lunes, 27 de julio de 2009

El Perú en 1821 ¿En qué se equivocaron los padres de la patria?

Ahora que estamos en vísperas del aniversario de este estado que comenzó a formarse jurídicamente ese histórico 28 de julio de 1821, es necesario hacernos una reflexión. Han transcurrido desde aquellos acontecimientos ya casi dos siglos, en donde las derrotas, triunfos, crisis, bonanzas, gobernantes constructivos pero también destructivos se han turnado junto con periodos de libertad y periodos de tiranía; toda esta vorágine han acompañado al sobreviviente poblador peruano; en donde lo tumultuoso y lo crítico matizó mayormente nuestra historia.
Al intentar crear esta idea de estado llamado Perú a comienzos del siglo XIX los personajes que intervinieron directamente en estos hechos,tuvieron ciertas características en su formación y conducta que van ha ser determinantes en el momento de formar esta idea de nación o país que tenían en mente construir o poner la primera piedra.
Para entender cuanto influencia el pensamiento y la conducta de los hombres que tienen el trabajo de fundar un estado, compararemos dos grupos de fundadores de dos estados distintos; uno es el actual Estados Unidos de América y el otro es nuestro celebrado país, el Perú.
Comenzaremos con nombrar a los principales personajes que firmaron o tuvieron enorme participación en la elaboración de la primera constitución y en el nacimiento de los Estados Unidos, ahí tenemos a figuras como George Washington, Thomas Jefferson, James Madison, Benjamín Franklin, entre otros, al hurgar por sus biografías encontraremos que fueron muy cultos, disciplinados, liberales, filántropos y conocedores de aquellas nuevas ideas vanguardistas de la época, ideas que nacieron en la Inglaterra del siglo XVII y se consolidaron en la Francia del siglo XVIII con la Ilustración. Estos “padres de la patria” de los Estados Unidos todo ellos nacidos en distintos puntos de las antiguas trece colonias británicas, entendieron dentro de su sabiduría que la unión era la única reserva para la sobrevivencia de su joven nación. Además encontramos que los prejuicios y los estereotipos no caracterizaban sus conductas todo lo contrario eran mentes tolerantes y abiertas. Con ese tipo de ser humano fundaron ese país y le impregnaron de ese espíritu a esa naciente nación que hoy es la más importante potencia del planeta.
En los tiempos del nacimiento del estado peruano encontramos a personajes como: José Bernardo de Tagle segundo presidente del Perú, aristócrata y militar convenenciero, con pocas luces y al cual San Martin llamaría “débil e inepto”. Tenemos también a José de la Riva Agüero, fue primer presidente “de facto” del Perú, cargo que obtuvo producto del primer golpe de estado de nuestra historia, antirrepublicano, luchó de joven contra los franceses que invadían su país España, por lo tanto odiaba todo lo que sea francés sobre todo las ideas de la ilustración; con el fin de hacerse del poder no escatimó en aliarse con los propios españoles para hacer frente a Bolívar y su gesta libertadora.
José de la Mar, al cual se le conoce como el primer presidente del Perú, lucho de joven al igual que el anterior en favor de la causa española cuando Napoleón conquistaba la península ibérica, fue un militar destacado, pero, al cual las luces de la sabiduría no habían sido generosas con él.
Francisco Xavier de Luna Pizarro, Sacerdote y político peruano durante su estadía en España rechazó no solo a las huestes de Napoleón sino también todas esas nuevas ideas liberales que venían junto con ellos, fue también un conservador extremo y antirrepublicano.
Faustino Sánchez Carrión, republicano por lo tanto apegado en cierta medida a las ideas liberales de la ilustración pero con poca influencia directa y concreta en la elaboración de las primeras constituciones peruanas. Estos personajes fueron en su gran medida representantes de todas aquellas ideas que van a estar presente en el objetivo de darle ese orden jurídico al embrión de estado que se estaba gestando por esos años. El espíritu con el cual nació el Perú de ese entonces, se lo dieron estos personajes.
Los llamados padres de la patria de nuestro Perú, desde nuestra óptica se caracterizaron por su poco apego a sentirse y formar parte de una nueva nación, fueron también herederos de ese prejuicio colonial contra el mundo mestizo y andino que conformaba la mayoría de la población peruana, alejando de esta forma al nuevo país de su verdadero espíritu andino.
Eran también poco apegados a esas ideas de la ilustración que representan el vanguardismo en la política de la época y del cual los padres de la patria norteamericana plasmaron y siguieron con rigidez en sus normas y en sus leyes.
Fueron también hispanófilos desde sus primeros años y solo se unieron a la causa patriótica por presión de la coyuntura política y militar, mientras que los fundadores de los Estados Unidos estaban consientes y decididos en formar una nueva nación y le dieron ese espíritu a su nuevo país.
Esas fueron las equivocaciones que cometieron los llamados “padres” de nuestra patria, ellos nos han dejado este Perú con los problemas que hemos enfrentado y enfrentamos. Pero la historia nos da lecciones y nosotros tenemos el deber de cambiar esta realidad, tenemos la obligación de formar un nuevo país una nueva nación, en donde no se vuelvan a cometer los mismos errores, en donde la libertad y la igualdad sea base de nuestra sociedad y sobre todo la cultura y la eficiencia de nuestros gobernantes y dirigentes nos lleven por la senda del desarrollo y el bienestar.
Debemos aprender de nuestra memoria colectiva y rescatar las enseñanzas que nos servirán para construir un futuro mejor para nosotros y para nuestros hijos.

2 comentarios:

Rolando dijo...

Muy ilustrativo su articulo. Queda claro en anotar que nuestros "Padres de la patria" solo querian independizarse de españa pero no "cambiar" su mundo, por ello mantuvieron las mismas leyes que regian a la colonia, con los mismos modismo y prejuicios de aquella. En cambio los "Padres de la patria" norteamericana sin pensaron en ello, vale decir, querian un cambio de sistema, por eso en la carta de su independencia ellos practicamente copian los derechos del hombre y del ciudadano de la revolucion francesa. En el caso nuestro solo se cambiaron a los lideres pero casi en todo orden de cosas se siguió manteniendo toda la estructura politica, social y hasta militar de la colonia, que aun hasta nuestros dias ha perdurado de cierta manera y sobre todo en las mentes de nuestro lideres, de las "clases" y del pueblo en general.

Anónimo dijo...

Yo creo que los "padres del aptria" no querian independizarse de España, los que si querian eran los otros padres de la región y estos quedaron obligados.