejar su letargo e ineficiencia deben dejar ese pensamiento colonial y transformarse en una burguesía liberal sin complejos ni prejuicios debe cambiar su pensamiento y adaptarse a los nuevos tiempos, como ejemplo tenemos la burguesía británica o estadounidense que buscaban siempre el crecimiento de ellos e indirectamente de sus pueblos, de lo contrario convivirán con conflictos e inestabilidad interna, y quizás con su propia destrucción.
Un Estado sin corrupción excesiva debe poner reglas de juego claras y firmes en materia social, por que la iniciativa privada siempre buscara el lucro y la ganancia, ahí juega un papel muy importante como mediador y defensor de los intereses de las mayorías, como lo hace el Estado Francés o del Reino Unido.
La historia nos demuestra que el desarrollo del Perú se puede dar si tomamos algunos ejemplo que han hecho otras sociedades; formamos parte de una gran cultura, el mundo se ha dado cuenta de esto, mientras que nosotros aun no, si pensamos que un país debe desarrollarse solo por sectores estamos equivocados debemos ser equitativos ese es el gran fracaso del Perú actual. El centralismo y el divisionismo solo trae debilidad y atraso; los ejemplos que hemos dado son ejemplos, reitero, que nos muestra la historia, ocurridos en distintas épocas en nuestro territorio y en otros hemisferios, lo hemos relacionado con nuestra realidad y nuestro proceso histórico, tomando en cuenta que la democracia, libertad y la tolerancia –en mayor o menor grado- han llevado a otras sociedades al progreso y desarrollo, ese esfuerzo que han hecho otras sociedades para salir del atraso y el estancamiento han elevado la autoestima colectiva. Debemos poner atención en estas lecciones, porque existen muchas diferencias entre las sociedades, pero todas pasan o pasaran por las mismas etapas de desarrollo, claro está, con sus determinadas peculiaridades, matices y características. Nosotros como seres racionales somos arquitectos de nuestro propio destino, por lo tanto debemos extraer estas enseñanzas, justamente para no ser burla de la historia -recordando a Hegel- , y más bien aprender de las que nos da ella.

martes, 17 de marzo de 2009

Los andinos y China, dos pueblos vigorosos y milenarios

En su opinión ¿cuál ha sido el impacto que la revolución francesa ha tenido en la historia? – preguntó el entonces secretario de estado de EUA Henry Kissinger, al premier Zhou estando en una ronda de negociaciones en China. Zhou respondió – Es muy difícil juzgar dichos efectos, ya que aquel movimiento no tiene aún perspectiva histórica, es un acontecimiento demasiado reciente. El párrafo anterior, nos hace darnos cuenta del cauce milenario de la historia China, dos siglos parecen ser mucho tiempo para cualquier occidental, sin embargo, para un chino parece solamente un parpadeo. Esta forma de ver su cultura los chinos es muy parecido a aquel peruano que se asume andino y asume que pertenece a una cultura milenaria al igual que la china, porque desde los primeros grupos humanos que poblaron estos territorios hace aproximadamente 20,000 años, desarrollaron una cultura autóctona y autónoma. Y, en ese proceso crearon Caral (5,000 años de antigüedad), luego aparecieron diferentes culturas desde Chavín, Wari, Chimú, etc., posteriormente hicieron su aparición Los Incas, que significaron el compendio de toda esa cultura andina, luego vino la invasión hispana la cual se asentó y se mezclo poco con la población autóctona, esa cultura ajena a la nuestra dominó el destino de los peruanos en la república hasta la actualidad.
Si analizamos objetivamente, desde la llegada de los españoles hasta la actualidad, han pasado alrededor de 5 siglos de dominio hispano, lo cual no ha dejado de acabar con nuestra herencia andina, (manifestaciones culturales, rasgos faciales, idioma quechua, etc.) de la mayoría de los peruanos, significando que 500 años dentro de 5,000 años si comenzamos a contar desde la aparición de nuestra primera muestra de civilización en Caral, viene a ser solo un parpadeo.
Con estas bases podemos afirmar que la degradación y la decadencia por la cual está pasando el peruano en este momento se pueden revertir y tener otra realidad. Porque la merecemos y porque somos una sociedad milenaria con un pasado común, podemos entonces así recuperar nuestra autoestima asumiendo esta nueva identidad y a partir de ese momento nuestra sociedad puede alcanzar los más altos niveles de desarrollo.
Debe nacer un nuevo peruano que interiorice todos estos conocimientos, comenzando a creer en el mismo, seguridad que será fruto de una autoestima alta, producto de sentirse superior por pertenecer a una gran cultura, igual como se siente un chino.
El peruano no debe dejarse llevar por la desesperanza, los pueblos milenarios como el nuestro, han pasado por largos periodos de decadencia pero han logrado superar ese estado decadente y están asumiendo un lugar protagonista en el mundo.
Este mensaje va dirigido a ti, que te sientes perteneciente a esta gran cultura andina y compartes como nosotros este sentido de pertenencia. En el Perú actual los andinos somos la gran mayoría y debemos sentirnos orgullosos de esta herencia milenaria, asumiendo que no somos parte de occidente, somos más antiguos que ellos, no formamos parte de ese mal llamado “nuevo mundo”, el que no existe, porque cuando aquí existía ya una avanzada civilización (Caral), en Europa existían todavía antropófagos, esa es la realidad, y debemos asumirlo para que comencemos a construir ese nuevo peruano.

domingo, 15 de marzo de 2009

Luis Bedoya Reyes: infausta semblanza de un apañador


Dentro de los políticos más importantes de la historia reciente de nuestro país, se menciona al fundador del PPC (Partido Popular Cristiano) Luis Bedoya Reyes.

A este señor, se le recuerda por haber realizado una buena gestión como alcalde de la ciudad de Lima allá por los lejanos años 60’, y, por haber cogobernado junto al probo, pero, a la vez inepto Fernando Belaunde Terry, en el periodo 1980- 1985. Además, Bedoya fue en cierta medida, causante de la derrota política de Mario Vargas Llosa, en las elecciones presidenciales de 1990.
Hubo un hecho en su semblanza que particularmente a nosotros nos causó enorme frustración y nos abrió los ojos sobre la clase de gamberros que existen dentro de la clase política peruana.

Hace algunos años, durante el escándalo de los famosos “vladivideos”, se mostró uno en donde justamente se apreciaba las imágenes de su hijo Luis Bedoya de Vivanco, recibiendo 25,000 dólares de parte de Montesinos, dinero que le serviría para financiar su campaña electoral que lo llevaría posteriormente a obtener la alcaldía de Miraflores.

Con semejantes pruebas, Bedoya de Vivanco fue juzgado y condenado a algunos meses en prisión.

Pero ese no fue el asunto. Lo sorprendente fue la reacción del fundador del PPC. Nosotros ingenuamente pensabamos, que la vejez es sinónimo de sabiduría, y que esos vastos conocimientos adquiridos por la experiencia de liderazgo, lo llevarían a tener un comportamiento lúcido y digno de un personaje político de su talla frente a la crítica situación de su vástago.

Esperábamos de Luis Bedoya Reyes, el descargo frenta a las acusaciones que pesaban sobre su vástago, aguardabamos las palabras precisas, esas que esten a la altura del líder y fundador de uno de los partidos más importantes de la historia reciente de nuestro país. Pero, ocurrió todo lo contrario, en el afán de defender lo indefendible ante las innegables muestras de corrupción de su hijo, el viejo líder pepecista increpó: ¡Esto es una injustica! ¡Mi hijo no ha cometido ningún delito!, Si solo ha cometido un “pecadillo”.
Para él, un acto extremo de corrupción, es solo un insignificante “pecadillo”, estas palabras nos cayeron como un balde de agua fria, y le pusieron en nuestro imaginario en ese lugar en donde habitan solo los bárbaros sudacas, con esa pecualiar escala de valores y dibujandonos, asimismo, la clase de políticos que han venido dirigiendo a nuestro país y la política peruana.

Estos desmedrados de moral y de valores, no tienen vergüenza en demostrar su baja catadura, demostrándonos que han perdido todo rasgo de dignidad en su persona.
La falta de valores y de ética de esta especie de matarifes de la nación, nos están llevando y nos llevarán a las más profundas degradaciones del ser humano.
Con este tipo de personas tan enviciadas, nunca podremos construir un país prospero y de bienestar. Este tipo de políticos nos ha conducido a este estado de corrupción generalizada que sufre actualmente nuestra sociedad.
Los políticos peruanos deben de hacerse una autocrítica racional, y decidir de una vez por un cambio en sus formas birrias de actuar. Ya no se pueden permitir este tipo de actitudes en un país, en donde cada vez más, campea los actos más repulsivos de barbarie y la impunidad de los más execrables delitos.

Queremos o no ser un pais desarrollado y civilizado; o es que en realidad queremos seguir encerrados en nuestras mansiones para seguir siendo desde la visión de occidente, unos bárbaros e inconscientes negreros.

jueves, 12 de marzo de 2009

Magaly Medina y la despedida a un “familiar”

Si tenemos que hablar del estado de degradación de algunos peruanos y sabiendo que estos en los últimos años su número ha ido creciendo, hay personajes que nos inspiran permanentemente, uno de ellos, es Magaly Medina. Hace algunas noches la observamos en un estado que nos llamó mucho la atención por lo patético y ridículo que resultó al final. Se la vió como todas las noches rumiando incoherencias, pero, esta vez dolida, aparentemente, pensábamos que se trataría de la desaparición de algún familiar, pero, gran sorpresa, las palabras emocionadas y póstumas de Magaly Medina, estaban dirigidas nada menos que a su mascota muerta recientemente.
Esta mujer, reina y representante de aquellos seres carentes de escrúpulos, nos confirma una vez más, el alto costo que significa el enriquecerse ventilando la basura a diestra y siniestra, mostrándonos una frialdad del más inconmovible de los sicarios y la ética del más desalmado traficante de pornografía infantil.
La Medina, si en algo es campeona, es, en no tener escrúpulos, nada más, y despojos como ella, solo pueden servir de ejemplo para aquellas personas de una sociedad que quieren seguir viviendo restregándose permanentemente en el fango de la corrupción y la barbarie.
Solo personajes que están en la misma condición que ella, pueden señalarle como representante de la mujer peruana,  descabellada idea que solo puede venir de una repulsiva congresista que buscando esa necesaria publicidad para una futura candidatura en las cercanas elecciones del 2011.
Pero ¿Cuándo comenzó su enfermedad? esa decadencia comenzó cuando se obsesionó por la riqueza. El maltrato a la que ella fue expuesta por su condición de migrante y el de poseer esos rasgos, desencadenaron en ella una supresión de todo lo humano. Su único objetivo sería el dinero, riqueza que lo consiguió, pero, como lo obtiene ilícitamente la puta mas requerida del burdel en aquellas pocas noches de numerosa y sedienta clientela.
Esa pobre gente que la sigue en su ignorancia no alcanza a ver estos aspectos que giran alrededor de ella, y, solo ven su cliché de chola con dinero.
Ella, si es representante de algo, -de eso estamos seguros- es de aquellos peruanos que han visto el triunfo personal simplemente como un triunfo económico, olvidándose de lo humano. En este país desordenado y podrido por la corrupción lo que más abundan son personas con dinero, pero, sin un poquito de moral y de ética que al igual que la Medina, han dejado los importantes y necesarios valores humanos, para convertirse en bestias ávidas de dinero y de poder, sin una sola pisca de escrúpulos y de humanidad. Esto nos ha llevado a vivir la crisis de violencia social que se está dando en todos los estratos y sobre todo en los más pudientes.
Aqui no se trata de hacerse el santo ni mucho menos, solo es que ya estamos cansados de tanto infeliz y miserable con billetera llena.
Si el humilde peruano toma como modelo de conducta a estas victimas  de la podredumbre moral, seguirá los mismos caminos de degradación y soledad que ellos mismos se han impuesto, olvidándose de su humanidad , y el imitador o la imitadora, terminará teniendo como único amigo y confiable familiar a un irracional podenco como aquel orate embriagado, deambulando por las calles, sin ningún rasgo de humanidad y acompañado como único testigo de su decadencia – al igual que la Medina- a un sucio y fiel perro callejero.